sábado , noviembre 17 2018
Home / Mundo / Marielle Franco: la concejala asesinada en Brasil que se ha convertido en un icono global
Marielle Franco: Quién fue la concejala asesinada en Brasil
Marielle Franco: Quién fue la concejala asesinada en Brasil

Marielle Franco: la concejala asesinada en Brasil que se ha convertido en un icono global

Por Andrés Tovar
18/03/2018

El dolor ha tomado las calles de Rio de Janeiro y Sao Paulo tras el asesinato de Marielle Franco. La concejala era una activista del feminismo y los derechos humanos. Fue opositora activa a la violencia ejercida por la policía contra las favelas. Y siendo la quinta en obtener más votos en las elecciones legislativas de Río de Janeiro en 2016, denunciaba constantemente los asesinatos de la policía en contra de jóvenes negros en las favelas. Además se convirtió en relatora de la comisión que fiscaliza la intervención militar en la seguridad pública que se está realizando en Rio. Por consiguiente, su muerte a balazos despertó la rabia de la población.

La noche del 14 de marzo, Marielle Franco, de 38 años, fue asesinada en su automóvil. El hecho sucedió después de abandonar un evento de empoderamiento de las mujeres negras que ella había organizado. De los nueve disparos, cuatro le dieron en la cabeza. El conductor que la acompañaba también murió. La noticia de su muerte se extendió rápidamente a través de mensajes y redes sociales. Desde entonces, Franco se convirtió en el tema de más de 3,6 millones de tweets de 400.000 usuarios en 54 países y en 34 idiomas. Un impacto mayor que los casos en contra de Lula Da Silva o Dilma Rousseff.

Al día siguiente de su asesinato, ya había vigilias y protestas en 15 ciudades en todo Brasil. Pero no se quedó allí. Las protestas se extendieron por todo el mundo. En la cercana Buenos Aires, en Nueva York y hasta en París se convocaron reuniones y protestas en su honor. Marielle Franco se ha convertido en un icono global.

¿Quién era Marielle Franco?

Cuando Michel Temer se convirtió en el presidente de Brasil en mayo de 2016, reemplazando a la acusada Dilma Rousseff, nominó a un gabinete compuesto por 23 miembros de todos los hombres blancos. Su audaz rechazo de la diversidad conmocionó a las mujeres y los negros, que se habían acostumbrado por lo menos a una mínima representación en la política nacional. Cuatro meses después, Marielle Franco, una mujer lesbiana negra oriunda de la favela Maré, recibió la quinta mayoría de los votos en las elecciones municipales de Río de Janeiro. Su victoria fue dominante. Asimismo, su subsiguiente cumplimiento de sus promesas dieron esperanza a muchos brasileños. Principalmente a los que añoraban la representación y se habían cansado de los políticos inconexos de Brasil.

Marielle Franco aún no había entrado de lleno en la actual dinámica divisiva de la política brasilera. Pero su discurso convocaba multitudes. “Tendrás que aguantar a las mujeres negras, trans y lesbianas ocupando la diversidad de los espacios“, le espetaba al gobierno la socióloga, con un máster en Administración Pública en la Universidad Fluminense.

La favela de Maré, donde creció, es una de las comunidades de ilegales más peligrosas y pobres de Río de Janeiro. Un curso gratuito de preparación para la universidad condujo a su matriculación en una de las universidades de élite de Brasil, la Universidad Católica de Río de Janeiro. Posteriormente decidió dedicarse al trabajo por los derechos humanos cuando una de sus mejores amigas murió a causa de una bala perdida durante un tiroteo entre narcotraficantes y policías.

Brasil perdió a una político, el mundo ganó una mártir

Después de 10 años trabajando en la comisión de derechos humanos de Río, se postuló para concejala en representación del Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Su campaña de 2016 introdujo 50 ideas para ayudar a mujeres, afrobrasileños y pobres. Cuando fue elegida, se convirtió en la única representante de mujeres negras en el consejo de 51 personas y una de las únicas siete mujeres. De las 19 leyes potenciales que presentó, dos se convirtieron en leyes.

Como la seguridad pública en Río de Janeiro se ha deteriorado, el trabajo reciente de Franco se centró en la violencia y la brutalidad policial en las favelas. Ésta afecta principalmene a los hombres negros jóvenes. Los trabajadores de los derechos humanos se refieren a esto como el “genocidio de los negros”. Los afrobrasileños constituyen más del 70% de los asesinatos del país, muchos a manos de la policía. Más de 1.000 personas fueron asesinadas por la policía el año pasado en todo el estado de Río de Janeiro.

“Otro asesinato de un joven a manos de la Policía Militar. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia. ¿Cuántos más necesitarán morir para que termine esta guerra?”

Aún se está investigando su muerte. Pero los manifestantes creen que sus recientes denuncias contra la policía de Río de Janeiro pueden haber llevado a su asesinato. Las balas utilizadas en su asesinato fueron de un lote comprado por la policía federal brasileña en 2006. Estas balas también se usaron en una masacre de 18 personas en 2015 en São Paulo.

Con el asesinato de Marielle Franco, el país suramericano perdió a una político que ayudó a quienes habían sido ignorados por mucho tiempo: las mujeres, los pobres y los negros. Pero con su muerte, parece que el mundo ha ganado un mártir.

Visita: Mundo

Check Also

Caravanas de migrantes centroamericanos elevan la tensión en la ciudad de Tijuana, fronteriza con el estado de California (Estados Unidos)/Reuters

Caravanas de migrantes centroamericanos elevan la tensión en frontera con EEUU

Caravanas de migrantes centroamericanos. Se estima que ya unos 1.000 migrantes centroamericanos están en la …