Niños
Niños desplazados sirios caminan juntos en un olivar en la ciudad de Atmeh, provincia de Idlib, Siria. 15 de mayo de 2019.

Por los niños “poner fin a la guerra de una vez por todas”

Que los niños están sufriendo las desastrosas consecuencias que dejan los conflictos armados es una realidad brutal. El que los gobiernos estén haciendo todo su esfuerzo para que esta situación termine es lo que parece no encajar.


De acuerdo con Unicef, 2019 cierra una década mortal para los niños del mundo. Irónicamente 2019 fue un año que marcó el 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado más ratificado en la historia, con 195 partes que así lo confirman.  

El llamado de Unicef

De allí que esta organización haga un llamado al cese de las hostilidades en el noroeste de Siria y el fin de una guerra de nueve años. En el mensaje en manos de Henrietta Fore, se hacen tres peticiones: 

  1. Cese de los ataques a los niños y a los servicios esenciales para ellos. Por ejemplo, las escuelas y hospitales. El año pasado la ONU verificó 195 ataques contra escuelas + 82 ataques contra hospitales y personal médico. 
  2. Cese inmediato de las hostilidades en el noroeste de Siria, para proteger especialmente a los niños + alcanzar un acuerdo pacífico que ponga fin a la guerra. Las tres últimas semanas han sido escenario del desplazamiento de 140 mil niños en Idlib y sus alrededores.
  3. Renovación de las resoluciones del Consejo de Seguridad para facilitar el acceso de la ayuda humanitaria sin restricciones a todos los niños de Siria, incluso más allá de sus fronteras. 

Los niños de Libia

En la misma línea Ghassan Salameh, secretario general ONU para Libia, manifiesta la firme determinación de Naciones Unidas para terminar con el conflicto en este país. Salameh apunta a que la situación en Libia es “sombría”, donde no hay solución militar posible. 

De hecho ante la posibilidad de que países extranjeros envíen más tropas y asistencia militar, el académico libanés fue contundente “hay suficientes armas en Libia y no se necesitan más. Hay suficientes mercenarios en Libia, así que dejen de enviar más mercenarios como ocurre ahora, con cientos, probablemente miles, que han llegado al país últimamente”.

Para abril de 2019, la Unicef señalaba que medio millón de niños libios habían sido afectados por la violencia desatada en el occidente del país. Mientras 1800 requerían con urgencia salir de las zonas de enfrentamiento y 73 mil habían sido desplazados por la escalada del conflicto. 

Los más recientes ataques destruyeron cinco escuelas y cerraron otras 210, lo que obligó a 115 mil niños a abandonar sus estudios en Ain-Zara, Abu Salim y Soug al Juma’aa. En este escenario, es completamente paradójico y fuera de contexto enviar más armas y tropas.

¿Vanas esperanzas?

Este deseo de la Unicef de parar la guerra en Siria y la determinación ONU de que termine el conflicto en Libia parecieran meros anhelos de Año Nuevo frente a:

Solo el 1%

Los escenarios son variados: Siria, Yemen, Mali, Bangladesh, Nigeria, República Democrática del Congo, Afganistán, Sudán del Sur, Burkina Faso, Somalia, Colombia, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Ucrania…. Los crímenes son los mismos: asesinatos, mutilaciones, secuestros, violencia sexual, reclutamiento en grupos armados, trata… brutales, desgarradores, continuos e innecesarios. 

“Mataron a mi madre delante de mis ojos” es el testimonio de un niño de nueve años que llegó a un hospital de Mopti en Mali. Esto luego de que un ataque en abril dejara sin vida a 46 niños y varias decenas con heridas de balas y quemaduras cuando los atacantes incendiaron cobertizos, graneros y hogares. 

Ante este escenario plantearse el fin de la guerra no solo en Siria, sino en cada rincón del planeta se presenta más como una necesidad que como un deseo de Año Nuevo. Pues – salvando las distancias, el PIB, las estadísticas, etc.- es inevitable plantearse: “Y si de esos 24.881 millones de dólares se invirtiera solo un 1% -léase 248 millones 810 mil– para para ayudar a los 70 millones de refugiados que las mismas armas han generado ¿qué pasaría? ¿Estaríamos mejor?” #C16Denuncia #ChildrenUnderAttack

Para más información visite Cambio16.com

Lea también

Sánchez defiende la contribución militar de España en la cumbre de la OTAN

Sánchez defiende la contribución militar de España en la cumbre de la OTAN

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Maria Rosales

Areas of Expertise:

Ambiente
Derechos Humanos

Location Expertise:

Caracas, Venezuela
Madrid, España
Iberoamérica

Official Title:

Redactora y Correctora Editorial de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolana radicada en Venezuela. Licenciada en Letras en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactora y correctora editorial de versiones impresas y páginas web, de Cambio16 y Energía16. Redactora de la revista Cambio Financiero. Con 17 años de experiencia como investigadora y editora de contenidos para talleres de ciencia y teatro, libros de inglés, micros radiales, sitios web y redes sociales. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Desigualdad y pobreza en España de los más altos de Europa Occidental

El riesgo de pobreza sigue siendo alto en España

España ocupa el primer lugar de la UE15 en el periodo 2004-2016 (con un 20,9%).