El Parlamento holandés vota para cerrar las granjas de pieles de visón tras los brotes de COVID-19
Las autoridades sanitarias sacrificaron más de 1.500 visones a principios de este mes / Foto: Pixabay / Archivo

Países Bajos cierra las granjas de pieles de visón por brotes de la COVID-19

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

El Parlamento de los Países Bajos votó para clausurar permanentemente las granjas de pieles de visón, temporalmente cerradas después de los brotes de COVID-19 entre trabajadores y animales. Los activistas de bienestar animal celebraron el resultado de la votación después de presionar por el cierre anticipado de la industria de pieles de visón antes de una prohibición nacional que entrará en vigor en 2024.

“Mantener a miles de visones en condiciones abarrotadas, sucias y estresantes es una receta para el sufrimiento extremo de los animales y los desastres biológicos”, dice Brigit Oele, gerente de Programas de Fur Free Alliance.

Agradeció el voto de los parlamentarios para cerrar las granjas de pieles de visón en los Países Bajos y priorizar las preocupaciones de bienestar sobre los intereses de la industria.

Múltiples mociones

Varias mociones sobre el sector de pieles de visón fueron sometidas a votación. Los parlamentarios aprobaron la moción para no permitir la repoblación de las 17 granjas que han sacrificado sus visones debido al coronavirus. Esto significa que no se volverán a abrir.

También votaron para prohibir la cría comercial de animales que son susceptibles al coronavirus para evitar la formación de reservorios del virus, lo que requiere el cierre rápido de las granjas de visón. Otra moción aprobada solicitó al gobierno que compensara a los criadores para que cerraran sus operaciones antes de fin de año.

Jo Swabe, director de Asuntos Públicos de Humane Society International, advierte que los votos son solo una instrucción para el gobierno. El Ejecutivo debe decidir si toma las medidas aprobadas por el parlamento.

Un larga lucha

La cría de visones para pieles es un tema controvertido en los Países Bajos. En 2016 el tribunal superior ordenó el cierre de todas las granjas de visones para 2024. Pero todavía se produjeron unos 4,5 millones de pieles de visón para 2018.

El cultivo de pieles de visón se ha ido eliminando lentamente en los Países Bajos. “Esperar hasta 2024 para que la prohibición del visón entre en vigor hubiera sido injustificable e irresponsable”, dijo Sandra Schoenmakers, directora de las organizaciones holandesas antipieles Bont voor Dieren.

Las últimas cifras disponibles muestran que casi 600.000 visones en 13 granjas habían sido sacrificados con monóxido de carbono por orden del gobierno holandés. Pero es probable que muchos más sean exterminados en las próximas semanas.

Focos de la COVID-19

La propagación de la COVID-19 entre el visón en varias granjas desde abril resultó en que al menos dos trabajadores que contrajeron el virus de los animales y provocó las solicitud de cierre de la industria.

Las granjas industriales y los mataderos de todo el mundo se han convertido en focos de coronavirus debido a condiciones de trabajo estrechas e inseguras. Esto pone en peligro la vida de los trabajadores a quienes las compañías que los emplean no les han brindado una protección adecuada.

La transmisión entre los trabajadores en las granjas de pieles de visón no ha alcanzado los niveles observados en las granjas agrícolas. Sin embargo, presenta el primer caso en que los humanos transmitieron el virus a los animales de granja que luego lo transmitieron a los humanos.

Las autoridades sanitarias sacrificaron más de 1.500 visones a principios de este mes. La medida se produjo luego de que el virus apareció en 9 granjas desde fines de abril.

Al menos dos trabajadores agrícolas se infectaron. La Organización Mundial de la Salud dijo que podrían haber sido los primeros casos conocidos de transmisión de animal a humano.

No hay vuelta atrás

Los parlamentarios “votaron abrumadoramente a favor de cerrar las 128 granjas de pieles de visón que quedan en los Países Bajos después del brote de COVID-19”, dijo el grupo de derechos de los animales Humane Society International.

Los políticos “votaron a favor del cierre anticipado de las granjas con una compensación que se pagará a los productores de pieles para finalizar la práctica antes de la fecha de eliminación (original) del 31 de diciembre de 2023″.

Los Países Bajos han reportado 49.722 infecciones por COVID-19 con 6.095 muertes. El lunes fue el primer día sin fallecimientos por la enfermedad desde principios de marzo.

Una industria muy criticada

La industria peletera ha estado siempre en el ojo del huracán. Los grupos ecologistas estiman que el negocio de las pieles se cobra anualmente la vida de 20 millones de animales cazados en trampas y de otros 40 millones criados en granjas. Estas organizaciones denuncian que todos estos cruelmente despellejados antes, durante o después de su muerte.

La mayoría de las granjas de pieles se encuentran en Europa: son 6.000 en total. El Viejo Continente produce el 70% de la piel mundial de visón y un 63% de la piel de zorro.

Las granjas de pieles están prohibidas en Austria, Croacia y Reino Unido. En Suiza, la regulación de las granjas peleteras es muy estricta, con el resultado de que no tienen granjas peleteras.

La organización AnimaNaturalis han denunciado que las condiciones de vida de las granjas peleteras para los animales obligados a vivir allí son desastrosas. O bien permanecen aislados o hacinados en estrechas jaulas metálicas, en naves cubiertas o a veces expuestos a las inclemencias del tiempo.

Lea también:

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

torrente de críticas

Un torrente de críticas en las redes sociales desató la carta contra el pensamiento único

Las reacciones dejaron en evidencia exactamente lo que denuncia el documento: el cierre de sitios para la discusión abierta y respetuosa de ideas diferentes