.
sábado , julio 20 2019
Home / Actualidad / Tras huir a Colombia, efectivos militares venezolanos denuncian al régimen de Maduro
Efectivos militares venezolanos
Javier González y su esposa Karí Castro son dos de los 167 uniformados de cuatro fuerzas de seguridad venezolanas que escaparon de su país en los últimos tres días

Tras huir a Colombia, efectivos militares venezolanos denuncian al régimen de Maduro

Desde que asumió como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó ha insistido en tender puentes con la Fuerza Armada Nacional de su país. Es cierto que la institución castrense aparece como el brazo armado de la usurpación de Nicolás Maduro en la jefatura del Estado. Pero los efectivos militares y sus familias sufren la grave crisis que viven los venezolanos.

Es por ello que la Asamblea Nacional, presidida por el propio Guaidó, ha ofrecido una Ley de Amnistía. La norma está dirigida a aquellos uniformados que decidan ponerse “al lado de la Constitución” y dejar de apoyar al régimen de Maduro.

La primera gran prueba para esta propuesta se presentó el pasado 23 de febrero. Ese día, estaba pautado el ingreso de camiones con ayuda humanitaria para los venezolanos. Maduro había anunciado que impediría el ingreso de la carga de alimentos, medicinas y otros productos. Los efectivos militares venezolanos debían decidir si ponerse del lado del pueblo que pedía la ayuda o del régimen que se las negaba.

Fuerza Armada muestra fisuras

Si bien es cierto que el ingreso de la ayuda humanitaria no pudo sortear las barreras armadas impuestas por Maduro y el alto mando militar, algunos hechos aislados dejaron ver ciertas fisuras en la institución castrense.

Entre estos hechos, dos destacan primordialmente. El primero, es que el madurismo tuvo que utilizar a grupos irregulares armados (conocidos como “colectivos”). Éstos atacaron con armas de fuego a los voluntarios que trataban de transportar la ayuda humanitaria. Ello evidenció que algunos de los efectivos no estaban dispuestos a reprimir a sus compatriotas.

El segundo elemento importante, fue que varios efectivos militares venezolanos abandonaron sus puestos. Luego cruzaron la frontera para pedir protección. Allí reconocieron la autoridad de Juan Guaidó como su comandante en jefe.

Efectivos militares venezolanos abandonan sus puestos

Un ejemplo de estos abandonos fue el del sargento primero Javier González. El efectivo sabía que si le atrapaban desertando de las Fuerzas Armadas de Venezuela podría ser asesinado. Pero halló el valor para decidirse por su hijo de nueve meses. El pequeño estaba sufriendo por la falta de leche y pañales. Como otros niños venezolanos, en medio de la crisis económica que Maduro se ha empeñado en negar.

El domingo, un día después de abandonar su país, su esposa, la sargento mayor Karí Castro, le siguió los pasos. Escapó con el bebé y dos familiares más por una zona cercana al principal puente fronterizo con Colombia, en la ciudad de Cúcuta.

“(Deserté) por la vida de mi hijo, prácticamente estamos pasando necesidades en Venezuela”, dijo González. El joven  pasó ocho de sus 28 años en la Guardia Nacional. “Estamos trabajando por un sueldo que no nos alcanza para nada, no podemos vivir en miseria, ya basta, estamos cansados”.

Temen por sus vidas

La deserción no se castiga con pena de muerte en Venezuela. Las leyes establecen un máximo de 30 años de prisión. Pero los efectivos de las fuerzas de seguridad del ese país que huyeron a Colombia creen que si los servicios de inteligencia los hubieran descubierto habrían sido asesinados.

González y Castro son dos de los 167 efectivos militares de cuatro componentes castrenses venezolanos que escaparon de su país en los últimos tres días por caminos ilegales y puentes en la frontera colombiana, según Migración Colombia, entidad que los está protegiendo.

La deserción de los efectivos militares se dio en medio de un fallido operativo del Gobierno de Colombia y voluntarios venezolanos para ingresar toneladas de ayuda humanitaria donadas por Estados Unidos y países de la región, varias de las cuales acabaron incineradas.

“Es duro salir a otro país después de que tienes tantos años en una institución donde entregaste tu vida. Pero en apoyo a mi esposo, que fue el primero que se vino, yo decidí acompañarlo, apoyarlo y en vista de ver toda la situación, todo lo que está pasando en Venezuela”. Así lo dijo Castro, quien estuvo la mitad de sus 38 años en la Fuerza Armada.

Podrían sumarse otros uniformados

Su esposo admitió que tras el escape ha tenido contacto con otros compañeros que están pensando en desertar.

“Actualmente están activos, pero lo quieren hacer y lo van a hacer, porque yo tengo muchos compañeros que están escribiendo y están motivados, solamente que les falta ese pequeño impulso”, dijo González al pedirles actuar con “nervios de acero”.


Los dos efectivos militares venezolanos dijeron en Colombia que están dispuestos a volver de la mano de Guaidó. Ello para ayudarlo a recuperar el poder que ostenta Nicolás Maduro. El heredero de Hugo Chávez niega que haya crisis en su país y rechaza la ayuda humanitaria. Argumenta que todo es en realidad un plan intervencionista de Estados Unidos.

“Para la tropa profesional que no se rindan, que vamos a seguir luchando por nuestro país Venezuela, que nunca es tarde para dar el paso. Si nuestro presidente Guaidó nos está dando el apoyo vamos a apoyarlo”, aseguró González.

“Y si tenemos que formar las tropas de la Guardia Nacional aquí y de los otros componentes para planear la toma de nuestro país, si hay que hacerlo lo hacemos. Para eso estamos aquí”, dijo mientras se alistaba para hacer unos trámites migratorios.


Alto Mando aún apoya a Maduro

Hasta ahora no ha desertado ningún miembro del Alto Mando. Los numerosos generales mantienen el apoyo a Maduro. De acuerdo con los cuadros inferiores de las Fuerzas Armadas gozan de grandes beneficios y salarios. Muchos de estas incentivos -según los desertores- se pagan en dólares, ante la hiperinflación que azota a la nación petrolera.


El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo el lunes que las deserciones muestran que las fuerzas de Maduro ya están resquebrajadas por dentro. Pidió a todos los efectivos colocarse “al lado correcto de la historia” para que se restablezca el orden institucional y democrático en Venezuela.

“Hoy debemos hacer el llamado para que se active el efecto dominó por parte de las Fuerzas Armadas entregando su lealtad a la Asamblea Nacional”, afirmó Duque. El presidente colombiano pidió a los efectivos militares venezolanos que reconozcan a Guaidó como mandatario legítimo del país petrolero.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Grupo de Lima anuncia mayor presión contra régimen de Maduro

Check Also

Nueva ola de calor

El calor no deja a Europa en paz y amenaza a EEUU

Después de enfrentar las más altas temperaturas en más de un siglo, una nueva ola …