“Nueva normalidad”

Análisis Interpretación de la noticia basada en evidencias. Incluye datos y proyecta el desarrollo de los eventos. Se sustenta en informes objetivos, pero ofrece interpretaciones y conclusiones. 
Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.
Opinión y Firmas Incluye también editoriales. Aporta ideas y saca conclusiones basadas en la interpretación de hechos y datos. El autor expone su punto de vista sobre un tema. Puede incluir citas.

Este nuevo término, empleado por Pedro Sánchez para indicarnos las distintas fases previstas hacia la salida del confinamiento, nos ha dejado perplejos.

La nueva normalidad a la que se refiere el presidente va a tardar en producirse porque tras ocho semanas de encierro, aunque se empiece a controlar al bicho asesino, todavía nos queda un largo tramo para volver a la normalidad.

La COVID-19 está todavía aquí y, al parecer, permanecerá entre nosotros hasta que se encuentre la dichosa vacuna.

Nuestro mundo ha cambiado y ha trastocado nuestras vidas.

Es por eso que tenemos que acostumbrarnos a una nueva vida que no será como la anterior y que dependerá esencialmente de nuestro comportamiento cívico individual y colectivo.

No podemos volver atrás.

Se pueden contestar las nuevas medidas. Su falta de flexibilidad, su centralidad, su rigidez o el impacto  económico brutal que ya afecta a todos.

Sin embargo, no es el momento de vacilar ni de dudar. Desandar lo andado sería catastrófico e imperdonable. La prioridad de todas las prioridades continúa siendo vencer al coronavirus.

Ahora bien, en este combate sin tregua no podemos aceptar ni la menor fisura.

Guerra de trincheras absurdas

El Gobierno, al que le falta empatía y cintura, debería contar con mayor complicidad y atender más las peticiones de las comunidades autónomas y otras administraciones para salir de esta crisis.

También las comunidades autónomas tienen, a su vez, que mirar más al conjunto que a su propio territorio. Esta misma consideración atañe a toda la clase política.

Pero el clima actual, que se parece más a una guerra de trincheras que a un armisticio necesario para abordar los graves problemas que nos anegan, no nos deja mucho espacio para el optimismo.

Se puede y se debe discrepar, disentir, hasta criticar las medidas que se toman. Pero lo que toca ahora es aportar, proponer, plantear, colaborar y arrimar el hombro.

Este esfuerzo corresponde a todos, empezando por el Gobierno y la oposición.

De esta salimos unidos y reforzados o vamos directos a la catástrofe.

El que no lo haga puede que no se le perdone.

La sociedad, que viene soportando con estoicismo e envidiable paciencia y serenidad todo este tsunami, reclama atenciones y soluciones y no guerras de trincheras partidistas, absurdas y sin sentido.

Entradas anteriores:

Lea también:

 

Casado insiste: Sánchez “juega con los españoles”

Casado insiste: Sánchez “juega con los españoles”

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Gorka Landaburu

Areas of Expertise:

Política
España
Mundo
Opinión
Derechos Humanos

Location Expertise:

Bilbao, España
País Vasco, España
París, Francia

Official Title:

Presidente del Grupo EIG y Director de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Español. Licenciado en Idiomas (Francés). Idiomas hablados: Español, Vasco y Francés. Experto en temáticas de: Política, España, Mundo, Opinión y Derechos Humanos. Presidente del Grupo EIG Multimedia S.L., miembro del consejo editorial y director de Cambio16, versión digital e impresa, y miembro de la Fundación Víctimas del Terrorismo. Con más de 40 años de experiencia y trayectoria periodística. Trabajó en medios de comunicación como la agencia EFE, el semanario Opinión, Radio Louxembourg, Le Matin, Radio France, agencia Reuters, Radio Euskadi y Diario de Andalucía. Colaborador en Radio Euskadi, 59 segundos, Protagonistas de Luis del Olmo, Hora 25, Radio Nacional, Ana Rosa Quintana y con las revistas L’Express y Stern. Premios y reconocimientos: Premio Bravo de la Conferencia Episcopal 2001, Premio Protagonista 2002, Premio Canal Sur 2003 y Premio Internacional Reporteros Sin Fronteras “100 héroes” 2014. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Twitter, un mediático tema de debate para Donald Trump en tiempos de campaña presidencial

Twitter asoma la posibilidad de suspender la cuenta de Trump

Nick Pickles: “Todas las cuentas de Twitter están sometidas a las reglas de Twitter”