Los recortes de impuestos de Cifuentes prenden la polémica

Por Cambio16
13/03/2018

Los nuevos recortes de impuestos de Cifuentes para la Comunidad de Madrid prenden una nueva polémica. La presidenta madrileña presentó el martes una rebaja del IRPF y deducciones en donaciones y sucesiones para los residentes de la capital y sus alrededores. Las diversas medidas beneficiarán a cerca de tres millones de residentes en la capital. Asimismo, aseguran que ahorrarán unos 125 millones de euros al año. Por consiguiente, con 56,3 millones de euros ahorrados en el impuesto a la renta, la región del Gran Madrid ahora tiene las tasas más bajas en España. Una situación que ha generado no pocas críticas desde otras comunidades autónomas.

El plan de recortes de impuestos de Cifuentes plantea una baja en términos de impuesto a las ganancias. El mínimo se reducirá al 9%. Por ende será el más bajo en cualquiera de las 17 regiones autónomas. Una disminución del 5.3% en la capa inferior, de modo que aquellos trabajadores con los ingresos más bajos vea los mayores beneficios ya que ahorrarán más en proporción a sus ganancias.

Asimismo se esperan más reducciones y desgravaciones fiscales. Primeramente para aquellos que tienen parientes ancianos. También para personas con discapacidades de 33% o más que viven con ellos sin cobrar una renta. Estas personas, según el plan de recortes de impuestos de Cifuentes, podrán compensar € 1,500 al año en contra de sus impuestos, en lugar de los actuales € 900.

Las claves del plan de recortes de impuestos de Cifuentes

El plan de recortes de impuestos de la presidenta madrileña también incluye a los que no se benefician del “cheque de jardín de infantes”, la subvención del gobierno regional o del consejo para los costos de guardería. Por este concepto se podrá reclamar una desgravación fiscal de hasta 15%. Entretanto, la inversión en universidades o centros de investigación ahora genera una desgravación fiscal de hasta el 50%. Por consiguiente, hasta un máximo de € 12,000 al año.

En el caso de las herencias, éstas atraerán una reducción impositiva del 15%. Principalmente cuando el beneficiario sea un hermano. Y será de 10% cuando el beneficiario sea una tía, tío, sobrina o sobrino. Éstas deducciones, afirman, ahorrarán a los herederos alrededor de 32,5 millones de euros y podrían beneficiar hasta 10,900 residentes.

También se reducirá el impuesto a la compra de propiedades. Al comprar una residencia principal hasta un precio de compra de un cuarto de millón de euros, los aranceles recaudados bajarán un 10%, y un 95% para familias numerosas con tres o más hijos a cargo o padres solteros con dos o más.

Finalmente, en cuanto a donaciones a fundaciones que figuran en el Registro regional de fundaciones, y las inversiones en acciones en nuevos negocios ahora generan descuentos fiscales del 30% en lugar del 20% anterior, hasta un máximo de 6.000 euros.

Denuncian “dumping fiscal”

Tras conocerse plan de recortes de impuestos de Cifuentes, las críticas desde otras comunidades autónomas florecieron inmediatamente. Primeramente desde Cataluña, País Vasco y Aragón. Las tres comunidades acusan a la presidenta madrileña de ejercer una suerte de “dumping fiscal” al resto de autonomías. Asimismo recuerdan a la presidenta madrileña que la brecha y los beneficios fiscales son más grandes en la Comunidad que ella preside que en otras comunidades.

La presidenta madrileña ha salido al paso de estas críticas. Ha sentenciado que los recortes de impuestos son un compromiso con la comunidad electora. “Los madrileños que confiaron en el PP para que bajásemos los impuestos y trabajásemos por la creación de empleo tenían nuestra palabra y la hemos cumplido”.

Loading...