Campaña de sangre: Más de 100 políticos en México han sido brutalmente asesinados

Por Andrés Tovar
15/04/2017

A 15 días de sus elecciones generales, la cifra de políticos asesinados en México no para de crecer. Apenas este jueves (14 de mayo) asesinaron a Alejandro Chávez Zavala, un político del Partido de Acción Nacional (PAN). El hombre aspiraba a la reelección de la Alcaldía del municipio de Taretan, en Michoacán. Y fue emboscado por varios hombres armados y recibió un disparo en el estómago. Asimismo, en el ataque también resultó herida su esposa, quién permanece bajo vigilancia médica y en estado de gravedad.

El caso de Chávez Zavala es el 114 de la lista de políticos asesinados en México desde septiembre de 2017. Entre ellos, 43 candidatos han sido asesinados según Etellekt, una agencia de consultoría política mexicana. Sólo a principios de este mes, tres candidatas políticas murieron a tiros en solo 24 horas.

La ola de violencia está dejando una marca indeleble hacia las elecciones de México, que se realizarán el 1 de julio. Además de elegir presidente, los mexicanos también acudirán a las urnas para elegir a más de 100 miembros del Senado. Asimismo, a 500 miembros de la Cámara de Diputados de México. Se espera que sea la elección más grande en la historia del país. Donde inicialmente se contabilizaron más de 3400 escaños abiertos a nivel local y estatal.

Los políticos asesinados en México plantean un gran problema

Políticos asesinados en México

Pero desde que comenzó la violencia en septiembre, cientos de candidatos se retiraron de las carreras por miedo a ser blanco. El repunte de la violencia indica cuán arriesgado es postularse para un cargo público en un país conocido por su corrupción endémica y su alto índice de criminalidad . Y no muestra signos de disminuir. El año pasado, México registró el mayor número de homicidios en la historia del país. 29.168 homicidios, según los datos preliminares del gobierno.

El rally político mexicano se ha centrado fundamentalmente en la carrera que emprenden Andrés Manuel López Obrador de Morena -y favorito para alzarse con la presidencia-, el conservador Ricardo Anaya; el miembro del PRI José Antonio Meade y el independiente Jaime Rodríguez.

Pero, aguas abajo, los grupos del crimen organizado en México apuntan a los candidatos a nivel local. Por lo que las personas que se postulan para cargos de menor perfil corren un mayor riesgo. Los candidatos presidenciales son vulnerables, pero están rodeados de gente y hay una atención constante, por lo que solo en las situaciones más extremas e inusuales una organización criminal iría en busca de un candidato presidencial. Por ende, su amenaza principal es hacia los postulantes regionales.  Hasta el momento, más de 600 personas se han retirado de sus postulaciones.

¿Quién tendrá el control?

El estado de Guerrero encabeza la lista de violencia con 19 candidatos y candidatas asesinadas en esta campaña, y en términos de partidos políticos, es el Partido Revolucionario Institucional (PRI) quien ha sufrido más bajas con 33 militantes ejecutados. En consecuencia, la ola de políticos asesinados en México ha desatado que en varias poblaciones no hayan campañas o mítines de candidatos.  Asimismo, se abstienen de registrar las cifras de violencia.

En consecuencia, además de la desconfianza de los mexicanos en el sistema partidista y electoral por falta de representatividad, la impunidad goza de buena salud. Por consiguiente, el caso de los políticos asesinados en México plantea un gran problema de fondo. ¿Quién realmente tendrá el control del poder?, ¿El Estado?, ¿El crimen organizado?. Será uno de los mayores retos de quien resulte ganador en los venideros comicios.

Loading...