El crecimiento de la demanda contribuye al encarecimiento del petróleo

Por Javier Díaz*
5/7/2018
*Responsable del área de Consultoría de Energía en Ayming

Durante junio, la actualidad del Brent ha estado marcada por una cita que el sector tenía marcada en rojo. El mercado del gas natural estaba atento. Se trata de la reunión del comité de OPEP del 21 de junio en Viena, previa a la reunión semestral  de la OPEP.

Este encuentro ha condicionado el comportamiento del mercado del gas durante todo el mes. La cotización del oro negro ha reflejado tanto las expectativas que había en el posible acuerdo que se alcanzara. Así como las posteriores reacciones al mismo.

Mercado del gas

El Brent se situaba en los 77 $/barril, cotización que fue cayendo hasta los 73 $/barril en los días previos. Esta corrección se producía por las expectativas que tenía el mercado del gas. Se esperaba que Arabia Saudí y Rusia impondrían su posición de flexibilizar el actual compromiso de reducción de la oferta. Aunque no se indicaron valores concretos, se esperaba un incremento de al menos 1.5 mbd.  Debía realizarse este esfuerzo para controlar la cotización del petróleo. Se evitaría así que un precio muy elevado mermase el crecimiento económico e impactase negativamente en la demanda.

EEUU había intentado presionar de forma individual. No obstante, Irán, Venezuela e Irak eran contrarios a este incremento de la producción. Lo que se confirmó cuando Irán anunció que desestimaba que se alcanzara un acuerdo. Argumentaba que la situación del mercado se debe a la tensión política introducida por Trump. En ningún casoa un posible desequilibrio entre la oferta y la demanda.

Tras la reunión se confirmaba el acuerdo de incrementar la producción en un millón de barriles diarios entre todos los integrantes. Esto supone mantener el cumplimiento del acuerdo al 100% (en mayo llegó a alcanzar el 152%).

Expectativas

El acuerdo alcanzado compensa el diferencial perdido recientemente. Sobre todo si se estima que la reducción en la oferta ha llegado a situarse recientemente en 2.8 mbd. De ellos, el acuerdo es responsable de una reducción de 1.8 millones de barriles diarios. También la debilidad de Venezuela de otro millón de barriles. Se mantiene no obstante el acuerdo de reducción de la oferta en los términos acordados desde hace más de 18 meses. Esto no cumple con las expectativas generadas en los mercados. Se esperaba que fuera bastante más ambicioso. La reacción del mercado colocó de nuevo el Brent cerca de los 79 $/barril con los que cerramos el mes.

Además, a medio plazo se estima que la oferta continúe reduciéndose hasta finales de 2019 por los embargos a Irán y la crisis venezolana. No parece que se abra un escenario que impulse la caída de precios. Podría ocurrir que las nuevas presiones que está ejerciendo Trump sobre Arabia Saudí  surtan efecto. Se produciría así  un incremento significativo de la producción de esquisto estadounidense en los próximos meses.

De hecho, recuperamos la opinión de Morgan Stanley que actualiza su previsión para el segundo semestre de 2018 hasta los 85 $/barril. Lo hace partiendo de los 77 $/barril que pronosticaba antes. Los “riesgos para los precios del petróleo están firmemente inclinados al alza”.

Por el lado de la demanda, habrá que seguir de cerca las consecuencias de la posible guerra comercial entre EEUU y China. El sólido crecimiento de la demanda durante 2018 está contribuyendo claramente al encarecimiento del Brent.

Loading...