Los españoles son pesimistas respecto al futuro, el empleo y sus hogares

Les creen más a los científicos que al Gobierno y ven desaparecidas sus expectativas de ahorro.