.
miércoles , octubre 23 2019
Home / Actualidad / Iberdrola: liderando la transición hacia un modelo energético limpio, competitivo y sostenible
Iberdrola tiene en desarrollo más de 2.000 MW fotovoltaicos en España. Dos de sus proyectos serán las plantas fotovoltaicas más grandes de Europa.
Iberdrola tiene en desarrollo más de 2.000 MW fotovoltaicos en España. Dos de sus proyectos serán las plantas fotovoltaicas más grandes de Europa.

Iberdrola: liderando la transición hacia un modelo energético limpio, competitivo y sostenible

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital. Con ello ofrece los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Su apuesta por las energías limpias la convierte en una de las compañías con menores emisiones –se ha comprometido a ser neutra en carbono en 2050–. Y un referente nacional e internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad.

La compañía apuesta también por la innovación como herramienta clave para garantizar la sostenibilidad, la eficiencia y la competitividad del grupo. Solo en 2018 destinó 267 millones de euros a I+D+i y prevé invertir 4.800 millones de euros en digitalización hasta 2022.

Iberdrola está convencida de que la transición hacia un modelo energético sostenible, basado en energías renovables y que contribuya a la lucha contra el cambio climático, va a generar importantes oportunidades socioeconómicas, industriales y de generación de empleo.

Iberdrola redobla inversiones para la transición energética

La compañía se ha propuesto liderar la transición energética en España, redoblando sus inversiones, con el objetivo de consolidarse como la principal empresa renovable del país –ya lo es con más de 15.800 MW renovables instalados– y contribuir así a la descarbonización de la economía.

Iberdrola prevé desarrollar en España al menos 10.000 nuevos megavatios (MW) solares y eólicos hasta 2030. Unos años antes, para 2022, habrá puesto en marcha 3.000 MW renovables. En la actualidad, cuenta con más de 700 MW renovables en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a 7.000 MW.

El desarrollo de estos proyectos –y de otros relacionados con las redes de distribución– requerirá de una inversión de 8.000 millones de euros hasta el año 2022. En el mundo, Iberdrola invertirá 34.000 millones de euros en este mismo periodo y un 39% irá destinado a renovables.

Iberdrola quiere impulsar también la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como vía para la lucha contra el cambio climático. La compañía desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible que prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga en España hasta 2021, destinado tanto a hogares como a empresas y en espacios públicos urbanos e interurbanos.

El plan contempla el despliegue este año de una red de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida, que permitirá recorrer España en vehículo eléctrico, con la instalación de estaciones al menos cada 100 km, en las principales autovías y corredores.

La compañía opera 13.000 MW hidroeléctricos en el mundo. Algunos de sus proyectos son capaces de acumular energía eléctrica bombeando agua a un embalse superior.

Redes inteligentes, autoconsumo y movilidad

La transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente está marcando un antes y un después en el proceso de descarbonización de la economía.

Iberdrola, a través de su empresa distribuidora i-DE, ha concluido el proceso de digitalización de su red de distribución con la instalación de cerca de 11 millones de contadores digitales en España. Se trata de un proceso que sitúa al país a la vanguardia de la gestión inteligente de redes en el mundo y que ha representado una inversión de 2.000 millones de euros.

La digitalización de las redes ha transformado la relación del cliente con la energía haciéndole partícipe de un uso más responsable de la electricidad. Incide igualmente en la mejora de la eficiencia de la red y la calidad del suministro. Pero además constituye una pieza clave para hacer posible iniciativas y tendencias que están cambiando nuestra economía y nuestra sociedad, como son las ciudades inteligentes o smart cities, el vehículo eléctrico y el autoconsumo. Todo ello en base a la integración de más energía renovable, proveniente de fuentes limpias y sin emisiones de CO2.

Soluciones innovadoras

El proceso de digitalización en Iberdrola está también orientado a ofrecer soluciones innovadoras para un uso más eficiente y sostenible de la energía. El objetivo es que sus consumidores puedan gestionar el consumo de energía eléctrica de acuerdo a sus hábitos de consumo (Planes a tu Medida). También comprar paquetes ciento por ciento renovables desde el móvil (Energy Wallet). Así mismo administrar de forma eficiente la energía en el hogar mediante el control de dispositivos inteligentes (Smart Home). Al mismo tiempo impulsar el autoconsumo energético con una instalación a medida de paneles solares; instalación de baterías, mantenimiento integral y facilidades en el pago (Smart Solar). Y reservar y cargar el vehículo eléctrico (Smart Mobility).

La compañía prevé desarrollar en España al menos 10.000 nuevos megavatios MW solares y eólicos hasta 2030.

La innovación, la clave de la sostenibilidad

La innovación es una variable estratégica para Iberdrola y constituye la principal herramienta para garantizar la sostenibilidad, la eficiencia y la competitividad de la compañía.

El Plan de Innovación 2018-2022 de la compañía se encuentra alineado con los tres vectores fundamentales del proceso de transformación que vive el sector energético. El primero es la descarbonización, que lleva consigo un fuerte desarrollo de electrificación de la economía. Le siguen los avances tecnológicos, que están permitiendo reducir los costes y crear nuevas oportunidades de negocio. Finalmente la mayor conectividad del consumidor, que le dota de un gran protagonismo y capacidad de interacción.

En 2018, la compañía invirtió 267 millones de euros en I+D+i. Representa un 8,5% más que en 2017, destinados principalmente a proyectos de redes inteligentes, generación de energía renovable, energía eólica marina, digitalización, nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocio. En los últimos diez años, este volumen de recursos ha crecido alrededor de un 240%, poniendo de manifiesto la decidida apuesta de Iberdrola. Este hecho ha permitido a la compañía, además, convertirse en la energética española más innovadora y la tercera de Europa, según la clasificación anual de la Comisión Europea.

En transformación digital, Iberdrola prevé invertir 4.800 millones de euros entre 2018 y 2022 en 75 proyectos de innovación al año. Centrará su esfuerzo inversor en mejorar la operación y el mantenimiento de sus activos, implementando la analítica de datos y la inteligencia artificial. Así como en incrementar la disponibilidad de sus plantas de generación. Hasta 2017, Iberdrola ha invertido 5.600 millones de euros en digitalización.

Lea también: Iberdrola invertirá 150 millones en cuatro nuevos proyectos fotovoltaicos

Puede adquirirla impresa, en digital, suscripción digital y suscripción total.

About Esteban Yepes

Check Also

Tormenta eléctrica ocasionada por la DANA en el cielo de Santa Eulalia del Río en Baleares/Twitter

DANA se extiende con lluvias torrenciales hacia el norte y deja ya un fallecido

Mientras el temporal causado por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) se extiende hacia …