Home / Política / La división amenaza la futura conformación del Parlament
Parlament de Cataluña.

La división amenaza la futura conformación del Parlament

Lisa Ungewiss Kennedy
20/12/2017

A pocas horas de que se abran los colegios para las elecciones en Cataluña, la posibilidad segura de formar gobierno aún sigue en el aire.

Hay dos fuerzas, entre los bandos independentistas y constitucionalistas, que serán los más votados en estas elecciones.

Según los sondeos, son Ciudadanos y Esquerra Republicana (ERC) los llamados a ocupar el grueso del arco parlamentario. 

Pero hay una pugna abierta en el caso de que ERC sea la más sufragada.

Pugna que, incluso, podría generar riesgos de disolución del Parlamento.

Elecciones en Cataluña: la batalla dentro de la batalla

Para ERC, Oriol Junqueras -que está en prisión y tuvo un altercado verbal con Carles Puigdemont– debería ser investido president.

Y JxCat opina que investir un president de Generalitat que no sea el que está en Bruselas, el ex, significaría avalar la aplicación del artículo 155.

En el medio de todo está la posibilidad de repetición de elecciones.

Un miedo que se palpa ante la posibilidad de unos resultados muy ajustados. 

Los sondeos apuntan a que la aritmética parlamentaria obligará a tejer pactos entre, como mínimo, tres grupos.

Ello si ninguno de los bloques independentista y constitucionalista obtiene la mayoría de la cámara.

Pero incluso también si alguno la consigue, no parece fácil el acuerdo para investir a un president.

El 21-D… y después

Tras un primer debate de investidura, se debe celebrar también una primera votación en la que quien se postula para ocupar la Presidencia de la Generalitat debe obtener la mayoría absoluta.

De no conseguirla, puede someterse dos días después a un segundo debate.

Éste culminará con otra votación en la que sería suficiente la mayoría simple.

El Estatut prevé que, si transcurridos dos meses desde la primera votación sigue sin haberse podido elegir al nuevo president, el Parlament queda disuelto “automáticamente” y se procede, por lo tanto, a una nueva convocatoria electoral.

La sesión constitutiva del Parlament debe tener lugar dentro de los 20 días hábiles posteriores a las elecciones.

Por consiguiente, la nueva fecha límite sería el 23 de enero.

Una vez constituido el Parlament, en los diez días hábiles posteriores deberá celebrarse el debate de investidura del nuevo presidente de la Generalitat, por lo que el límite se situará en el 6 de febrero.

La presidenta o presidente del nuevo Parlament tendrá que explorar quién puede contar con el apoyo mayoritario de la cámara catalana.

Check Also

Pablo Casado: “El PSOE no ha dado nada a Andalucía”

Pablo Casado, presidente nacional del Partido Popular, aseguró este domingo en Málaga que el PP …