El país se sigue preparando para una salida abrupta de la UE.

Reino Unido se prepara para Brexit duro y Banco de Inglaterra advierte sobre recesión

Reino Unido, país dirigido ahora por Boris Johnson, está acelerando los preparativos para un Brexit duro e invertirá 2.100 millones de libras (2.300 millones de euros) para la contingencia económica.

Esta inyección de capital tiene como objetivo lograr una provisión de medicamentos esenciales, contratar más agentes de fronteras y financiar campañas para la adaptación al nuevo sistema británico fuera de la UE.

Contingencia económica por Brexit duro

Sajid Javid, nuevo ministro de Finanzas, afirmó que el desembolso monetario permitirá al Gobierno mejorar la formación de los agentes de aduanas, contratar más personal para hacer frente al aumento previsto de las solicitudes de pasaportes y mejorar la infraestructura en torno a los puertos.

“A 92 días de que Reino Unido abandone la Unión Europea, es de vital importancia que intensifiquemos la planificación para asegurarnos de que estemos preparados”, dijo Javid.

“Queremos lograr un buen acuerdo que elimine la antidemocrática salvaguarda (para la frontera con Irlanda). Pero si no podemos conseguirlo, tendremos que marcharnos sin acuerdo”, agregó.

Muchos inversores, especialistas y gremios han advertido que un Brexit duro dañaría la economía británica y mundial, lo que llevaría al país a una recesión.

El Gobierno ya ejecuta medidas paliativas

El Gobierno británico, con este nuevo anuncio, ya ha hecho una inversión total de 6.300 millones de libras (6.900 millones de euros) para enfrentar el Brexit.

Asimismo, el ministerio de Finanzas informó que se gastarán 434 millones de libras (475 millones de euros) para asegurar el suministro de medicamentos y otros productos sanitarios, incluida la contratación de capacidad adicional de unidades de transporte, almacenamiento y provisión.

A esa cifra se le suman 138 millones de libras (151 millones de euros) en una de las mayores campañas de información pública en tiempos de paz , con el fin de preparar a ciudadanos y empresas para un Brexit sin acuerdo.

Los partidarios del Brexit dicen que surgirían algunas dificultades a corto plazo, pero se ha exagerado sobre el impacto de un Brexit sin acuerdo. Aseguran que a largo plazo Reino Unido prosperaría si dejara la Unión Europea.

Banco de Inglaterra sumamente preocupado

El Banco de Inglaterra, por su parte, recortó sus previsiones de crecimiento este jueves ante el aumento de las preocupaciones por el Brexit y la desaceleración de la economía mundial. Asimismo, advirtió sobre una posible recesión económica en el país en caso de darse un Brexit duro.

No obstante, el ente británico no dio ninguna señal de que esté considerando la posibilidad de bajar los tipos de interés, tal y como hizo la Reserva Federal de EEUU.

Las previsiones del banco central indican que Reino Unido evitará un Brexit catastrófico. De esta manera, esperan un crecimiento del 1,3% para 2019 y 2020, por debajo del 1,5% y del 1,6% para cada año previsto en mayo.

Esto hace que la previsión de crecimiento de Reino Unido esté más o menos en línea con el de la zona euro.

Para más información visite Cambio16.

Lea también: Reino Unido va directo a enfrentar graves consecuencias por Brexit duro

Reino Unido va directo a enfrentar graves consecuencias por Brexit duro

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre José Ricardo Calvo

Areas of Expertise:

Mundo
Tecnología
Deportes

Location Expertise:

Venezuela
Iberoamérica

Official Title:

Redactor de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela. Reportero y redactor las secciones Mundo, Venezuela, y Tecnología y Deportes de Cambio16. Con experiencia en el área reporteril de la fuente automovilismo y temas relacionados, específicamente sobre la Fórmula 1. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

analgésicos dolores crónicos

Descartan los analgésicos para tratar los dolores primarios crónicos

El paracetamol, ibuprofeno, aspirinas y otros fármacos no-esteroideos y antiinflamatorios, además de opioides, dañan más la salud y no quitan el dolor crónico.