Home / Mundo / ¿Es usted una mala persona si compra en Amazon?
Huelga en Amazon: ¿Es usted una mala persona si compra en Amazon?
Huelga en Amazon: ¿Es usted una mala persona si compra en Amazon?

¿Es usted una mala persona si compra en Amazon?

Por Andrés Tovar
18/07/2018

La huelga en Amazon encendió su Prime Day. Miles de trabajadores de Amazon en Europa han amenazado con interrumpir el festival de compras de la firma con manifestaciones para exigir mejores condiciones de trabajo. En España, el primer día de la huelga en Amazon -convocada por 72 horas en el centro de Amazon de San Fernando de Henares (Madrid)– acabó con dos detenidos y con refriegas entre manifestantes y la policía.

Las protestas también tuvieron lugar en Alemania y Polonia, con resultados similares. En líneas generales, los trabajadores de los almacenes de Amazon protestan por el aumento en las horas de trabajo y la eliminación de las bonificaciones. Pero la firma ha insistido en que son una empresa “justa y responsable” y en que mantienen un diálogo “directo y abierto” con los empleados.

Huelga en Amazon

Y puntualmente en el caso de España, Amazon aseguró en un comunicado que ha invertido más de 1.100 millones de euros. También ha creado más de 2.000 puestos de trabajo permanentes en España desde 2011. Y que cuentan con un salario “competitivo, un paquete completo de beneficios. Sin contar con programas de formación innovadores como Career Choice que prepaga el 95 % de los estudios para los empleados”.

El contraste entre los consumidores exaltados y trabajadores descontentos no es nuevo para Amazon. Pero el Prime Day lo ha puesto de relieve. Así que es un buen momento para preguntar. ¿Es usted una mala persona si compra en Amazon?

El caso de comprar en Amazon

Amazon es, ante todo, comodidad para el consumidor. Como Jeff Bezos, CEO de Amazon, escribió en su carta de 2016 a los accionistas. “Queremos que Prime tenga un valor tan bueno que sea irresponsable no ser miembro”.

Por un poco más de 100 euros al año, los miembros Prime obtienen acceso a envíos gratuitos de dos días en más de 100 millones de artículos (más envío gratis en algunos días en algunos códigos postales). Asimismo, transmisión de música y video Prime. Salidas gratuitas de la biblioteca Kindle. Beneficios de compras con armario Prime y almacenamiento ilimitado de fotos con Prime photos, entre otros beneficios.

Desde auriculares hasta aires acondicionados y otros artículos llegan su puerta en dos días o menos, si se suscribe a Prime. Puntualmente en España, en el pasado 2017, se compraron por esta vía más de 15.000 auriculares, 64.000 juguetes, y adquirieron hasta un 76% más de cámaras y accesorios fotográficos que en el Prime Day de 2016. Y el pedido más rápido en España tardó 21 minutos en ser entregado en la ciudad de Madrid a un cliente que compró un smartwatch.

En fin, a todos les gusta un descuento. ¿Quién puede culpar a los consumidores por querer comprar todo lo que Amazon ofrece?.

En consecuencia, semejante avanzada de mercado necesita mucho trabajo para mantener la máquina de Amazon trabajando de manera eficiente. Pero, en la búsqueda de garantizar este objetivo, la empresa ha sido acusada repetidamente de maltratar a su fuerza de trabajo.

El caso de la huelga en Amazon

En abril, un periodista que trabajaba encubierto como trabajador de Amazon dijo que los trabajadores que hacían entregas desde un almacén en el Reino Unido orinaban en botellas en lugar de en el inodoro, porque no los dejaban ir al baño. En junio, un grupo de empleados en un almacén de Amazon en Minnesota (EEUU) alegó que habían experimentado deshidratación, agotamiento y lesiones trabajando para Amazon sin aire acondicionado.

Otros trabajadores de Amazon tanto en Europa como en EEUU dijeron a Business Insider que eran tratados como robots. Y que eran penalizados por hablar con sus compañeros de trabajo, tomar un trago de agua. O por demorarse demasiado para encontrar un paquete. Y en los almacenes de Madrid, los trabajadores reclaman las enormes lagunas e indefinición en materias como la antigüedad laboral. También en lo referente a las vacaciones o la cantidad de días de trabajo. Asimismo, en la sobrecarga de horas extra. Muchas veces, aseguran, sin ser pagadas.

Amazon ha rechazado todas estas aseveraciones. En respuesta a las acusaciones del almacén en el Reino Unido y las quejas recogidas por Business Insider, Amazon dijo que “proporciona un lugar de trabajo seguro y positivo”. En consecuencia, no “reconoció estas acusaciones como una representación precisa de las actividades en nuestros edificios”.

A las alegaciones de Minnesota, Amazon dijo que proporcionó un “lugar de trabajo positivo y complaciente”. Mientras que en asuntos relacionados con la paga, Amazon dijo que sus trabajadores reciben “aumentos salariales regulares”, acciones de Amazon, bonos basados ​​en el desempeño y “beneficios integrales. Entre ellos planes de salud, visión, y seguro dental”. Las respuestas sobre el caso español, ya las colocamos arriba.

¿Cual es el veredicto?

En medio de este debate, están las versiones de la cultura corporativa de Amazon, descrita por el New York Times en 2015 como un “lugar de trabajo herido” . El diario escribió que Amazon enfrentaba a los trabajadores entre sí. Asimismo, que eliminaba a los de bajo rendimiento anualmente. En lo que un ex director de recursos humanos describió como “útil Darwinismo”. Amazon llamó al New York Times “sensacionalista” e intentó desacreditar varias de las principales fuentes de la historia.

Y finalmente, un hecho que se lee según el color del cristal donde se mire. Jeff Bezos se convirtió este año en el hombre más rico de la historia moderna. Con una fortuna que supera los $ 150 mil millones.

En fin. La respuesta la tiene usted, estimado lector. Si es un consumidor con conciencia social, probablemente la respuesta sea que no debería comprar en Amazon. La huelga en Amazon y la historia accidentada de la compañía sobre el trabajo pueden influenciarle. Por otro lado, Amazon se ha vuelto tan valiosa que el comprador típico de Amazon -y especialmente el suscriptor de Prime- parece poco probable que abandone el hábito porque algunos trabajadores estén descontentos y se hayan visto obligados a protestar.

Amazon nos pone a todos en una cinta transportadora conveniente. Y es realmente difícil bajarse.

Check Also

Papa Francisco acepta la renuncia de un arzobispo envuelto en los escándalos de abuso sexual

El Papa Francisco aceptó la renuncia de Donald Wuerl, arzobispo de Washington. Con la decisión, …