Home / Mundo / Timochenko: de guerrillero a candidato presidencial sin ningún tipo de revisión judicial
Timochenko: de guerrillero a candidato presidencial sin ningún tipo de revisión judicial
Un hombre coloca un cartel con la imagen de Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, durante la presentación del líder de la FARC como candidato a la presidencia de Colombia, el 27 de enero de 2018. REUTERS/Jaime Saldarriaga

Timochenko: de guerrillero a candidato presidencial sin ningún tipo de revisión judicial

Por Cambio16
3/2/2018

El historial de Timochenko incluye secuestros, muertes y reclutamiento de niños en su grupo guerrillero. Ahora, el ex comandante de la guerrilla colombiana FARC se postula para la presidencia de Colombia. “Colombia necesita un nuevo tipo de política, que se centre en los trabajadores, en su dignidad humana” dijo en el lanzamiento de su candidatura el pasado 29 de enero. Un discurso paradójico para un hombre con tantos crímenes a cuestas.

Aunque Rodrigo Londoño -su nombre real- refrendó el 02 de febrero su compromiso a someterse a la justicia especial de paz (JEP), ya comenzó sus actos de campaña. Su correría política ha comenzado en Armenia, capital del departamento colombiano de Quindío y lugar de nacimiento del ex guerrillero. Pero la respuesta a su paso deja claro un mensaje. Muchos colombianos no están listos para perdonar.

Con Londoño como su candidato presidencial, las FARC participarán en las elecciones por primera vez desde que se fundó el grupo revolucionario en la década de 1960. Las FARC se convirtieron en un partido político el año pasado, luego de firmar un acuerdo de paz con el gobierno colombiano en 2016.

Pero mientras algunos en Colombia celebran la decisión de las FARC de soltar armas y ganarse el favor de los votantes, otros consideran que es demasiado pronto para ver en carteles de campaña a guerrilleros como Timochenko, sin una real y verdadera aplicación de la justicia.

¿Timochenko tiene posibilidades?

Las FARC asesinaron a cientos de civiles en ataques contra aldeas rurales, como las que abundan en el lugar donde Timochenko inició su campaña. Secuestraron a personas inocentes para pedir rescate. Ensuciaron el campo con minas antipersona. Y se llevaron una parte del lucrativo comercio de cocaína del país. Todo para financiar su “campaña rebelde”.

El grupo todavía está en la lista de grupos terroristas internacionales del Departamento de Estado de EEUU. La causa es que, según el gobierno norteamericano, las FARC no han proporcionado suficiente información sobre las rutas del narcotráfico.

Por consiguiente, muchos colombianos prefieren ver a los líderes de las FARC en un juzgado o prisión pagando por sus crímenes de guerra y no en la boleta electoral.

El acuerdo de paz firmado por el gobierno y las FARC eliminó condenas anteriores entregadas a la guerrilla por tribunales colombianos, allanando el camino para que Timochenko, quien había sido condenado por 16 crímenes, se postule para el cargo. Pero el asunto no es tan sencillo. Los líderes del grupo guerrillero que aspiran a cargos políticos deben suscribirse a la Justicia Especial de Paz (JEP). La JEP es un acuerdo transicional que pretende juzgar a los máximos responsables de los delitos más atroces. Quienes se suscriben se comprometen a decir toda la verdad sobre lo que se les solicite. ¿Lo haría Timochenko?.

El acuerdo también garantiza que las FARC ocupen un mínimo de 10 escaños en el Congreso durante los próximos ocho años. Los ex guerrilleros intentarán mejorar con la presentación de candidatos para las elecciones legislativas de marzo.

¿Y qué propone Timochenko?

Timochenko ha prometido frenar la violencia de los grupos radicales si se convierte en presidente. A pesar del acuerdo de paz, un grupo rival más pequeño, el ELN, sigue luchando contra el Estado colombiano, y extremistas continúan atacando a activistas de derechos humanos en el campo.

También ha dicho que trabajaría para reducir la desigualdad de ingresos y propuso crear un ingreso garantizado para todos los colombianos, incluyendo amas de casa y jubilados.

No obstante, sigue siendo un candidato marginal. Su apoyo en las encuestas de opinión actualmente ronda el 2 por ciento. Los lazos previos del grupo con la violencia perjudicaron sus perspectivas electorales. Pero él cree que las FARC aún pueden tener un impacto positivo en la política colombiana.

Reclamos de justicia

Ante la polémica candidatura de Timochenko surgen las reacciones políticas. El dirigente del partido Centro Democrático, Edward Rodríguez, informó que solicitará ante la Corte Penal Internacional una investigación. “No es posible que una de las personas que ha cometido mayor cantidad de crímenes en nuestro país pueda ser Presidente. Por eso denunciaremos ante la Corte Penal Internacional”.

Rodríguez afirmo que la campaña de Timochenko viola la normativa del Estatuto de Roma vigente en Colombia. Además de no haber respondido hasta ahora por los crímenes de lesa humanidad ante la justicia especial, “como son ataques a poblaciones, reclutamiento de niños, desplazamiento y desaparición forzada contra la población civil.”

Check Also

Fracasa un posible acuerdo post-Brexit por diferencias sobre la frontera con Irlanda

El cierre de un posible acuerdo post-Brexit continúa viendo trabas en su proceso. En esta …