.
miércoles , septiembre 18 2019
Home / Actualidad / Países de la UE no tienen planes concretos para eliminar subsidios a los combustibles fósiles, destaca un informe
Subsidios a los combustibles fósiles
Ninguno de los Estados miembros de la UE informa exhaustivamente sobre sus subsidios a los combustibles fósiles, ni proporciona planes para eliminarlos

Países de la UE no tienen planes concretos para eliminar subsidios a los combustibles fósiles, destaca un informe

Hasta el momento, ningún estado miembro de la Unión Europea (UE) ha elaborado un plan integral para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles. Ello, a pesar del compromiso asumido en el G20 hace diez años, para eliminarlos. Así se desprende de un nuevo análisis de los 28 Planes Nacionales de Energía y Clima del bloque.

En este informe, expertos del Instituto de Desarrollo de Ultramar (ODI) de Gran Bretaña, la organización Amigos de la Tierra (FoE) de los Países Bajos y la Red de Acción Climática (CAN) Europa analizaron los borradores de los Planes Nacionales de Energía y Clima de los Estados miembros de la UE.

No existen planes de eliminación de subsidios

El informe lleva por título “Subsidios a los combustibles fósiles en el borrador de los Planes Nacionales de Energía y Clima de la UE: Deficiencias y último llamado a la acción”. Sus autores encontraron que varios de los Planes Nacionales de Energía y Clima no mencionan en absoluto los subsidios a los combustibles fósiles. Ello, a pesar de la investigación previa que muestra todos los gobiernos de la UE continúan brindando apoyo al petróleo, el gas o el carbón.

Seis estados miembros (Bulgaria, Dinamarca, Francia, Hungría, los Países Bajos y el Reino Unido) afirman que no mantienen subsidios para combustibles fósiles. Sin embargo, la Comisión Europea descubrió previamente que todos los países de la UE continúan brindando algún apoyo a los combustibles fósiles.

El Reino Unido proporciona 12 mil millones de euros en subvenciones cada año, a través de exenciones de impuestos y transferencias presupuestarias. Esto es más que cualquier otro estado del bloque.

El estudio muestra algunas inconsistencias importantes. Solo nueve países de la UE han reiterado su compromiso de terminar con los subsidios a los combustibles fósiles, como parte de sus planes nacionales. Seis de ellos prevén pasos concretos. Pero a menudo estos se limitan a esquemas de subsidio específicos, en lugar de un plan integral.

Peor aún, cinco países de la UE (Reino Unido, Alemania, Grecia, Polonia y Eslovenia), están incluso buscando introducir nuevos subsidios para 2030. Muchos de ellos están etiquetados como “apoyo a la transición baja en carbono”. Esto incluye un esquema griego destinado a reemplazar las calderas diésel por gas y financiamiento para el transporte de gas natural licuado en Polonia, encontraron los investigadores.

Dinero de los contribuyentes subsidia a combustibles fósiles

En la cumbre del G20 en 2009, los gobiernos de la UE se comprometieron a dejar de subsidiar los combustibles fósiles. Reiteraron esa promesa en la reunión del G7, en 2016. Allí fijaron como fecha límite el año 2025.

“Diez años después, mientras el mundo se encuentra en medio de una crisis climática, los gobiernos de la UE continúan proporcionando grandes sumas de dinero de los contribuyentes a los combustibles fósiles, la principal causa del cambio climático”, dijo Laurie van der Burg, de Amigos de la Tierra.

“Si los gobiernos de la UE se toman en serio la acción climática, deben convertir sus compromisos de larga data para poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles en planes de acción concretos”, expresó van der Burg en un comunicado.

Los gobiernos de la UE proporcionaron en promedio 55 mil millones de euros por año en subsidios a combustibles fósiles entre 2014 y 2016, según una investigación contratada por la Comisión Europea, un nivel que se mantuvo en general estable durante ese período.

Al mismo tiempo, los países de la UE y Noruega obtuvieron más de 400 mil millones de euros en ingresos por impuestos al petróleo y al gas en 2017, según la Asociación Internacional de Productores de Petróleo y Gas.  Y cuando Francia introdujo un impuesto al combustible en 2018, desató una ola de protestas violentas conocidas como los “chalecos amarillos”, que duraron varios meses. Esto hechos subrayan la dificultad para los gobiernos de poner fin a los subsidios.

Se requiere mayor compromiso

El sector del transporte recibió 44 por ciento del apoyo gubernamental total, incluidas exenciones de impuestos para reducir el precio del diésel. Así se desprende de un análisis anterior realizado por el Instituto de Desarrollo de Ultramar y CAN Europa, publicado en 2017.

Los especialistas dicen que terminar con los subsidios a los combustibles fósiles liberará los recursos financieros necesarios para invertir en tecnologías bajas en carbono. Ello permitiría alcanzar emisiones netas cero lo más rápido posible.

A pesar de los compromisos de larga data para poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles, ninguno de los Estados miembros de la UE informa exhaustivamente sobre sus subsidios a los combustibles fósiles, ni proporciona planes para eliminarlos.

En junio, la Comisión Europea formuló una serie de recomendaciones para mejorar los Planes Nacionales de Energía y Clima finales, incluido uno que pedía a los Estados miembros que informaran exhaustivamente sobre sus subsidios a los combustibles fósiles, y explicaran cómo pretenden eliminarlos gradualmente.

 

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Ninguna petrolera importante invierte para apoyar los objetivos climáticos, revela estudio

Ninguna petrolera importante invierte para apoyar los objetivos climáticos, revela estudio

About Dimas Ibarra

Periodista. Especializado en la fuente energética y financiera. Consultor en comunicaciones corporativas.

Check Also

Ter Stegen salva un punto ante el Dortmund en el regreso de Messi (0-0)

El Barça salvó un empate sin goles ante el Borussia Dortmund en su debut europeo, …