.
lunes , agosto 19 2019
Home / Actualidad / Domótica: hogares con materia gris para vivir inteligentemente
La domótica está cambiando la forma de vida urbana y rural. Una nueva manera de coexistir y convivir con la tecnología.
La domótica está cambiando la forma de vida urbana y rural. Una nueva manera de coexistir y convivir con la tecnología.

Domótica: hogares con materia gris para vivir inteligentemente

 

La domótica, concepto que se viene posicionando con fuerza en los entornos urbanísticos, nos coloca directamente frente a las viviendas inteligentes. Las tecnologías de punta marcan el día a día de los habitantes, haciendo nuestras vidas mucho más prácticas, confortables y seguras.

La domótica es un conjunto de desarrollos tecnológicos dirigidos a automatizar de forma inteligente las viviendas. El concepto incluye los sistemas de seguridad, la gestión energética eficiente, el bienestar y confort en el hábitat y la eficiencia en las comunicaciones.

El término domótica se acuñó gracias a la función de los conceptos domus, que significa casa en latín; y autónomo, del griego: αὐτόνομος, referido a que se gobierna a sí mismo.

Domótica y arquitectura

Uno de los matrimonios más exitosos y eficientes en la actualidad, a la luz de los nuevos desarrollos urbanos, es el existente entre la domótica y la arquitectura.

Precisamente, se trata de una unión donde ambas disciplinas se complementan para brindar una mejor calidad de vida a los habitantes de las llamadas urbes inteligentes.

En la actualidad, al diseñar, proyectar y construir viviendas inteligentes, ya no se toman en consideración solo los materiales de construcción, los cálculos matemáticos y las horas hombre.

Ahora se incorporan circuitos digitales, redes inalámbricas, electrodomésticos autorregulados y sofisticados sistemas de comunicación digitales, que pueden ser manipulados a distancia.

Control desde un dedo

En la actualidad, desde la comodidad de un dispositivo móvil, como un smartphone o una tablet, con solo tocar la pantalla se puede establecer comunicación con nuestra vivienda desde un lugar remoto. Entre los beneficios que se derivan de este sistema de comunicación tenemos:

Activación del aire acondicionado, encender el horno para precalentar alimentos, regar la grama del jardín, bajar o subir las persianas, prender la chimenea o la calefacción, hacer funcionar el ambiente musical, encender las luces.

Mientras esto sucede desde un mando a distancia en el celular, cuando estamos por salir de la oficina, nuestro refrigerador en casa —que es inteligente— hizo un escaneo automático del contenido, detectando que varios productos comestibles están por terminarse. Inmediatamente, el electrodoméstico ordenó una nueva compra al supermercado.

Ese mismo refrigerador, además se comunicó con el banco, para cancelar la compra ordenada de forma automática. Y nada de esto es producto de una película de ciencia ficción. En España y otros países esto es una realidad.

La domótica en España

Desde 1992 en España se cuenta con la Asociación Española de Domótica e Inmótica, bajo las siglas CEDOM. Una iniciativa llevada a feliz término por un grupo de empresas dedicadas a la venta y distribución de equipos tecnológicos inteligentes para viviendas.

Por su parte, la Inmótica se define como la automatización integral propiamente dicha, de inmuebles con alta tecnología.

En principio fue concebida como el Comité Español de la Domótica, de allí las siglas iniciales. Pero en el año 2001 se amplió de manera estatutaria, para incorporar nuevos fabricantes y actores involucrados en el desarrollo de la domótica en España.

Esta organización estimula y canaliza la incorporación de la domótica a la dinámica urbana de España. Además, agrupa a fabricantes de sistemas domóticos, equipos auxiliares, distribuidores, integradores, instaladores, centros tecnológicos y de formación, universidades y medios de comunicación.

Señales alentadoras

El sector de la domótica continúa en ascenso sostenido. Durante el primer trimestre del 2019, según la publicación especializada laobra.es, las compras online de productos eléctricos y electrónicos relacionados con la domótica aumentaron en un 30 por ciento.

Según la publicación, en España se está generando un gran cambio de hábitos, motivado por la universalización de las nuevas tecnologías. Como ejemplo de esto: el despertador, la agenda, el asistente personal y más, ahora funcionan coordinadamente desde un smartphone.

En este sentido, España es el quinto país del mundo donde sus habitantes pasan más tiempo utilizando el teléfono inteligente, según un informe realizado por el portal de estadísticas e investigaciones de mercados Statista.

Divulgando la domótica en España

Precisamente, a finales del mes de junio se realizó el V Congreso Ciudades Inteligentes, en el Ayuntamiento de Madrid, con una asistencia masiva de público interesado en el tema de la domótica; lo que confirma el avance y consolidación de la implantación de las ciudades y territorios inteligentes en España.

El sector vinculado a la construcción de entornos habitables —por llamarlo de otra manera— con materia gris, considera esencial que en España se establezca una coordinación estratégica con una visión holística en el desarrollo de los proyectos de ciudad inteligente.

Respaldo inteligente

Además, se contó con el patrocinio de importantes firmas vinculadas al sector tecnológico, como Kapsch, ETRA, Geotab, Ibermática, Mastercard, T-Systems, ABB, Amazon Web Services, Esri, Ikusi, Trafic, Envira y NEC. Este evento tuvo —adicionalmente— el apoyo institucional del Ayuntamiento de Madrid, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Igualmente, contó con el respaldo del Ministerio de Fomento; la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), del Ministerio para la Transición Ecológica; el Imserso-Ceapat del Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social; así como también la Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segitur), del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Entre las redes colaboradoras de esta iniciativa tecnológica se encuentran: la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), la Red de Iniciativas Urbanas (RIU), la Red de Ciudades Ciencia e Innovación (Red INNPULSO), la Red Destinos Turísticos Inteligentes (DTI), así como el Grupo Interplataformas Ciudades Inteligentes (GICI).

Este evento permitió mostrar el alto grado de madurez en los proyectos de las ciudades inteligentes en territorio español. Igualmente, para conocer las últimas iniciativas puestas en marcha por administraciones y empresas, en alianzas públicas y privadas, así como también para confirmar el avance del sector para dotar de inteligencia también a los territorios rurales.

Los hogares domotizados hacen la vida más confortable y segura.

Aportes de la domótica

La domótica contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, facilitando el ahorro energético. Se establece una gestión inteligente de la iluminación, la climatización, el uso del agua caliente, el sistema de riego, así como el desempeño de los electrodomésticos.

Por otro lado, los sistemas inteligentes incorporados a las viviendas, aprovechan mejor los recursos naturales, utilizando las tarifas horarias de menor coste, reduciendo de esta manera la factura energética.

Además, gracias la monitorización constante del consumo energético, se obtiene valiosa información. Esto nos permitirá optimizar nuestros hábitos y aumentar el ahorro y la eficiencia, contribuyendo con el medio ambiente.

En el caso de las persona con discapacidad, la domótica también hace sus valiosos aportes. A estas personas se les facilita el manejo de cierto tipo de equipos en el hogar, ajustando el entorno a sus necesidades, como mesas y sillas que se adaptan automáticamente a una altura determinada.

Incluso, se ofrecen servicios de teleasistencia para quienes lo requieran. También se puede contar con ascensores internos, rampas de acceso o sillas motorizadas conectadas a servicios de salud o emergencia.

Seguridad ante todo

La domótica interviene favorablemente en la seguridad. Se cuenta con vigilancia automática de personas, animales y bienes, así como de incidencias y averías.

Se monitorean, además, controles de intrusión, cierre automático de cerraduras, simulación dinámica de presencia, fachadas dinámicas, cámaras de vigilancia, alarmas personales, entre otras.

También se cuenta con alarmas técnicas. Estas permiten detectar incendios, fugas de gas, inundaciones de agua. Incluso, ubica fallos del suministro eléctrico, sin que esté una persona presente. Una forma eficiente de alertarle a distancia, sobre cualquier irregularidad.

En definitiva, la domótica está cambiando la forma de vida urbana y rural. Una nueva manera de coexistir y convivir con la tecnología y el entorno en los hogares inteligentes, para el confort, la seguridad y el bienestar de los habitantes. Y España, también apuesta por esta futurista forma de vida ya en el presente.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Con ahorro energético se hacen las ciudades inteligentes

Con ahorro energético se hacen las ciudades inteligentes

Check Also

Inflación cae en 1% en la eurozona presionando al BCE a tomar medidas

Eurostat publicó que la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó este …