Home / Mundo / Marihuana en Estados Unidos: la nueva batalla de Trump
Marihuana en Estados Unidos
La Marihuana en Estados Unidos es legal en 8 estados

Marihuana en Estados Unidos: la nueva batalla de Trump

Por Cambio16
05/01/2018

La administración de Donald Trump ha iniciado una nueva guerra contra la legalización de la marihuana en Estados Unidos.

El jueves, el fiscal general Jeff Sessions rescindió los lineamientos de la administración del ex presidente Barack Obama que permitieron a los estados legalizar la marihuana con mínima interferencia federal.

En un comunicado, Sessions dijo que la medida permitirá a los fiscales federales “utilizar principios procesales previamente establecidos que les proporcionen todas las herramientas necesarias para desarticular organizaciones criminales, enfrentar la creciente crisis de las drogas y frustrar los delitos violentos en todo el país”.

En efecto, esto permitirá que los fiscales federales usen su propio criterio para tomar medidas enérgicas contra las empresas de marihuana en los estados donde la marihuana es legal para fines recreativos.

La marihuana en Estados Unidos se ha legalizado en ocho estados y en Washington, DC.

Pero sigue siendo ilegal a nivel federal.

La administración Obama adoptó un enfoque suave a la droga.

Así, permitió su legalización para uso recreativo, previo cumplimiento de ciertos criterios.

Pero Sessions, que ahora encabeza el Departamento de Justicia, le ha dado un giro estrictamente combativo.

Los defensores argumentan que la legalización reduce los arrestos por marihuana racialmente sesgados.

Asimismo, elimina un mercado negro de cannabis que ayuda a financiar la actividad criminal en todo el mundo.

Mientras los opositores a la legalización dicen que la misma conducirá a un mayor consumo, incluso entre niños y adolescentes, causando todo tipo de problemas de salud pública.

Y en el medio, está una industria que ha invertido decenas de miles de millones de dólares para entrar en el mercado.

Para entender la nueva batalla contra la marihuana en EEUU, vamos a descomprimir sus aristas.

La irrupción legal de la Marihuana en Estados Unidos

Marihuana en Estados Unidos

Ocho estados y Washington DC han legalizado la marihuana con fines recreativos desde 2012.

Colorado y Washington se convirtieron en los primeros en legalizar la marihuana en Estados Unidos.

Y recientemente -apenas el 1 de enero de 2008- se anexó California, el estado más poblado del país.

Pero incluso cuando estos estados permiten el cannabis para uso recreativo, siendo ilegal según la ley federal.

La administración de Obama optó por hacer cumplir esta ley con la mayor indulgencia posible.

A través de un memorando de 2013 escrito por el entonces vicefiscal general James Cole (conocido como el memorándum Cole), decía a los estados que mientras siguieran algunas reglas (como no dejar que las provisiones legales caiga en manos de niños o cruzar las fronteras del estado) , los federales no reprimirían.

Esto permite a los estados llevar a cabo sus esquemas de legalización con poca interferencia federal.

No obstante, las empresas de marihuana no pueden reclamar ciertas deducciones fiscales y acceder fácilmente a la banca.

Los defensores de la legalización temen ahora la llegada de Jeff Sessions, un crítico de la legalización.

Dado que la marihuana es ilegal a nivel federal, Sessions promueve que los fiscales federales vayan tras la marihuana legal del estado a su propia discreción, un regreso a los días previos al memorando.

 Y llegó el fiscal “anti-verde”

Marihuana en Estados Unidos

“Las personas buenas no fuman marihuana” dijo una vez Jeff Sessions al Washington Post.

El fiscal general estadounidense ha sido un conocido opositor de la legalización de la marihuana para cualquier propósito.

Y no de data reciente. Previamente, ha hecho críticos esfuerzos en contra de la actividad.

En julio de 2017, Sessions envió una carta a los funcionarios del estado de Washington que reveló su escepticismo sobre la legalización.

“La distribución y venta ilegal de marihuana para mi siempre será un delito”, escribió.

Sin embargo, aún falta determinar cuál será la posición del jefe de Sessions ante esta ofensiva.

En la campaña electoral, Donald Trump dijo que le gustaría dejar la legalización de la marihuana a los estados.

Pero después de que Trump fue elegido, hubo un giro en la administración.

“Todavía hay una ley federal que debemos cumplir cuando se trata de marihuana recreativa y otras drogas de esa naturaleza”.

Y el Departamento de Justicia, al anular los memorandos de la era Obama, argumentó que se debe seguir “el estado de derecho”.

Y dado que la marihuana es ilegal a nivel federal, el Departamento de Justicia tiene la obligación de hacer cumplir esa ley.

El humo jurídico

El tema central aquí es el conflicto entre las leyes federales y estatales sobre la marihuana.

En las últimas dos décadas, los estados se han movido para legalizar la marihuana con fines médicos y recreativos.

Pero la ley federal se ha mantenido prácticamente sin cambios.

El Congreso podría hacer algo para cambiar esto. Podría legalizar la marihuana a nivel federal, dejando que los estados decidan qué hacer con la marihuana.

O podría al menos limitar la aplicación federal.

Esto es lo que el Congreso hizo con la marihuana medicinal, aprobando un presupuesto que prohíbe que el Departamento de Justicia use fondos federales para reprimir establecimientos de marihuana medicinal y usuarios en estados donde el cannabis es legal para tales propósitos.

Eso obligó a la policía federal a retroceder en los estados que legalizaron el botiquín médico (razón por la cual el movimiento del jueves no ha despertado tanta preocupación en los estados donde se permite la marihuana medicinal).

Pero la marihuana sigue siendo ilegal.

Por consiguiente, la administración de Trump puede avanzar para hacer cumplir las leyes federales.

Es extraño que el Congreso no haya actuado aún.

¿Realmente quiere el Congreso permitir que las iniciativas electorales estatales creadas por grupos de defensa y defensa decidan el futuro de un tema importante de política de drogas?

¿Está el Congreso realmente bien con la creación de otra industria con fines de lucro enfocada en la comercialización y venta de una droga recreativa, dado el historial de las industrias del alcohol y el tabaco en Estados Unidos?.

La marihuana en Estados Unidos, en el ojo de Estados Unidos

El riesgo de la administración de Trump es que su nueva guerra contra la marihuana en Estados Unidos puede tener consecuencias políticas.

Por un lado, la política de Sessions permite que la aplicación de la ley federal vaya en contra de la voluntad de los votantes.

Hasta ahora, los ocho estados que han legalizado la marihuana lo han hecho a través de iniciativas electorales.

Y, en términos más generales, la legalización de la marihuana es bastante popular a nivel nacional.

La última encuesta de Gallup en 2017 encontró que el 64 por ciento de los adultos estadounidenses respaldan la legalización, un 36 por ciento más que hace una década.

Más allá, Gallup incluso descubrió que la mayoría de los republicanos ahora apoyan la legalización. (Una advertencia: los defensores de la anti-legalización argumentan que si las encuestas ofrecieran opciones entre la despenalización, la legalización médica y la legalización recreativa, sería mucho menos probable que los votantes digan que apoyan la legalización completa).

Entonces, el fiscal general contrasta con la opinión pública, incluida la mayoría de los republicanos.

Pero, si algo sabemos a estas alturas, es que a la administración Trump le vale poco las opiniones frente a sus convicciones.

Así que estaremos leyendo sobre la guerra contra la marihuana en Estados Unidos por un buen rato.

Check Also

Un informe de 884 reveló que al menos 301 sacerdotes abusaron sexualmente de niños durante un período de 70 años.

301 sacerdotes abusaron sexualmente de niños en Pensilvania y solo dos enfrentan juicio

Un informe del Fiscal General de Pensilvania, Josh Shapiro, reveló los resultados de una investigación …