domingo , diciembre 15 2019
Home / Actualidad / Ballenas jorobadas: de la casi extinción a una asombrosa recuperación
Ballenas-jorobadas
La caza de ballenas es una de las formas de explotación de los recursos naturales "más extensas y destructivas", según el informe de la Universidad de Washington.

Ballenas jorobadas: de la casi extinción a una asombrosa recuperación

La población de ballenas jorobadas en el Atlántico sur se recupera en un 93%, luego de que estuviera al borde de la extinción por la sobrexplotación de la especie. Así lo indica un estudio liderado por científicos de la Escuela de Ciencias Acuáticas y Pesqueras de la Universidad de Washington.

Asombrosa recuperación de ballenas jorobadas

El estudio señala que la población de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) llega a casi 25 mil individuos, número que casi alcanza la cifra previa a la caza indiscriminada de esta especie. Se estima que para 1830 había una población de ballenas jorobadas de 33 mil individuos, pero para 1950 solo quedaban 450.

La caza de ballenas es una de las formas de explotación de los recursos naturales “más extensas y destructivas”. De acuerdo con este estudio, la población de ballenas jorobadas se vio severamente disminuida para finales del siglo XVIII y mediados del siglo XX.

Las estimaciones apuntan a que se aniquilaron 300 mil ballenas de diferentes especies en todo el mundo. De hecho, muchas poblaciones de ballena siguen en peligro de extinción, ya que su número de individuos es pequeño.

Medidas de protección

Frente a esta disminución desproporcionada de individuos, en el siglo XX se empezaron a tomar medidas para su protección. Por ejemplo, la ballena jorobada está mundialmente protegida desde 1960, de acuerdo con la Comisión Ballenera Internacional (CBI). Luego esta misma comisión emitió en la década de los 80′ una moratoria sobre la caza de ballenas.

Entre 2006 y 2015, esta comisión evaluó el estado de las poblaciones de ballenas jorobadas en el hemisferio sur. La evaluación concluía que la población de ballenas jorobadas se había recuperado en un 30% , tomando como punto de partida la cifra previa a la primera década del 2000.

La reciente evaluación de la Universidad de Washington apunta a que se ha recuperado cerca del 93% de los individuos. La CBI señala que la principal amenaza a las poblaciones de diferentes especies de ballena es la caza.

Caza de ballenas y otras amenazas

Para principios de julio se conocía la noticia de que Japón reanudaría la caza de ballenas con fines comerciales. Esto luego de que el año pasado el país asiático se retirara de la CBI con el objetivo principal de reanudar la caza comercial en sus aguas territoriales y zona comercial exclusiva. Para ese momento se esperaba que el consumo interno de carne de ballena aumentara. En este contexto las especies en la mira eran: ballena Minke, rorcual Bryde y rorcual común.

No obstante la caza no es la única amenaza para la vida de las ballenas. La CBI señala que existen otra serie de amenazas que afectan el éxito reproductivo de este mamífero: contaminación química, contaminación acústica, sobrexplotación de presas, cambio climático, entre otras amenazas que pueden afectar a todas las especies.

Menú de plástico

Por ejemplo, en enero se conocía la noticia de 29 ballenas muertas a orillas del Mar del Norte en Alemania. De acuerdo, con esta noticias dentro de los estómagos de las ballenas se encontraron una red de pesca de 13 metros de largo, una pieza de plástico  de 70 cm perteneciente a un coche y más escombros de plástico.

Mientras que para marzo recorría el mundo la imagen de una ballena con 40 kilos de bolsas plásticas en el estómago. El botín incluía 16 sacos para almacenar arroz, cuatro para guardar plátano y diferentes bolsas de plástico para hacer compras, reseña BBC Mundo.

Lamentablemente, no era la primera vez que se encontraba una ballena en estas condiciones. Reporta este mismo medio que para noviembre de 2018 se encontró una ballena en aguas indonesias con 115 vasos de plástico. También en mayo de este año, se encontró en las costas de Sicilia, un cachalote de apenas siete años con 20 kilos de bolsas plásticas en su estómago.

Por lo tanto, la noticia de la población de ballenas jorobadas en alza al sur el Atlántico es una muy buena nueva. El informe de la Universidad de Washington concluye que la población de ballenas jorobadas se mantuvo con menos de mil individuos por casi 40 años.

De allí que su protección ha contribuido con la fuerte recuperación actual (25 mil individuos). En consecuencia, el pronóstico en cuanto a la recuperación de ballenas jorobadas es optimista, siempre y cuando “la mortalidad por amenazas antropogénicas siga siendo baja”. #C16Alerta #Ballenas

Para más información visite: Cambio16.com

Lea también:

Vivir sin plástico es posible

Vivir sin plástico es posible

 

About Maria Rosales

Redactora creativa con 17 años de experiencia como investigadora y editora de contenidos. Aficionada a los idiomas y entusiasta de los deportes al aire libre. Redactora en Cambio16, especialmente para las sesiones de Medioambiente y DDHH.

Check Also

Rafael Mariano Grossi

Organismo Internacional de Energía Atómica: Se necesita más generación nuclear para alcanzar los objetivos climáticos

Se necesita un mayor uso de la energía nuclear baja en carbono para garantizar la …