.
domingo , mayo 19 2019
Home / Actualidad / Tiempo de soñar

Tiempo de soñar

Sin apenas tiempo para descansar después de los turrones y con los regalos de los Reyes Magos apenas abiertos, nos fuimos a Ginebra para ser testigos de la primera gran cita relojera del año. El Salón Internacional de la Alta Relojería celebraba su 29ª edición en un momento marcado por los grandes vaivenes de la industria y con un mercado en continuo movimiento. Más exclusivo que Baselworld (¡es un salón que no una feria!), pero con algunas de las marcas más importantes del sector presentes en la cita. En total asistieron 18 casas relojeras más otras 17 catalogadas dentro de la relojería de autor. El número era suficiente para hacernos una fiel idea de las tendencias del momento y, por lo visto en Ginebra, estarán este año definidas por el color (mucho azul y, un poco menos, verde o marrón) y materiales innovadores como la cerámica y el carbono. La mejora de las herramientas de producción y diseño han permitido que estas opciones sean cada vez más accesibles y, por tanto, más fáciles de incorporar a los catálogos.

Pero las novedades no se quedan en una mera cuestión de materiales y colores. Por suerte para nosotros, algunas firmas también han apostado este año por presentar creaciones inéditas, no basadas en antiguos modelos conocidos.

El ejemplo más significativo ha sido el CODE 11.59 by Audemars Piguet, uno de los grandes protagonistas de este SIHH, cuyo diseño estuvo en boca de todos los visitantes que acudieron a Ginebra entre el 14 y el 17 de enero. La colección, pues hablamos de nada menos que 13 referencias presentadas, es la personal interpretación que la manufactura ha realizado del reloj clásico. En su diseño se entremezclan con total libertad códigos estéticos modernos con algunas de las señas de identidad de Audemars Piguet, todo ello realizado con un altísimo nivel de acabado con el deseo de conquistar la atención de los coleccionistas más exigentes. Y, por el lado femenino, toda una sorpresa el Galop d’Hermès, una imaginativa transformación de la femineidad de la casa francesa bajo el prisma de un emergente diseñador norteamericano. Son solo dos de los ejemplos de cómo la Alta Relojería ha entendido que el momento de evolucionar ha llegado.

Audermars Piguet: Code 11.59

Sin duda, una de las grandes estrellas de esta edición del SIHH. El CODE 11.59 by Audemars Piguet representa la interpretación del reloj clásico desde la personal filosofía de la manufactura de Le Brassus. El equipo responsable de su desarrollo destaca la incorporación de los códigos propios de la marca combinados con inusuales propuestas técnicas, como es el caso de su caja en tres partes, el cristal de zafiro de doble curvatura o la realización en tres dimensiones del logotipo de Audemars Piguet. Para mayor alegría de sus seguidores, el modelo ha traído el esperado calibre cronógrafo manufactura. La caja tiene un diámetro de 42 milímetros y está realizada en oro blanco.

IWC: Spitfire

Un año más, la fi rma de Schaff hausen hace valer su condición `voladora’ con una serie de referencias inspiradas en el mundo de la aviación. Una de las líneas que más se ha ampliado en esta ocasión ha sido la dedicada al Spitfi re, el mítico caza inglés de la Segunda Guerra Mundial. Con este gancho conceptual no es de extrañar la fuerte carga vintage de todos los modelos, fuertemente infl uenciados por la estética de los IWC de aviador de mediados del siglo XX y sin esconder nunca su origen militar, muy visible en la correa caqui de tela. En defi nitiva, se trata de seguir disfrutando de un diseño clásico deportivo que nunca pasa de moda y que disfruta además de una excelente legibilidad. Caja de acero de 41 milímetros y movimiento automático cronógrafo manufactura.

Ulysse Nardin: Skeleton X

A la fi rma de Le Locle siempre le ha gustado experimentar con nuevos materiales. No en vano, Ulysse Nardin fue la primera casa en usar el silicio en relojería. Pero esta tendencia innovadora del mercado ha tenido este año su mayor presencia en el tema de las cajas, y aquí de nuevo Ulysse Nardin ha dejado su sello. Hablamos del Carbonium, un compuesto que usa como base el carbono y procede de la industria aeronáutica. Ligero y con un acabado muy llamativo, el Carbonium ha demostrado ser una elección perfecta para el nuevo Skeleton X, reloj que muestra las “tripas” de su interior gracias a un impactante acabado esqueleto de su movimiento realizado íntegramente en casa. 43 milímetros de diámetro.

Panerai: Submersible

La noticia más importante de esta edición para la fi rma italiana es la emancipación del Submersible de la línea Luminor y su transformación en una colección independiente. El equipo de la casa ha sabido explotar el extraordinario potencial deportivo de este reloj de buceo mediante una serie de acciones donde la experimentación con materiales y los códigos cromáticos juegan ahora un papel esencial en la identidad del reloj. Un ejemplo es esta edición especial realizada en colaboración con el equipo de vela Luna Rossa. La caja está fabricada en Carbotech, un material exclusivo de Panerai basado en la fi bra de carbono que se caracteriza por su gran ligereza. Además, la esfera está realizada nada menos que con la tela de vela original del propio Luna Rossa. Mide 47 milímetros de diámetro y está equipado con movimiento automático manufactura.

Vacheron Constantin: Patrimony

No hay duda de que el azul es uno de los colores de esta edición del SIHH. Muchas han sido las marcas que lo han incorporado a sus novedades, Vacheron Constantin entre ellas. Así lo vemos en esta elegante pieza Patrimony. La fi rma de Ginebra ha bautizado como “azul majestuoso” esta peculiar presentación que añade al tono de color un acabado satinado con efecto rayos de sol a la superfi cie de la esfera. Lo interesante es lo bien que mezcla con el oro rosa de la caja. Entre las piezas presentadas con esta original combinación destacamos la versión Día y Fecha retrógrados en una disposición exclusiva de Vacheron Constantin muy fácil de leer además de original. Caja de 42,5 milímetros de diámetro y movimiento automático manufactura.

Cartier: Baignoire

En esta edición del SIHH las novedades femeninas han perdido el protagonismo que obtuvieron en anteriores entregas. Una de las excepciones ha sido Cartier, que ha presentado este año una reinterpretación de su mítico Baignoire, creado en 1912, aunque evolucionado posteriormente en las décadas de los 50 y 60. La versión Allongée destaca por su caja alargada y extragrande. Una propuesta original y extravertida que se benefi cia ahora de una curiosa terminación Clous de Paris de forma piramidal completamente nueva. Disponible en dos tamaños de caja, siempre en oro rosa y equipado con un movimiento mecánico manual manufactura.

Hermès :Galop d’Hermès

La famosa fi rma francesa ha pedido al joven diseñador Ini Archibong su visión particular de la mujer Hermès de hoy en día. El resultado ha sido Galop d’Hermès, un reloj que bebe del legado histórico de la casa (la forma de su caja se asemeja a un estribo, recordando los orígenes ecuestres de Hermès), aunque jugando con las líneas y acabados de un modo original y, digámoslo así, luminoso. Se adapta a la perfección a la muñeca femenina, aunque su diámetro no es especialmente pequeño, con 40,8 milímetros de largo por 26 de ancho. Como es habitual en Hermès, la tipografía ha sido expresamente creada para el reloj. Disponible en oro rosa o acero, y versiones con y sin diamantes.

Montblanc: 1858

La casa nacida en Hamburgo continúa la apuesta iniciada el año pasado con su colección 1858 y presenta ahora nuevas referencias inspiradas en el espíritu de aventura que caracteriza a la colección. Tenemos la esfera en verde oscuro, el color que mejor simboliza la naturaleza, combinada para la ocasión con una caja realizada en bronce, un material que, además de su atractivo aspecto, destaca por adquirir con el paso del tiempo una pátina que convierte cada reloj en una pieza única en el mundo. La foto corresponde al modelo cronógrafo, de 42 milímetros de diámetro y movimiento automático con reserva de marcha de 48 horas. La correa de tela tipo NATO culmina un look perfecto.

Check Also

Eurovisión

España suma una nueva decepción en Eurovisión

España volvió a sufrir una nueva decepción en el Eurovisión 2019. Aunque La Venda de …