Las mascarillas no serían tan eficaces contra la tos

La mascarilla no lo es todo ante un ataque de tos. Aunque es considerado un artículo esencial en la protección contra las enfermedades virales, no protege completamente, sobre todo si los ataques son seguidos y fuertes.

Así concluyeron dos miembros de la Universidad de Nicosia, de Chipre, que investigaron cuán buena es la mascarilla ante la tos. “Sin la mascarilla, la tasa de penetración de las gotas respiratorias aumenta con los ciclos de tos y tiende a disminuir después de varios ciclos”, afirmaron.

Los resultados cobran importancia en este momento cuando aún sigue la pandemia de la COVID-19 y se ha recomendado, entre otras medidas, el uso de este producto para evitar y controlar la propagación del nuevo coronavirus. Uno de los síntomas de la enfermedad es la tos, los estornudos y la dificultad al respirar.

Talib Dbouk y Dimitris Drikakis, autores del artículo, que se publicó recientemente en Physics of Fluids, investigaron por computadora la ruta de las gotas de saliva en un ataque de tos leve y diez ciclos alrededor y a través de la mascarilla.

No tanto la tos, sino lo seguido

De acuerdo con el artículo, se valieron de una mascarilla que contiene un material filtrante, permeable al aire, y que estaba hecho de capas fibrosas y porosas.

Se determinó que la ruta de fluido de las gotas de saliva y la continuidad de la tos repercuten notoriamente en la eficacia de la mascarilla. Determinaron que sí protege de los ataques de tos, sobre todo del primero, pero que muchas gotas se esparcen alrededor y lejos de la cubierta durante continuos ataques.

“Mostramos que el uso de las mascarillas reducirá la transmisión de las gotas de saliva en el aire y protegerá al usuario de las gotas que otras personas expulsan. Sin embargo, muchas gotas se esparcen alrededor y lejos de la cubierta durante los ciclos de tos. Por lo tanto, el uso de la mascarilla no protege completamente, y el distanciamiento social sigue siendo importante durante una pandemia”, señalaron.

“¡La tos repetida degrada gravemente la eficacia de la mascarilla”, afirmó Talib Dbouk, coautor del artículo

El distanciamiento social es otra de las recomendaciones que más se han hecho para evitar la propagación de la COVID-19. Así, se aconseja que las personas guarden una distancia de entre 1 y 2 metros.

La Organización Mundial de la Salud recomienda, a su vez, el uso masivo de la mascarilla de tela en los sitios donde aún hay contagios y que estén cerrados o muy concurridos.

En el caso del personal sanitario, aconsejó el uso de la mascarilla médica en los recintos asistenciales de los lugares donde aún haya contagios y rebrotes. Sin embargo, Dbouk y Drikakis advirtieron que, aun cuando se tenga la mascarilla puesta, la poca eficacia de este artículo ante los continuos ataques de tos hace que el personal sanitario se vea aún más comprometido.

También advirtieron que se debería esperar una menor eficacia de la mascarilla en los ataques de tos fuerte y cuando se usa por mucho tiempo.

La mascarilla no ayudaría del todo, pero sí en mucho

Los investigadores establecieron, de acuerdo con el artículo, que la mascarilla tiene otros beneficios: 1. Ayuda a que las gotas de saliva disminuyan en cantidad durante los ataques de tos. 2. El diámetro de las gotas de saliva es mayor en los ataques de tos cuando no se usa la mascarilla.

A su vez, hicieron referencia a la distancia a la que se transmiten las gotas de saliva con o sin mascarilla:

  • (Cuando no se tiene la mascarilla puesta), las gotas viajan alrededor de 70 centímetros.
  • (Con la mascarilla puesta), la mayor parte de las gotas viajarán aproximadamente la mitad de la distancia.
  • Sin embargo, en ambos casos, todavía hay gotas aisladas que se transmiten más allá de 70 centímetros.

La mascarilla bien puesta sigue siendo eficaz. Así lo afirmaron ambos articulistas y esto coincide con la recomendación que organismos internacionales hacen sobre el buen uso de este implemento.

“La mascarilla bien puesta es importante. Si existen algunas aberturas pequeñas, puede conducir a una fuga adicional de gotas alrededor de la mascarilla, que no se puede ignorar. Contribuye a una reducción adicional en la eficacia de la mascarilla con respecto a la reducción de la eficacia por el comportamiento cíclico del ataque de tos.

No es totalmente segura, no confiarse

La mascarilla también proporcionará una mayor protección al usuario, dado que bloquea las gotas que otra persona expulsa y desacelera aún más (la recepción de las gotas del otro)”, dijeron.

Ambos investigadores hacen las siguientes conclusiones:

1. Aunque la mascarilla reduce la transmisión de las gotas de saliva al toser, igualmente algunas se transmitirán. Esto es muy importante en los ambientes interiores y exteriores.

2. Las gotas de saliva se pueden transmitir a varios metros de la persona debido a las condiciones del viento. Por tanto, el distanciamiento social sigue siendo clave en contra de la pandemia que esté avanzando.

3. El personal de salud necesita un equipo completo de protección individual.

Asociación de Médicos Unidos por sus Derechos: "La contratación de médicos es una emergencia"
Advierten que el personal sanitario debe tener el equipo de protección completo y que la mascarilla no los protege por completo del efecto de los ataques de tos

Recientemente una investigación científica publicada en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos afirmó que la mascarilla protege más por sí sola que cualquier otra medida de contención.

No obstante, señalaron que de todas formas se deben usar las medidas recomendadas en conjunto como un modo probable de mayor prevención: uso de mascarillas, distanciamiento social, cuarentena y rastreo de las personas con las que los contagiados han tenido contacto.

La COVID-19 en el mundo

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) informó que desde el 31 de diciembre de 2019 hasta este 17 de junio de 2020 van 8.142.129 casos confirmados y 443.488 fallecimientos.

Hasta el momento, América es el continente con más casos: 3.987.543. Le siguen en número de casos: Europa con 2.218.190; Asia, 1.668.135; África, 258.737; Oceanía, 8.828 y otros con 696.

En este momento también se ha hablado de rebrotes en Roma, Italia, uno de los más afectados en Europa, y en Pekín, China, país donde se originó el coronavirus a finales de 2019.    

Lea también:

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Adriana Ramirez

Areas of Expertise:

Mundo
Cultura
Redacción Empresarial

Location Expertise:

Venezuela
Madrid, España
Iberoamérica

Official Title:

Editora y redactora de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolana radicada en Venezuela. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Especialista en Documentales Históricos. Universidad Complutense de Madrid. Editora y redactora de las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Con gran experiencia en la edición de textos cobertura de las fuentes Educación, Internacional y Derechos Humanos para el periodico El Nacional y la revista Yacatecuhtli. Premio Oscar Guaramato editora de textos de la revista Todo en Domingo 2014 y el diario El Nacional 2017. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

desplazadas izquierdas en Galicia y el País Vasco

Las izquierdas fueron desplazadas “sin paliativos” en Galicia y el País Vasco

Vox entró en el Parlamento de Euskadi con un representante y la formación de Iglesias perdió cinco escaños