El independentismo apuesta ahora por Elsa Artadi para presidir Cataluña

Por Cambio16
08/02/2018

Junts per Catalunya y ERC ya han asumido que Carles Puigdemont no podrá ser reelegido president de la Generalitat. Y el independentismo apuesta ahora por Elsa Artadi, portavoz de Junts per Catalunya en el nuevo Parlament catalán.

El acuerdo que, según la emisora RAC1, estaría a punto de cerrarse, incluiría además un reconocimiento a la figura de Puigdemont. Se haría a través de una propuesta de resolución. Y sería un texto sin efectos jurídicos. Aunque serviría para restituir simbólicamente el cargo del presidente de la Generalitat.

A efectos legales, el Tribunal Constitucional podría hacer muy poco. Porque una propuesta de resolución es más un texto de posicionamiento político que de efectos prácticos. Esto significa que el Parlamento reconocería que quiere que el presidente de la Generalitat sea Carles Puigdemont. Pero legalmente no habría caso dado que el independentismo apuesta ahora por Elsa Artadi como presidenta efectiva.

El independentismo apuesta ahora por Elsa Artadi

Desbrozado este obstáculo jurídico, el presidente del Parlamento convocaría un nuevo pleno de investidura con ese nuevo nombre. Una designación que, según la citada emisora, ya tiene el visto bueno de ERC y de la CUP. En este sentido, las negociaciones entre Junts per Catalunya y ERC están tan avanzadas que ya está decidido buena parte del Gobierno. Ambas formaciones se repartirían a medias las carteras del Ejecutivo.

El independentismo apuesta ahora por Elsa Artadi, que ayer mismo decía que no veía otra opción que nombrar a Puigdemont.

Visitas de Torrent

Al margen de las negociaciones, el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, mantiene sus conversaciones con los líderes políticos catalanes. Torrent se encuentra este jueves en la prisión madrileña de Estremera. Allí va a visitar al expresidente de la Generalitat Oriol Junqueras. Y al exconseller Joaquim Forn. Se trata de un encuentro al que se ha sumado el dirigente del PDeCAT Francesc Homs.

Ayer, el Gobierno instaba a los independentistas a que conformen “un gobierno legal y efectivo que se ocupe de los intereses de Cataluña”. Descartando así la posibilidad de que en ese ejecutivo autonómico participen tanto Puigdemont como el resto de antiguos cargos perseguidos por la justicia española.

Asimismo, el Gobierno les pedía a Junts per Catalunya y a ERC a “decir en público lo mismo que dicen en privado”. Aludía así a los mensajes que Puigdemont envió al exconseller Toni Comín. En ellos reconocía que sus posibilidades para ser investido se habían agotado. Y consideraba que los planes del Gobierno iban a triunfar sobre los de las fuerzas soberanistas. “Cuando conocemos sus agendas, sus informes y en privado reconocen que la independencia no es posible”, ha recordado la vicepresidenta.

Las advertencias del Gobierno

Sáenz de Santamaría ha insistido en que “el cumplimiento de la ley es la fortaleza de la democracia”. Y por eso ha reivindicado el “respeto” para las normativas autonómicas y las leyes catalanas. “Nombren a un presidente de la Generalitat que pueda serlo y devuelvan a Cataluña la legalidad”. Así, el Gobierno insta a los independentistas a olvidarse de la opción de Puigdemont. Y a nombrar a otro candidato elegible entre los diputados del Parlament.

La petición del Ejecutivo se producía un día después de que la resolución del Supremo. El juez que investiga el procés, Pablo Llarena, confirmó la prisión provisional para el diputado de JxCat Jordi Sánchez. Y rechazó su petición de libertad. El juez confirmaba la prisión con el argumento de que, además del riesgo de reiteración delictiva ya tenido en cuenta para ordenar su encarcelamiento provisional, han aparecido en la investigación nuevos elementos que podrían acreditar su participación en hechos delictivos.

Asimismo, el martes el Congreso rechazó una iniciativa de ERC que pretendía el beneplácito de la Cámara Baja a un diálogo bilateral entre Cataluña y España. La moción no salió adelante por el rechazo de los partidos constitucionalistas, PP, PSOE y Ciudadanos.

Loading...