La ameba que come el cerebro
Las infecciones por Naegleria fowleri son raras, pero casi siempre son fatales / Foto: Pixabay / Archivo

La ameba que destruye el cerebro ataca otra vez

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

No es el título de una película de los años cincuenta. Es la realidad. La presencia de una ameba que destruye el tejido cerebral ha sido confirmada en una persona en Florida. El Departamento de Salud del Condado de Hillsborough anunció la infección el viernes. La “ameba que come el cerebro” está de vuelta.

La Naegleria fowleri, comúnmente conocida como la “ameba que come el cerebro” es una ameba viva microscópica y unicelular. Puede causar una infección del cerebro llamada meningoencefalitis amebiana primaria (primary amebic meningoencephalitis) que destruye el tejido cerebral. Generalmente es mortal.

Comúnmente su hábitat es el agua dulce tibia de lagos, ríos, estanques y canales. Ingresa al cuerpo a través de la nariz y llega al cerebro. Las infecciones generalmente ocurren cuando el calor aumenta por períodos prolongados, lo que resulta en temperaturas más altas del agua y niveles más bajos de agua.

Rara, pero mortal

Las infecciones por Naegleria fowleri son raras, muy poco frecuentes, pero casi siempre son fatales. Los Centros para el Control de Enfermedades informaron que de 2009 a 2018 hubo 34 infecciones en Estados Unidos.

Del total de casos, 30 se infectaron con agua recreativa, 3 personas se infectaron después de realizar irrigación nasal con agua del grifo contaminada y una persona se infectó con agua del grifo contaminada.

En Florida se han reportado 37 casos desde 1962.

Síntomas de la ameba que come el cerebro

Los síntomas iniciales comienzan aproximadamente cinco días después de la infección. Los Centros de Control de Enfermedades señalan que los primeros síntomas pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos. Los signos posteriores pueden consistir en rigidez en el cuello, confusión, falta de atención a las personas y sus alrededores, pérdida de equilibrio, convulsiones y alucinaciones. Después la enfermedad progresa rápidamente y generalmente causa la muerte en aproximadamente cinco días.

Prevención es la clave

La Naegleria fowleri infecta a las personas cuando el agua que contiene la ameba ingresa al cuerpo a través de la nariz. La infección es poco usual y generalmente ocurre cuando las personas van a nadar o bucear en lugares cálidos de agua dulce, como lagos y ríos, según el Departamento de Salud del Condado de Hillsborough y los CDC.

Se han reportado infecciones cuando las personas sumergen sus cabezas o se limpian la nariz con agua, se limpian la nariz durante las prácticas religiosas o se irrigan los senos nasales (nariz) con agua del grifo o del grifo contaminada.

La Naegleria fowleri puede crecer en tuberías, calentadores de agua y sistemas de agua, incluidos los sistemas públicos de agua potable tratados.

Posible tratamiento

Varias drogas son efectivas contra Naegleria fowleri en el laboratorio. Sin embargo, su validez no está clara ya que casi todas las infecciones han sido fatales, incluso cuando las personas fueron tratadas con combinaciones de medicamentos similares.

Recientemente, dos personas con infección por Naegleria sobrevivieron después de ser tratadas con un nuevo fármaco llamado miltefosina que se administró junto con otros medicamentos y un manejo agresivo de la inflamación cerebral.

Lea también:

Citations & References:

The Florida Department of Health Reminds Residents of the Dangers of Naegleria Fowleri - Departamento de Salud de La Florida

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

El coronavirus en España

El coronavirus sigue repuntando en España y el mundo tras el fin de los confinamientos

"Estamos viviendo un momento extremadamente difícil como consecuencia de la emergencia sanitaria", dijo Pedro Sánchez.