.
jueves , agosto 22 2019
Home / Actualidad / Puerto de Valencia usa el hidrógeno y reduce la huella de carbono
huella de carbono
Más hidrógeno y reducir huella de carbono en la apuesta de la APV

Puerto de Valencia usa el hidrógeno y reduce la huella de carbono

Uso del hidrógeno como fuente de energía. Reducción de la huella de carbono. Fuentes alternas de energía. Lucha contra el cambio climático. Menos partículas contaminantes. Estos temas ocupan buena parte de la agenda de inversiones y operaciones de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV). Esta tendencia se mantendrá durante los próximos años.

La institución adelanta una serie de iniciativas. Con ellas espera compatibilizar reducir el impacto de las actividades portuarias en el medio ambiente. Todo ello manteniendo el crecimiento de la actividad comercial.

Reducción de la huella de carbono

Raúl Cascajo, jefe de Políticas Ambientales de Valenciaport,  explicó que el liderazgo de APV se está mostrando a la hora de aplicar medidas ecoeficientes. Gracias a ello, la evolución de la Huella de Carbono del puerto de Valencia ha experimentado una notable reducción. Desde el año 2008 hasta el 2016, ha pasando de 3,12 a 2,58 t CO2e por tonelada movidas (- 17%). Durante ese mismo periodo, el tráfico del puerto ha experimentado un crecimiento del 24%”.

El carbono es el indicador que la institución considera relevante para poder realizar las mejoras oportunas. La APV fue la primera autoridad portuaria de España en inscribir la Huella de Carbono en el registro creado por el Ministerio de Transición Ecológica. Obtuvo el sello “Calculo”.

Puerto pionero

El puerto de Valencia fue pionero también a nivel mundial en medir su Huella de Carbono bajo el estándar de la ISO 14064-1:2006. Esta metodología proviene del proyecto europeo ‘Climeport’. Incluye cuatro niveles: el puerto en su conjunto, las actividades portuarias, los servicios y procesos y el equipamiento.

La iniciativa implantada por la APV ha permitido comprobar que el 45% de las emisiones del puerto de Valencia provienen de los buques. El 25% provienen del trabajo desarrollado en las terminales portuarias. Un 12% es debido al transporte terrestre. El 18% restante procede de otras actividades que se desarrollan en el complejo.

Crecimiento y sostenibilidad

Actualmente, la APV está trabajando en proyectos relacionados con el cambio de los combustibles fósiles  a otros combustibles más limpios. Estos incluyen el GNL y el hidrógeno.

Asimismo, la APV está inmersa en el estudio del uso de energías renovables en el recinto portuario. En concreto, está estudiando la implementación de energía fotovoltaica y eólica en la ampliación norte del puerto de Valencia.

Incorporando hidrógeno como fuente de energía

El Puerto de Valencia será el primer puerto de Europa en incorporar la energía del hidrógeno para reducir el impacto ambiental de sus operaciones. La iniciativa se enmarca dentro de su plan estratégico de desarrollo de energías renovables.

El proyecto piloto, denominado H2Ports, también incorpora la instalación de una estación móvil de suministro de hidrógeno, o “hidrogenera”. En su fase inicial, el proyecto trabajará en las terminales de Grimaldi (Valencia Terminal Europa) y de MSC del Puerto de Valencia.

Dicha estación se desarrollará con criterios de seguridad y de rentabilidad económica. Tendrá el objetivo de contribuir a la descarbonización de la cadena logístico-portuaria.

Una inversión millonaria

El proyecto H2Ports conllevará una inversión total de 4 millones de euros. En él participan, además de la Autoridad Portuaria de Valencia, la Fundación Valenciaport, el Centro Nacional del Hidrógeno, y las empresas privadas MSC Terminal Valencia, Grupo Grimaldi, Hyster-Yale, Atena, Ballard Power Systems Europa y ENAGAS.

Este proyecto ha recibido financiación de la Fuel Cells and Hydrogen Joint undertaking (FCHJU). Esta entidad de colaboración público-privada es el organismo europeo que promueve la adopción del hidrógeno como alternativa bajas emisiones. Recibe apoyo a través de los programas de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, Hydrogen Europe Research y Hydrogen Europe.

En el marco de su estrategia energética, el Puerto de Valencia incorporó en 2017 la utilización del hidrógeno y de las pilas de combustible como alternativa energética. Todo ello dentro de su objetivo de mejora continua en la reducción de emisiones y de la denominada Huella de Carbono.

Trabajo en equipo

La estrategia recibió impulso definitivo en junio de 2017 cuando la Autoridad Portuaria y la Fundación Valenciaport firmaron un acuerdo de colaboración con la FCH JU para su participación en la iniciativa Regions and Cities con el objetivo de promover el uso del hidrógeno y las pilas de combustible en el Puerto de Valencia.

Con el citado acuerdo, APV y Fundación Valenciaport forman parte de las más de 88 regiones y ciudades pertenecientes a 22 países de la Unión Europea que ya ha suscrito este memorando, entre las que se encuentran las ciudades de Londres, Reykjavik, Venecia o Hamburgo y las regiones de Países del Loira o Rhin-Westfalia, entre otras.

El proyecto H2Ports permitirá demostrar en operaciones reales estos nuevos prototipos en las terminales de Grimaldi y MSC, convirtiéndose así en las primeras instalaciones portuarias europeas que utilizarán maquinaria propulsada con hidrógeno.

Menos contaminación es la meta

Con la puesta en marcha de las acciones derivadas del proyecto H2PORTS la Autoridad Portuaria y la comunidad portuaria continúan en la senda de la búsqueda de combustibles menos contaminantes para su utilización en los puertos y de esta manera contribuir a la disminución de la huella de carbono en las actividades relacionadas con el transporte.

La energía del hidrógeno es una fuente energética alternativa que puede utilizarse en lugar del carbón o del petróleo. Esto significa que la del hidrógeno es una fuente de energía viable, que no contamina el planeta como pueden llegar a hacerlo los combustibles fósiles y la biomasa. Estos otros combustibles están basados en el carbono. Sin embargo, cuando se queman, el dióxido de carbono y monóxido de carbono se liberan en la atmósfera. Cuando el hidrógeno se quema, se combina con el oxígeno en el aire para difuminarse en el agua. La energía del hidrógeno se recicla porque su vía de escape es su conversión en agua.

Para más información visite: Cambio16

Lea también: Siemens Gamesa y BBVA firman los primeros avales “verdes” de España

Check Also

Listeriosis: la enfermedad que alarma a la población española

Listeriosis: la enfermedad que alarma a la población española

La población española se ha visto perjudicada por un brote de listeriosis, una infección poco …