Too Good To Go, comer sin desperdiciar es sostenible
Oriol Reull: "un consumo consciente y responsable es clave para evitar el desperdicio alimentario".

Oriol Reull: Un consumo consciente evita el desperdicio alimentario

Explicativo Incluye también cronogramas, preguntas y respuestas. Proporciona el contexto o antecedentes, definición y detalles sobre un tema. Ayuda a entender cómo funciona algo o lo que ocurrió en el pasado.
Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

La comida que los establecimientos hosteleros y supermercados no logran vender durante su jornada laboral acaba en la basura. Con la app móvil Too Good To Go, empresas y ciudadanos tienen la posibilidad de salvar aquellos alimentos en buen estado que sobran al final del día, evitando que los excedentes sean desechados.

El desperdicio de alimentos es un fenómeno que no solo contamina, sino que también perjudica el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) número 2 –hambre cero– y número 12 – producción y consumo responsables–.

Para la consecución del ODS 12.3 hay que reducir a la mitad el derroche de comida per cápita mundial en los distintos procesos de las cadenas de producción y suministro para 2030 en las ventas al por menor y a los consumidores.

Una mala gestión del excedente de alimentos influye también en lo económico, ya que todo el dinero destinado a producir los productos acaba en la basura. Así como en el deterioro de los recursos empleados para obtenerlos –tierra, agua, energía o suelo, entre otros medios utilizados–.

Acabar con este problema depende, para Oriol Reull, country manager España de Too Good To Go, de “una mayor sensibilización en las escuelas” y “una mayor implicación política”. Los ciudadanos, por su parte, pueden evitar el excedente de comida llevando a cabo un consumo “más consciente y responsable”. El sector agrícola y la forma de alimentarse de los seres humanos necesita prácticas sostenibles.

Un tercio de la comida mundial acaba en la basura

La interrogante ya la plantea en su perfil de Too Good To Go: ¿cómo se alimentará la población en 2050?

Esta es una de las cuestiones que me ha llevado a embarcarme en un proyecto como el de Too Good To Go. Lo cierto es que se avecina un futuro complicado en lo referente a la alimentación. Se estima que en 2050 seremos más de 9.000 millones de habitantes en el planeta. Muchos hablan de que no habrá recursos suficientes para alimentar a esa población creciente.

Sí que los hay, pero no los aprovechamos. Cada año tiramos 1.300 millones de toneladas de comida en todo el mundo, es decir, un tercio de la comida mundial se desaprovecha. Si se gestionaran y aprovecharan mejor estos recursos podríamos alimentar a toda esa po- blación del futuro, además de conseguir reducir el desperdicio de alimentos.

Asimismo, empezamos a ver las primeras tendencias como las ‘carnes’ hechas a partir de proteínas vegetales o los alimentos hechos a base de insectos, entre otros ejemplos, que nos muestran hacia dónde va nuestra alimentación en las próximas décadas.

La comida no se tira

¿Qué es Too Good To Go?

Too Good To Go es un movimiento con el cual inspiramos y empoderamos a las personas a tomar acción contra el desperdicio de alimentos. Esta corriente se materializa en una app móvil gratuita con la que restaurantes, supermercados, hoteles, panaderías, fruterías, entre otros establecimientos, pueden vender su excedente de comida diario y los usuarios pueden salvar packs con esa comida de calidad a precio reducido. Así, evitamos que se tiren a la basura los alimentos que están en buen estado y que no se han vendido al final de la jornada.

Actualmente, ya se han unido más de 39.000 establecimientos y más de 20 millones de usuarios a nuestra iniciativa. En cuatro años hemos salvado más de 30 millones de packs de comida. Nuestro objetivo es alcanzar el billón de packs de alimentos salvados en 2024. Además, llevamos a cabo campañas de concienciación, trabajando con organismos públicos, colegios y universidades para sensibilizar a la sociedad y a las generaciones más jóvenes sobre la importancia de luchar contra el desperdicio alimentario.

“España tira cada año 7,7 millones de toneladas de comida y es el séptimo país de la Unión Europea que más comida desperdicia. El problema en nuestro país es patente y creciente”.

Oriol Reull, Country Manager España de Too Good To Go.

Causas del desperdicio de alimentos

¿Qué beneficios obtiene la empresa? ¿Y el ciudadano?

Estamos ante lo que se denomina modelo Win-Win. Por una parte, gana el establecimiento porque no tira comida y consigue rentabilizar lo que antes para ellos era una pérdida. Además, atrae nuevos clientes a su local y logra posicionarse como una empresa sostenible e implicada en la lucha contra el desperdicio. Por su parte, los ciudadanos comen bien y de calidad por menos dinero. Pero existe un tercer Win, el planeta. Porque al no tirar comida cuidamos del medio ambiente, aprovechamos todos los recursos empleados y evitamos las emisiones de CO2 derivadas del desperdicio alimentario.

¿Cuál es la causa del desperdicio de alimentos? ¿Y la solución?

El desperdicio de alimentos es un problema que se produce en toda la cadena de suministros, desde la producción agrícola hasta el consumo final en el hogar. Por ejemplo, la sobreproducción de comida o el incumplimiento de los estrictos estándares de calidad sobre el peso, el tamaño y la apariencia de los productos frescos que exige el mercado hace que muchos alimentos no lleguen ni a ponerse a la venta y se desperdicien mucho antes de llegar al consumidor. Así como errores en el manejo y el almacenamiento de los productos y en el procesamiento y el envasado. No obstante, los consumidores son los responsables de que un 42% de la comida acabe en la basura.

El consumo desmedido, el no diferenciar entre el significado real de fechas de consumo preferente y caducidad, el escaso valor que se le da a la comida, el dar prioridad al tirar antes que al reutilizar son solo algunas de las causas por las que el consumidor tira comida. La solución pasa por una mayor sensibilización sobre el problema trabajando la educación en las escuelas en torno a estas cuestiones. También, una mayor implicación política con iniciativas y regulaciones eficaces que sirvan para cambiar la actitud de todas las partes implicadas en la cadena respecto al desperdicio masivo de alimentos.

“Un consumo más consciente y responsable es clave”

¿Cómo se gestiona el excedente de alimentos o a quién le corresponde?

Es difícil de gestionar dadas las limitaciones alimentarias, logísticas y de gestión que juegan un papel relevante en el final de la vida útil de los productos. La gestión corresponde en cualquier caso al último propietario del producto que en la mayoría de casos coincidirá con aquel que lo custodia. La administración de excedentes ha ido mejorando en los últimos años gracias a iniciativas que pretenden mejorar y optimizar la compra de materia prima y gracias a la economía circular se opta cada vez más por la reutilización. Muchas frutas y verduras se utilizan para zumos, cremas u otras salsas que de otro modo se hubieran convertido en excedente.

Cuando no se puede evitar desechar comida por su estado, ¿qué deben hacer los ciudadanos y empresas con el alimento en mal estado?

Si el alimento ya no está en buen estado, la única opción que queda es desperdiciarlo por seguridad, siguiendo los pasos adecuados de separación y reciclaje del producto para la correcta gestión y tratamiento de los residuos. Lo que hay que plantearse en este caso es por qué se ha llegado hasta ese punto y si se podía haber hecho algo antes de que el alimento se pusiera malo para evitar que fuera desperdiciado.

A veces vamos al supermercado sin una planificación y compramos de más, o no prestamos atención a las fechas de caducidad o a los consejos de conservación de los productos. Trabajar en este sentido, llevando a cabo un consumo más consciente y responsable es clave para evitar el desperdicio.

“Un 32% de los alimentos se pierden en el primer paso”

¿Cómo afecta a la agricultura este problema?

El desperdicio de alimentos afecta directamente a la agricultura. Se estima que actualmente 500 millones de toneladas de comida son desperdiciadas en el sector agrícola cada año. Esto significa que un 32% de los alimentos que se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministros se pierden en el primer paso, lo que además supone una pérdida de 230 mil millones de dólares.

Comer sin desperdiciar es sostenible

¿Se necesita más concienciación en la sociedad sobre la gravedad que supone para el medio ambiente tirar alimentos?

Sí, se necesita mucha más concienciación para poder atacar al problema y prueba de ello es que el desperdicio de comida en los hogares españoles creció hasta un 8,9% en 2018. Esto demuestra que aún no se le da la importancia suficiente a la comida en cuanto al impacto que tiene sobre el medio ambiente. Y esto es curioso porque nadie se olvida de apagar la luz al salir de casa o de cerrar el grifo del agua al terminar de ducharse, ya que sabemos cuáles son sus consecuencias.

Sin embargo, muy pocos se paran a pensar en lo que supone tirar una manzana o un plato de espaguetis a la basura. Tirar una sola barra de pan equivale a emitir el mismo CO2 que el que emitiría un coche tras recorrer un kilómetro, por ejemplo. Por ello, a través de nuestra app facilitamos una solución a tanto despilfarro.

“Operamos en más de 20 provincias españolas, junto a más de 2.700 establecimientos y más de un millón de usuarios. En apenas año y medio han salvado más de 700.000 packs de comida”.

Oriol Reull, Country Manager España de Too Good To Go.

 

¿Son el veganismo y el vegetarianismo la única alternativa a un consumo alimentario sostenible con el medio ambiente?

Últimamente se habla mucho de que el veganismo y el vegetarianismo son la única alternativa a un consumo más sostenible, pero añadiría más cuestiones. Por ejemplo, apostar por unos sistemas de producción más responsables o la reducción del desperdicio de comida como medida para avanzar hacia la sostenibilidad en alimentación.

Según los expertos, casi el 30% de la tierra agrícola se emplea para producir alimentos que no consumimos y hasta un 10% de las emisio- nes globales de gases de efecto invernadero son producidas por el desperdicio alimentario –el equivalente a la industria global del automóvil–. Poner remedio al desperdicio de comida está catalogado por los expertos como una de las medidas más eficaces en la lucha contra el cambio climático.

Más información en la revista número 2.265 de Cambio16

Puede adquirirla impresa, en digital, suscripción digital y suscripción total.

 

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre David Luzio

Areas of Expertise:

Deporte
Ambiente
España
Entretenimiento

Location Expertise:

Madrid, España

Official Title:

Redactor de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

David Luzio
Hispanoluso. Ubicado en Madrid. Licenciado en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Reportero y redactor multimedia de las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Con experiencia en medios de comunicación impresos y digitales en la fuente deportiva, España y medio ambiente, así como en el área de comunicaciones corporativas. Miembro de la Asociación de Revistas ARI.

Check Also

La rebelión de las máquinas

El Gobierno chino usa la inteligencia artificial en la titánica tarea de vigilar a más de mil millones de personas en medio de una pandemia.