A TV screen showing U.S. President-elect Donald Trump is pictured in front of the German share price index, DAX board, at the stock exchange in Frankfurt, Germany, November 9, 2016. REUTERS/Staff/Remote - RTX2SQVH

“Trumponomía”: Los grandes mercados a la espera de las acciones de Trump

Por Andrés Tovar
15/11/2016

Intentemos poner la lupa en lo que deparará una de las piedras angulares de la victoria de Donald Trump, el programa económico. Lo que algunos analistas ya se han atrevido a llamar la “trumponomía” o el “trumpismo” parece pronosticar una combinación de política exterior real con reindustrialización nacional y un proteccionismo razonable.

¿Que cuáles serán sus costos? Preferimos no sumarnos a la alegoría del desastre antes de tiempo. Habrá que esperar cuál será el nuevo escenario, que llegará desde finales de enero, cuando el electo mandatario estadounidense tendrá toda la autoridad del Ejecutivo y el apoyo de un Congreso republicano unificado, detrás de él. Él, por lo tanto, estar en condiciones de producir un cambio profundo y duradero.

Preferimos sumarnos a los hechos: La reacción del mercado ha venido recibiendo mayor atención. Las estrepitosas caídas duraron apenas 24 horas y los mercados de valores se han venido normalizando tras la elección, lo que denota que los inversores están dando un voto de confianza al crecimiento y las ganancias corporativas. En las primeras de cambio, probablemente los precios de los bonos probablemente se moverán mucho, ya que los mercados buscan un seguro contra el riesgo. Habrá que esperar qué seguridad da el panorama estadounidense.

Trump concentra su programa en la creación de puestos de trabajo así como en el desarrollo de nuevas tecnologías, así como reducir los impuestos, fomentar las inversiones y estimular las actividades empresariales; cosas que -paradójicamente- ha servido de argumento a los analistas vaticinar que tales políticas aumentarán la inflación en el país norteamericano, aumentará el desempleo y creará reducciones salariales, amen de generar presiones sobre otros países, así como dificultades en el funcionamiento de la economía estadounidense.

Pero ese riesgo particular podría ser exagerado. Los vaivenes del mercado a raíz del Brexit en Inglaterra no han venido dañando la economía tan inmediatamente como muchos observadores temían. Por el momento, los mercados todavía esperan que la Reserva Federal busque subir los tipos de interés en diciembre. Los bancos centrales en otras partes del mundo también estarán en guardia, listo para proporcionar más alojamientos si es necesario.

Además, la plataforma de la política del Sr. Trump podría ser estimulante en el mediano plazo. Aunque sus planes económicos no han sido aún expresamente detallados, las empresas de varios sectores se están preparando para los cambios en los acuerdos comerciales:

Los grandes sectores esperan las primeras acciones de Trump. Foto: Reuters
Los grandes sectores esperan las primeras acciones de Trump. Foto: Reuters

Energía

El sector energético espera tras la victoria de Trump varios cambios importantes, como la construcción de nuevos oleoductos y gasoductos, el fin de la participación en el acuerdo mundial sobre el cambio climático y la eliminación de las regulaciones ambientales para aumentar las extracciones de carbón en EE.UU.

Scott Sheffield, director ejecutivo de la compañía Pioneer Natural Resources Co., espera que finalmente se resuelva la situación del estancamiento de la producción de petróleo y gas en el país, ampliándose más a las zonas ricas en hidrocarburos.

Harold Hamm de Continental Resources Inc., el principal asesor de Trump en temas de energía, afirmó que los subsidios para las fuentes de energía renovables, como la energía solar y eólica, así como los vehículos eléctricos, deben ser eliminados. “Nada de esto se debe subsidiar”, dijo Hamm.

Sin embargo, varias empresas de producción de energías renovables muestran optimismo, señalando que “el sector de la energía verde” es apoyado por la mayoría de los consumidores.

Salud

La victoria de Trump puede afectar al sector de la salud de Estados Unidos, beneficiando a las empresas farmacéuticas, preocupadas por el constante aumento de precios producidos por la reimportación, y crear problemas a las compañías de seguros de salud, cancelando el programa ‘ObamaCare’, con el cual aumentaban el número de sus clientes.

Tecnología

También, durante su campaña, Trump señaló varias marcas de alto perfil en el sector de la tecnología. Llamó a un boicot contra Apple Inc. por negarse a ayudar a la investigación del FBI, con el acceso a uno de los teléfonos de los terroristas partícipes en la masacre de San Bernardino, investigación de la que la empresa se ha negado a participar debido a la necesidad de respetar la privacidad de sus clientes.

Acusó a Jeff Bezos de utilizar ‘The Washington Post’, del cual es propietario, para promover los intereses de Amazon.com Inc., el gigante del comercio electrónico.

Juegos de azar

Los gerentes de la industria de los juegos de azar se preocuparon inicialmente de la reacción del mercado por la victoria de Trump. Sin embargo, este sector puede aprovechar una clara ventaja: “Trump mismo fue una vez propietario de un casino”, recordó Jeff Freeman, director general de la asociación.

Esto debería ayudar a presentar este sector de la industria como una de las principales fuentes de ingresos.

Infraestructura

Trump ha prometido gastar 1 billón de dólares en proyectos de infraestructura, una posición que claramente alegró a Caterpillar Inc. Pero Martin Richenhagen, director ejecutivo de la compañía de producción de equipos de Agco Corp., señaló que está preocupado por el apoyo repetido a la idea de Trump del proteccionismo comercial. “Si creamos problemas para la importación y exportación, será una pesadilla”, indicó Richenhagen.

En una carta abierta de varios ejecutivos, entre ellos los jefes de Boeing Co., Procter & Gamble Co. y United Technologies Corp., se anunció “la necesidad urgente de restaurar la confianza en las instituciones gubernamentales”.

Los fabricantes están dispuestos de cooperar con Trump, con el objetivo de mejorar la inversión en la infraestructura y los recortes de impuestos, dijo Jay Timmons, director general de la Asociación Nacional de Producción.

Pero Timmons reconoció que la industria no está de acuerdo con la política comercial de Trump, y agregó que se debe presentar un plan claro de cómo abrir los mercados para aumentar las exportaciones de EE.UU. “La cuestión, francamente, todavía necesita trabajo y todavía no lo hemos hecho”, finalizó Timmons.

*Con información de The Wall Street Journal, Bloomberg y The Economist

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

La NASA dice que la Luna es más metálica de lo que se creía

Investigación de la NASA muestra que la Luna es más metálica de lo que se creía

Este descubrimiento proporciona evidencia crítica para comprender mejor la formación del satélite y su conexión con la Tierra.