.
domingo , mayo 19 2019
Home / Actualidad / Las grandes incertidumbres del 2019

Las grandes incertidumbres del 2019

Si algo tiene de particular 2019 es que la incertidumbre es mayor que nunca. A la vuelta de la esquina está la posibilidad de un Brexit no negociado, que tendría un impacto económico significativo para el Reino Unido. Nuestras previsiones de crecimiento, que ya hemos revisado a la baja recientemente, se verían significativamente afectadas hasta quedar en el entorno del 0,5%. Una libra esterlina más débil se traduciría en una menor demanda de importaciones del Reino Unido y en un euro relativamente más fuerte que empeoraría la competitividad de las exportaciones de la eurozona al Reino Unido. El efecto de un ‘Brexit duro’ sobre las previsiones de crecimiento de Gran Bretaña en 2020 sería de 2,1 puntos porcentuales. La debilidad de la libra esterlina mitigaría parte del impacto negativo en el comercio, pero elevaría la inflación por encima del 4%, limitando el poder adquisitivo del consumidor. Solo los probables incentivos fiscales y monetarios amortiguarían el impacto del Brexit, evitando la recesión.

La Unión Europea se vería afectada de manera menos severa e inmediata por un Brexit duro. Paradójicamente, en 2019 tendría un impacto positivo de 0,17 puntos porcentuales en el crecimiento de la eurozona, debido a la inversión desviada del Reino Unido a otros mercados europeos. En 2020, este efecto en la eurozona se revertiría rápidamente con una caída de 0,35 puntos porcentuales. El euro también se depreciaría, aunque sea menos que la libra esterlina, lo que impulsaría las exportaciones de la eurozona a otros mercados, compensando en parte los efectos negativos del Brexit en las economías abiertas más pequeñas como las de los Países Bajos o Bélgica. El efecto sería más agudo en las economías con los vínculos comerciales y de inversión más estrechos con el Reino Unido, especialmente Irlanda, con un retroceso de 1,4 puntos porcentuales en sus previsiones de crecimiento. En Bélgica o Portugal el retroceso se limitaría a 0,3 puntos porcentuales y en Países Bajos, Alemania, Francia, España e Italia a 0,2.

La proximidad del Brexit, la magnitud de este riesgo regional que tanto ocupa y preocupa al tejido productivo europeo, está desenfocando otros riesgos globales que se han incrementado en el último semestre. La guerra comercial entre Estados Unidos y China se desarrolla a medida que el repunte de la bolsa estadounidense comienza a tambalearse. La proliferación de la guerra comercial es el principal riesgo global, de acuerdo con nuestros analistas. Si Estados Unidos implementa aranceles más altos sobre las importaciones chinas o expande los aranceles actuales a otros productos, China responderá con contramedidas. Otra posibilidad es que Estados Unidos se aparte de la tregua con la Unión Europea. En cualquiera de estos casos, el crecimiento global sufriría un serio golpe, claramente superior al 0,5% en 2018 y al 0,8% en 2019.

El segundo mayor riesgo global tiene que ver con una política monetaria descontrolada de Estados Unidos, para combatir posibles efectos de la guerra comercial como un crecimiento de la inflación o una caída de la demanda, que tendría efectos en la economía global. El crecimiento de los emergentes ya está bajo presión debido a los ajustes de la Reserva Federal y la probabilidad de que la política monetaria cause una turbulencia mundial sigue aumentando. Además, crece el riesgo de una gran corrección de los mercados financieros, que afectaría especialmente a los mercados emergentes; las incertidumbres geopolíticas derivadas de la ruptura de Estados Unidos con sus aliados tradicionales y las tensiones intraeuropeas, donde el Brexit es solo una parte, y la volatilidad del precio del petróleo.

La gran paradoja es que, pese al incremento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el único riesgo global que se ha reducido en el último semestre es el de un aterrizaje forzoso en China. Las autoridades chinas han demostrado que son capaces y están dispuestas a defender los objetivos de crecimiento del PIB establecidos para su economía. Por lo tanto, consideramos poco probable un aterrizaje forzoso de la economía china, entendida como un crecimiento del PIB entre el 4% y el 4,5%. Aun así, los estímulos para lograr el crecimiento aumentarán las vulnerabilidades financieras. Eso obligará a las autoridades chinas a tomar medidas más agresivas para restringir el crecimiento del crédito en el futuro, lo que traerá de nuevo la posibilidad de un aterrizaje duro. Por eso, no podemos descartarlo.

Ante tanta incertidumbre, el seguro de crédito juega un papel cada vez más relevante. Un dato: las últimas estimaciones de la Unión de Berna dicen que las aseguradoras de crédito proporcionamos un 18% más de soporte asegurador a la exportación. Un 95% de esas coberturas se corresponde con pequeñas ventas a crédito de bienes y servicios de empresas que rara vez salen en los periódicos, pero que construyen el futuro de nuestra economía. Saben que no hay países ni sectores buenos o malos. Hay buenos o malos clientes finales que una aseguradora de crédito te ayuda a identificar y estrategias de internacionalización adecuadas a las capacidades de cada empresa española. Y lo decimos con conocimiento de causa, como aseguradora de crédito interior y a la exportación líder en España. Más de 8.000 exportadores españoles, uno de cada dos asegurados por la compañía, utilizan nuestros servicios de internacionalización que les permiten analizar su capacidad exportadora, diagnosticar fortalezas y áreas de mejora o identificar sus mercados potenciales.

En Crédito y Caución hemos ido más allá que ningún otro operador. Lo último que hemos lanzado es una herramienta para generar mapas de mercado potencial a medida en los principales mercados de la exportación española. Una herramienta para que cada empresa sepa a quién puede venderle su producto o servicio en cualquier lugar del mundo aplicando técnicas de big data y geolocalización. Los clientes que ya la están usando están generando incrementos del 10% en su facturación, porque descubren muy rápidamente nuevos clientes. Nadie dijo que operar en el mundo global fuese a ser sencillo. Por eso, en el siglo XXI, herramientas como el seguro de crédito son cada vez más imprescindibles en el día a día de miles de empresas.

Check Also

Eurovisión

España suma una nueva decepción en Eurovisión

España volvió a sufrir una nueva decepción en el Eurovisión 2019. Aunque La Venda de …