Dolarizacion en Venezuela: una oferta contra la crisis

Por Cambio16
14/03/2018

La dolarización en Venezuela está cada vez más ganando popularidad en el debate sobre la hiperinflación del país. La solución, para muchos, sería simple. Deshágase del bolívar y reemplácelo por el dólar estadounidense. Ecuador, El Salvador y algunas pequeñas naciones insulares lo han hecho. Ahora el debate sobre la dolarizacion en Venezuela, que no es nuevo, comienza a emerger como “una opción”. Principalmente influenciada en medio de la socialmente inapetente carrera electoral hacia las presidenciales de abril.

Una propuesta, digamos “formal”, sobre dolarización en Venezuela surgió recientemente desde los círculos de Henri Falcón, el principal candidato que se “medirá” frente a Nicolás Maduro. Francisco Rodríguez, un ex economista de Wall Street que asesora a Falcon, dice que cambiaría la nación al dólar para curar su mayor problema, la creciente hiperinflación. Un problema que es probable que empeore. Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional dice que la hiperinflación aumentarán un 13.000% este año.

Algunos expertos dicen que Venezuela debe moverse hacia el dólar para que pueda resolver todos sus otros problemas, entre ellos el abastecimiento, la criminalidad y un éxodo masivo de sus ciudadanos. Uno de ellos es Steven Hanke, quien asesoró a los gobiernos de Ecuador y Montenegro cuando abandonaron sus monedas por el dólar. “El bolívar ya se ha ido (…) No hay forma de que puedan tener algo bajo control en Venezuela a menos que dolaricen” dijo el economista a Forbes. Hanke ha sido un ponente fijo en diversos conversatorios realizados en Venezuela que estudian la viabilidad de la dolarización.

¿Cómo funcionaría la dolarización en Venezuela?

Hanke delimitó ideas sobre cómo funcionaría la dolarización en Venezuela. En líneas generales, el gobierno establecería un tipo de cambio temporal para que sus ciudadanos canjeen bolívares por dólares. Por consiguiente, Venezuela tendría que aceptar obtener su efectivo impreso solo de la Reserva Federal (Fed) de EEUU. En procesos de dolarización como el que transitó El Salvador, los gobiernos pierden el derecho a imprimir su propio dinero cuando se convierten al dólar.

Tampoco Venezuela podría ordenar a la Fed que imprima cantidades interminables de efectivo. Al asumir el dólar, cuya tasa de cambio es controlada por los mercados extranjeros, los líderes tendrían que comprometerse efectivamente a reducir los gastos.

No obstante, Venezuela aún tendría que ganar dinero con sus exportaciones para pagar los envíos de dólares. Los expertos dicen que la transición sería más fácil para Venezuela que para otras naciones. Argumentan que, al ser el petróleo su única fuente de ingresos significativos y que se mercadea principalmente en dólares, el proceso es más sencillo.

Las “ofertas” de dolarización en Venezuela

No obstante, no son pocos los economistas en Venezuela que dicen que los países pierden demasiado control sobre su propia moneda cuando adoptan el dólar. Pero muchos coinciden en que un nuevo gobierno podría introducir una moneda completamente nueva junto con un plan para frenar el gasto. “La dolarización es una solución. Pero no es la solución óptima. Es una medida extrema”, dice Jean Paul Leidenz, de la firma venezolana Ecoanalitica.

Si se queda en el poder, es poco probable que Maduro canjee el bolívar por el dólar. En cuanto a Falcon, su equipo dice que los venezolanos podrán intercambiar 68 bolívares por un dólar. Algunos economistas dicen que el candidato pronto va a colocar un número exacto sobre cuál sería la tasa de cambio. El tipo de cambio no oficial actual que millones de venezolanos usan todos los días es superior a los 200 mil bolívares por un dólar.

Francisco Rodríguez, el principal asesor económico de Falcón, podría ser el artífice de esos números. Rodríguez visitó recientemente un programa de TV conducido por un sociólogo identificado con Maduro. Allí fue consultado sobre si la dolarización en Venezuela no sacrificaría la soberanía del país. Su respuesta: “No se puede hablar de soberanía cuando se tiene una economía destruida”.

Loading...