jueves , noviembre 15 2018
Home / Lifestyle / Carlos de Gales, el príncipe que más tiempo ha esperado por ser rey cumple 70 años
En esta foto de archivo, el príncipe Carlos participa en una ceremonia en Darwin, Australia, el 10 de abril de 2018. REUTERS/Phil Noble

Carlos de Gales, el príncipe que más tiempo ha esperado por ser rey cumple 70 años

Este 14 de noviembre el príncipe Carlos cumple 70 años de edad. Hijo de la reina Isabel II, que a sus 92 años goza de buena salud y no tiene planes de abdicar, Carlos de Gales ha pasado más tiempo que cualquiera de sus predecesores como primer heredero al trono, en una familia real que se remonta a 1.000 años atrás.

Carlos Felipe Arturo Jorge, duque de Cornualles, duque de Rothesay, conde de Carrick, barón de Renfrew, conde de Chester, señor de las islas y príncipe y gran mayordomo de Escocia, son otros de los títulos que se le otorgan. Nació en el Palacio de Buckingham el 14 de noviembre de 1948.

Tenía cuatro años de edad cuando su abuelo Jorge VI falleció y su madre ascendió al trono un año después, coronada a los 25 años de edad reina de 16 reinos.

Según reseña Reuters, el príncipe Carlos detestó su remoto colegio escosés, Gordonstoun, al que también acudió su padre. Años después, se convirtió en el primer heredero real en obtener un título, luego de estudiar en la Universidad de Cambridge.

“Tenemos mucha suerte de que no haya sido rey”

Por un lado, los monárquicos temen que no sea un buen rey, mientras que los republicanos más bien esperan que así sea. Por otra parte, sus admiradores esperan que sus dotes de sabiduría, consideración y preocupación por el medio ambiente lo harán merecedor del apoyo público.

“Francamente, tenemos mucha suerte de que no haya sido rey, porque mientras que la reina ha sido la monarca más ejemplar y ha mantenido el aprecio del pueblo por la monarquía, creo que Carlos lo socavaría”, dijo Tom Bower, autor de “Rebel Prince”, una biografía no autorizada.

Estos textos no oficiales describen al príncipe como un hombre arrogante y débil, que disfruta de los símbolos del lujo, es intolerante ante las críticas y un devoto de teorías extrañas.

“Mi problema es que considero que hay muchas cosas que hay que hacer o por las que luchar”, sostuvo Carlos.

Su pasado y presente se ve eclipsado por la trágica muerte de su primera esposa, la princesa Diana, el agrio final de su matrimonio y las hostilidad persistentes desde algunos sectores hacia su actual compañera, Camila, la duquesa de Cornualles.

“Se te acusa de ser controvertido simplemente por tratar de llamar la atención sobre cosas que no son necesariamente parte del punto de vista convencional”, pronunció el príncipe de Gales en una entrevista para la revista GQ en septiembre.

“Es complicado”

“Cuando estás en una posición pública tan expuesta como él, la lealtad y la deslealtad es una situación bastante compleja”, consideró un exasesor del heredero que trabajó junto a él durante muchos años.

Sus partidarios lo ven como una presa fácil, que con cada acción, gesto o expresión es escudriñado por medios a menudo antipáticos. “Hay un montón de cosas que simplemente no son ciertas”, agregó el excolaborador en condición de anonimato. Destacó que los detractores simplemente optaban por ver sus actividades bajo una perspectiva negativa.

“Es complicado. Rara vez he conocido a alguien tan curioso sobre el mundo como él y ansioso por saber qué está pasando y por qué. Más que nada, tiene este impulso, es extremadamente trabajador”, añadió. A la vez, contó que una vez recibió una llamada de trabajo en Navidad.

Si en algo coinciden amigos y enemigos, es en la devoción por el deber del príncipe Carlos. Su día de trabajo empieza con el desayuno, no almuerza y culmina cerca de medianoche.

En su vida privada, disfruta del arte, la cultura, el teatro, la literatura, la ópera y el pop. Aseguran que también es un admirador del poeta, novelista y cantante, Leonard Cohen.

El exayudante sostiene que, feliz en su jardín, le encanta Shakespeare y pinta acuarelas. Ha escrito algunos cuentos para niños. Puede tener un mal genio y ser exigente, pero también es divertido.

“La gente habla con razón sobre el privilegio y el dinero y los palacios y los Bentley. Es un privilegio, pero conlleva una gran carga. Nunca desearía esa vida a nadie”, concluyó el exayudante.

A una semana para su cumpleaños, el príncipe Carlos se encuentra en Nigeria junto a su esposa Camila, como última escala en su gira por África.

Antes de llegar allí, la pareja visitó Ghana y Gambia, con lo que siguen los pasos de la primera ministra británica, Theresa May, quien también visitó tres países africanos entre agosto y septiembre para fortalecer las relaciones de Reino Unido con el continente a pocos meses para el Brexit.

Lea también: Príncipe Enrique resaltó la amenaza del cambio climático en su visita a la isla Fiyi

La majestuosa boda real de la princesa Eugenia en Windsor

Check Also

“The Conners” inicia nueva temporada con la muerte de Roseanne

La reconocida familia de los Conners volvió este martes a la televisión sin su principal …