Una extraña nueva normalidad – El Videoblog de Gorka Landaburu

Al finalizar el estado de alarma y tras tres meses de confinamiento creíamos, en la mayoría de los casos, que habíamos vencido a la pandemia y que nos habíamos vuelto inmunes.

El primer resultado al recobrar nuestra libertad fue inevitablemente caer en un relajamiento general, convencidos que lo peor ya había pasado.

Para los mas jóvenes el fin del estado de alarma coincido con los exámenes de fin de curso y el inicio de las vacaciones. Unos jóvenes que habían contemplado como la COVID-19, se había cebado casi exclusivamente en la gente mayor y no en ellos.

La nueva normalidad, como muchos lo han interpretado, no ha sido volver al pasado sino tomar las precauciones necesarias para defendernos de un virus que no se ha ido de vacaciones y sigue mas presente que nunca.

Los cientos de rebrotes que han aparecido al salir de nuestro confinamiento, podían ser más que previsibles. Es cierto que en su mayoría han sido y son controlados, salvo en Cataluña y Aragón donde la transmisión se ha vuelto comunitaria y mas complicada de acotar.

El desconcierto y el salvase quien pueda, vuelve a la orden del día. Gran Bretaña ha impuesto una cuarentena, Alemania, Bélgica y Francia desaconsejan viajar a ciertas regiones de España.

Una vez mas a una respuesta global y concertada cada cual ha respondido de forma unilateral e egoísta.

Volvemos al difícil equilibrio ente la sanidad y la economía. Es evidente que debe prevalecer la salud pero es necesario buscar la ponderación y la mesura para tener como prioridad, el no volver a un confinamiento que seria desastroso para todos.

Ahora bien todo este proceso de buenas intenciones tiene que conllevar mensajes claros, transparentes y contundente por parte de todas las autoridades desde el Gobierno central hasta las autonomías y los ayuntamientos.

Es mas que aconsejable y hasta exigible una mayor coordinación y colaboracion entre las distintas administraciones. Podemos entender la preocupación del sector turístico. que no llega al 25 % de su ocupación hotelera en pleno julio con las consecuencias económicas que esto va a generar.

Sin embargo, y ante el futuro incierto que se nos presenta, sin saber en que situación estaremos dentro de una semana, un mes o de aquí al próximo otoño.

La prevención, el control y el exceso de prudencia son las normas mas aconsejables por mucho que en el horizonte las nubes sean cada vez mas negras.

La realidad, y para todos, es que la pandemia sigue aquí y mientras no tengamos la vacuna, hay pocas soluciones, salvo intentar contener, controlar y respetar al virus.

Entradas anteriores:

Lea también:

Citations & References:

Videoblog de Gorka Landaburu. Youtube

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Gorka Landaburu

Areas of Expertise:

Política
España
Mundo
Opinión
Derechos Humanos

Location Expertise:

Bilbao, España
País Vasco, España
París, Francia

Official Title:

Presidente del Grupo EIG y Director de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Español. Licenciado en Idiomas (Francés). Idiomas hablados: Español, Vasco y Francés. Experto en temáticas de: Política, España, Mundo, Opinión y Derechos Humanos. Presidente del Grupo EIG Multimedia S.L., miembro del consejo editorial y director de Cambio16, versión digital e impresa, y miembro de la Fundación Víctimas del Terrorismo. Con más de 40 años de experiencia y trayectoria periodística. Trabajó en medios de comunicación como la agencia EFE, el semanario Opinión, Radio Louxembourg, Le Matin, Radio France, agencia Reuters, Radio Euskadi y Diario de Andalucía. Colaborador en Radio Euskadi, 59 segundos, Protagonistas de Luis del Olmo, Hora 25, Radio Nacional, Ana Rosa Quintana y con las revistas L’Express y Stern. Premios y reconocimientos: Premio Bravo de la Conferencia Episcopal 2001, Premio Protagonista 2002, Premio Canal Sur 2003 y Premio Internacional Reporteros Sin Fronteras “100 héroes” 2014. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

La COVID-19 Gran Hermano

¿Puede el uso de nuestros datos acabar en un Gran Hermano?

Un tercio de los ciudadanos –una mayoría en el caso de los alemanes– piensa que estas empresas son malas para la democracia.