.
lunes , mayo 20 2019
Home / Actualidad / Policía política de Maduro detiene a periodista venezolano-español Luis Carlos Díaz
Luis Carlos Díaz
Desde el 23 de enero más de 40 trabajadores de la prensa habrían sido víctimas de violaciones de DDHH

Policía política de Maduro detiene a periodista venezolano-español Luis Carlos Díaz

El periodista y defensor de DDHH, Luis Carlos Díaz, se encuentra detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) ubicada Caracas. El activista, un ciudadano venezolano-español, fue trasladado a ese centro durante la madrugada de este martes, 12 de marzo. Ello, luego de ser allanada su residencia en la capital de Venezuela.

En un boletín de prensa, el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) informó que la denuncia de la desaparición del periodista fue hecha por su esposa Naky Soto, alrededor de las 10 de la noche del lunes. Posteriormente, efectivos del Sebin practicaron un allanamiento en su vivienda, a las 2:30 de la madrugada de este martes.

La comisión del Sebin llegó a las 2:00 de la mañana de este martes, 12 de marzo, al edificio donde habitan Díaz y Soto. Allí estaban el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp), Marco Ruiz, y la directora general del portal de noticias Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes.

Provea acudió al sitio de los hechos después del operativo. Allí pudo recoger el testimonio de Soto. Según sus declaraciones, los efectivos presentaron una orden de allanamiento y dos testigos, además de trasladar esposado a Díaz para que presenciara el procedimiento, en el cual requisaron 4 teléfonos celulares, 3 laptops y 1 disco duro, según quedó constado en el acta, como corroboró uno de los testigos.

La detención se produjo a su salida de Unión Radio

Según la ONG Espacio Público, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvieron a Luis Carlos Díaz. Ello, luego de su salida de la sede de la emisora Unión Radio. Esto, a las 5:30 de la tarde del lunes, en Caracas.

Naky Soto, esposa de Luis Carlos Díaz, denunció a través de Twitter la desaparición. Allí detalló que estuvo tranquila hasta que la llamaron de la emisora para informar que el periodista no había llegado al operativo especial que realizaría la emisora para informar sobre la situación relacionada con la crisis de la energía eléctrica.

Luego de transcurridas 9 horas desde la desaparición, 16 funcionarios del Sebin se presentaron armados en su residencia. Allí realizaron un allanamiento, en el que se llevaron 4 teléfonos celulares, 3 laptops, 1 disco duro y dinero en efectivo, entre otros objetos personales. Díaz aseguró que de la incautación de equipos y dinero no habría quedado constancia oficial.

En el hecho, atacaron a la periodista Luz Mely Reyes, quien estaba transmitiendo en vivo lo que ocurría en la vivienda. Soto informó que los efectivos llevaron esposado a Díaz, para que estuviera presente durante el procedimiento. Estos mismos le informaron que lo trasladarían a la sede del Sebin en El Helicoide.

El periodista recibió amenazas, el pasado mes de febrero, por parte del portal Lechuguinos.com (afecto al Gobierno) y en las redes sociales, por exponer en sus perfiles personales pruebas que muestran que el principal proveedor de internet del país, la estatal CANTV, estuvo redireccionando a sus usuarios que querían registrarse en la plataforma de voluntariado que promueve el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó para el ingreso y distribución de la ayuda humanitaria.

Luis Carlos Díaz habría recibido tratos crueles

Soto pudo conversar brevemente con su esposo Luis Carlos Díaz. Éste le relató que lo detuvieron cuando se desplazaba cerca de la embajada de Corea, en el Country Club, cuando se desplazaba en bicicleta a su domicilio.

También le confirmó que habría sido víctima de tratos crueles y degradantes durante su detención. La información suministrada por los funcionarios durante el allanamiento es que Díaz, supuestamente, habría cometido “delitos informáticos”.

De acuerdo a Soto, Díaz pudo informar que lo detuvieron se desplazaba en bicicleta a su domicilio. Asimismo, le confirmó que lo golpearon durante su detención.

Criminalización de la información

Reseñas en las redes sociales señalan que el pasado 8 de marzo Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, criminalizó públicamente a Díaz. El dirigente maudurista aseguró que el comunicador era responsable de la avería de la represa del Guri, que originó la interrupción del suministro eléctrico en Venezuela durante varios días.

Según otra organización, Espacio Público, Luis Carlos Díaz fue hostigado en febrero pasado. Ello por revelar prácticas de phishing desde la estatal Compañía Anónima Teléfonos de Venezuela (Cantv).

Colegas y activistas de los derechos humanos acompañaban a Naky Soto en su convocatoria a apostarse en las puertas de la Fiscalía, en el centro de Caracas, este martes 12 de marzo, desde las 11:00 horas (15:00 GMT). Allí exigían la libertad de Luis Carlos Díaz.

Soto también solicitó a los funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en DDHH, que visite al comunicador en El Helicoide, donde está recluido. Les pidió que constataran su integridad física y psicológica.

La información suministrada por los funcionarios durante el allanamiento es que Díaz, supuestamente, habría cometido “delitos informáticos”.

En las próximas horas debería ser trasladado a un tribunal para ser presentado al Ministerio Público. Esta instancia debería formalizar los cargos contra el defensor de DDHH, o dejarlo en libertad.

Ésta sería una más en la larga lista de detenciones arbitrarias que han sido cometidas por el régimen de Maduro. Así lo denunció Marco Ruiz, en nombre del sindicato de trabajadores de la prensa. Según cifras de la ONG Foro Penal, hay cerca de 1.000 presos políticos actualmente en Venezuela.

Solicitud de medidas cautelares

El 11 de marzo, la ONG Espacio Público solicitó medidas cautelares de protección a la vida, integridad y salud de Luis Carlos Diaz y Naky Soto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La organización hizo la solicitud “ya que ambos se mantienen en riesgo tras la difusión de información”.

Espacio Público denunció una persecución pública desde altas esferas del poder, en contra de periodistas, políticos y ciudadanos en general. El caso forma parte de un patrón restrictivo reconocido por la CIDH. La ONG aseguró que ello implica un “peligro grave, urgente e irreparable” de los derechos humanos de las víctimas.

Este patrón ha recrudecido desde el 23 de enero de 2019, tras la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino.

En el caso de Luis Carlos Díaz, “se criminaliza públicamente desde altas esferas del poder a un periodista. Tiempo después se da una desaparición breve, tratos inhumanos y/o tortura”. A este procedimiento le sigue la “detención arbitraria de órganos de inteligencia o contrainteligencia”, según la organización.

Por otro lado, Espacio Público registra desde el 23 de enero más de 40 trabajadores de la prensa como víctimas de violaciones de derechos humanos. La cifra incluye comunicadores venezolanos y extranjeros. En estos los procedimientos están detenciones, deportaciones, agresiones, descalificaciones y otras restricciones. Todo ello por tratar de “realizar libremente su trabajo y difundir información de interés público”.

 

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Desinversión, falta de mantenimiento y corrupción dejan a Venezuela sin energía eléctrica

Check Also

Eurovisión

España suma una nueva decepción en Eurovisión

España volvió a sufrir una nueva decepción en el Eurovisión 2019. Aunque La Venda de …