martes , diciembre 11 2018
Home / Lifestyle / Anthony Bourdain muere a sus 61 años
Anthony Bourdain

Anthony Bourdain muere a sus 61 años

Cambio16
08/06/2018

Johnny Depp encarna al hombre Sauvage de Dior

Sin pelos en la lengua. Sin reservas. Su distinguido humor negro era una estrella en su bandera. Con Anthony Bourdain se rompió el molde de los presentadores de televisión. Y para desgracia del mundo, no volveremos a ver sus aventuras gastronómicas. Anthony Bourdain ha muerto a sus 61 años. Estaba en Estrasburgo, Francia, en pleno rodaje de su serie Parts Unknown para la cadena CNN. Las autoridades de la región francesa de Alsacia confirmaron su muerte en el hotel de lujo Le Chambard en Kaysersberg.

“Con extraordinaria tristeza confirmamos la muerte de nuestro amigo y colega, Anthony Bourdain. Su amor por la aventura, los nuevos amigos, la buena comida y bebida y sus notables historias sobre el mundo lo convirtieron en un narrador único. Sus talentos nunca dejaron de sorprendernos y lo extrañaremos mucho. Nuestros pensamientos y oraciones están con su hija y su familia en este momento increíblemente difícil”. Fue la declaración oficial de CNN.

“Por favor, coman todo lo que puedan”

No es sencillo hablar sobre él en pasado. Pero Bourdain era un entusiasta, un crítico mordaz. Con argumentos sólidos. Generaba debate. Le gustaba la política y la igualdad social, no en vano fue un pilar en el movimiento #MeToo. Y nunca escondió su pasado.

En el año 2000 publicó el libro Kitchen Confidential para exponer una mirada desde la cocina de los restaurantes. Sus revelaciones fueron un hit entre el público ligado a la cocina. Por ejemplo, recomendó no comer pescado los lunes, pues es probable que sea una pieza remanente del fin de semana. Y así, un montón de secretos que a más de uno dejó con la boca desencajada. Pero quizá lo que más impactó a los lectores fueron sus revelaciones sobre el abuso de las drogas y el alcohol. Como consecuencia, el vocabulario directo y desenfadado convirtieron a Bourdain en una celebridad. De un libro a la televisión. Y de la televisión directo a la mesa -y el corazón- de millones de fanáticos.

Trabajó para Food Network. Luego se mudó a Travel Channel con el programa Sin reservas donde ganó dos Emmy. Posteriormente, en 2013, llegó a las pantallas de CNN con Parts Unknow que ya figuraba con la 11° temporada. Bourdain se casó dos veces. Y tiene una hija llamada Ariane. Su más reciente relación la tuvo con Asia Argento, una actriz italiana. Así fue su reacción: “Anthony dio siempre lo mejor de sí. Su brillante e intrépido espíritu inspiró a mucho. Su generosidad no conocía límites. Él era mi amor, mi roca, mi protector. Estoy más que devastada. Mis pensamientos están con su familia. Me gustaría que respeten su privacidad y la mía”.

La mesa de luto

La muerte de Anthony Bourdain estremece la gastronomía mundial. Muchos chefs y personalidades han utilizado las redes sociales para expresar la conmoción de la noticia. Por ejemplo, Andrew Zimmern escribió: “Tony era una sinfonía. Ojalá todos lo hubieran visto. Era un verdadero amigo”. En 2007 Zimmern apareció en un episodio de Sin reservas con Bourdain en la ciudad de Nueva York.

La cocinera británica Nigella Lawson también quedó muy afectada. Incluso se alejará de Twitter un tiempo después de este lamentable hecho. “Mi corazón está roto por la muerte de Tony Bourdain. Un momento insportable para su familia y su novia”.

El Iron Chef estadounidense Geoffrey Zakarian publicó: “Anthony Bourdain era un chef contemporáneo, un amigo y un icono. Él tenía una singularidad que abrió muchos mundos para muchas personas a través de la comida y la hospitalidad. Es un día triste y mi corazón se aflige por su familia”.

“Debo decir que estoy en shock al oír que Anthony Bourdain acaba de morir. Él rompió el molde. Impulsó la conversación culinaria. Descansa en paz, chef”. Fueron las palabras del chef Jamie Oliver.

También otro de sus amigos, el chef Gordon Ramsay, utilizó Twitter para promover la búsqueda de ayuda ante situaciones conflictivas. “Aturdido y entristecido por la pérdida de Bourdain. Él trajo el mundo a nuestras casas e inspiró a tanta gente a explorar culturas y ciudades a través de la comida. Si necesitas ayuda, estás a una llamada de distancia”.

Por consiguiente, David Chang, José Andrés, Tom Colicchio, Marcus Samuelsson, Carla Hall, Ruth Reichl y Christine Teigen son otros de los amigos que han mostrado su cariño y condolencias a través de las redes sociales.

In memoriam: Bourdain nos recuerda cómo es la buena comida

Quién sabrá cuántos artículos, notas y críticas escribió este genio nacido en Nueva Jersey. Por fortuna, sus escritos son tan buenos y profundos como la comida que probó en sus aventuras. Sin embargo, rescatamos un breve fragmento de sus memorias más sobresalientes. La redactó para The New Yorker en 1999. No comas antes de leer esto es un recuerdo que sobrevive a su legado.

“La comida, la buena comida, se trata de sangre y órganos, crueldad y decadencia. Se trata de grasa de cerdo, quesos crema malolientes e hígados distendidos de animales jóvenes. La buena comida se trata del peligro: arriesgar las fuerzas oscuras y bacterianas de la carne de res, pollo, queso y mariscos. La gastronomía es la ciencia del dolor“.

Anthony Bourdain tenía toda la pinta de chico malo. “Dejé la universidad y me transferí al Culinary Institute of America. Quería todo: cortes y quemaduras en las manos y las muñecas, el macabro humor de la cocina, la comida gratis, el alcohol robado, la camaradería que florece dentro de un orden rígido y un caos que destroce los nervios”. Lo decía en sus entrevistas. Apróximadamente llegó a trabajar hasta 13 horas como cocinero en Nueva York y en otros lugares de Estados Unidos.

Frente a su fama, la voz de Bourdain resonó en muchos ámbitos. Hasta le enseñó a Obama las reglas básicas para comer un plato típico vietnamita. Todo sucedió en 2016, durante un capítulo de Parts Unknown. Como resultado, ambos líderes cenaron en un restaurante en Hanoi, Vietnam. Comieron bun cha, un plato de cerdo, fideos de arroz y verduras cocidas. Gastaron 6 dólares en el menú. Brindaron con un par de cervezas locales.

Cocinar, comer y viajar

Anthony Bourdain será recordado por su paladar y su dieta carnívora. Por sus líneas sin tapujos y el respeto a las tradiciones culinarias. Extrañaremos su crítica constructiva. Pero conservaremos su avidez y apreciación de todo lo que le servían en un plato. Por suerte, hizo mucho bien a este mundo. Por mucho que veamos otros shows, sus programas serán insuperables.

Ahora bien, ¡qué se calienten las cazuelas! A Bourdain le encantaban las costillas, el tocino, la parrilla y todo lo que cruja con un mordisco. Finalmente, nos despedimos con una de sus máximas: “Tu cuerpo no es un templo, es un parque de atracciones. Disfruta el viaje”.

Adiós, chef.

Check Also

Montblanc

Montblanc redefine la elegancia conectada con su nuevo smartwatch

Summit 2 de Montblanc es una nueva interpretación digital de la relojería fina. Es llamado …