Home / Mundo / El nuevo presidente de Paraguay prueba su puntería con militares de EEUU
El nuevo presidente de Paraguay prueba su puntería con militares de EEUU
El nuevo presidente de Paraguay prueba su puntería con militares de EEUU

El nuevo presidente de Paraguay prueba su puntería con militares de EEUU

Por Cambio16
26/07/2018

El electo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, probó puntería este miércoles durante un entrenamiento conjunto del Ejército paraguayo con fuerzas especiales de Estados Unidos.

“Marito”, como se lo conoce popularmente, divulgó fotos y vídeo de su estancia en la jornada castrense. Un encuentro desarrollado en la Escuela de Infantería del Ejército, en Villa Hayes, distante a unos 60 km de la capital.

“Las Fuerzas especiales del Ejército de Estados Unidos realizaron jornadas de entrenamiento con nuestras Fuerzas Especiales para fortalecer sus capacidades. Hoy les visitamos junto al embajador Lee McClenny”, expresó Abdo Benítez en un mensaje.

Se observa al presidente de Paraguay empuñando un fusil de asalto Remington, calibre 5,56 y perteneciente al Ejército de EEUU. Con él realiza una ráfaga de disparos contra el stand de tiro de la unidad. Posteriormente recibe la asistencia de un oficial de uniforme.

Abdo Benítez, de 46 años y 1,80m de estatura, hizo el servicio militar para estudiantes. Obtuvo el grado de subteniente de Reserva. Asimismo, realizó el curso de paracaidista militar en el Comando de Aeronáutica.

Miembros del Batallón Conjunto de las Fuerzas Especiales Paraguayas se capacitan desde el pasado 16 de julio por 12 miembros de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos.

El nuevo presidente de Paraguay Abdo Benítez tiene previsto viajar a Washington este viernes invitado por el gobierno de Donald Trump. Desde que fue electo 22 de abril pasado, ya realizó visitas de cortesía a los presidentes de Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Bolivia.

Check Also

Merkel y Sánchez

Merkel y Sánchez acuerdan trabajar juntos para mitigar la crisis migratoria

La reunión entre Merkel y Sánchez en Barrameda terminó con el acuerdo entre las dos partes para trabajar juntos en "organizar la repatriación" de inmigrantes