viernes , abril 10 2020
La falta de vacunas propicia la exportación de las epidemias
La falta de vacunas propicia la exportación de las epidemias

Venezuela es el primer exportador de epidemias en América Latina

D8 no es el serial de un arma letal en Venezuela, pero podría serlo. Es el Genotipo del sarampión que ha hecho del país suramericano el mayor exportador de esta enfermedad convertida en epidemia, junto con la malaria y la difteria, con cantidad de enfermos y fallecidos en América Latina.

Este Genotipo ha sido identificado en cientos de casos confirmados en no menos de seis países suramericanos, según la Sociedad Venezolana de Salud Pública, entre otras organizaciones de la región.

Datos recientes indican que Venezuela tiene 6.600 casos de sarampión confirmados desde 2017, 203 en las primeras 18 semanas de 2019. Aumentó 63 más en las últimas 5 semanas, señaló el último informe de esta asociación, basado en informaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

A pesar de que las autoridades no publican cifras desde 2016, la Sociedad que promueve la salud como bien social, se las arregla para informar. Está integrada por médicos epidemiólogos y ex ministros de Sanidad.

Epidemias en la maleta

Mientras el PIB retrocede por sexto año consecutivo, el país exportó 356 casos de sarampión: A Brasil (222), Colombia (91), Perú (20), Ecuador (12), Chile (8) y Argentina (3), desde la primera semana de febrero de 2018  hasta la semana epidemiológica 18  (finales de abril-comienzo de mayo) de 2019.

En todos los casos fue detectado el mismo Genotipo D8 

La crisis política, social y económica, ha sido determinante en la exportación de la enfermedad.

“Muchos están relacionados con los flujos masivos de migración producidos como consecuencia de la emergencia compleja, y que ha provocado la diáspora no menor de a 3,5 millones de personas”, apunta el informe.

La característica común es que los viajeros se transportan por vía terrestre, en precarias condiciones, afectados por la desnutrición, la pobreza y sobretodo no están protegidos mediante vacunas, indica.

Además, en Venezuela no existen eficaces jornadas de inmunización. Por eso se duda de que en 2019 Venezuela no reporte casos sospechosos.

Efectos del sarampión

Las consecuencias han sido trágicas.  Brasil se sumó a Venezuela como país con circulación continua o endémica del virus a partir de la primera semana de febrero de 2019. Colombia, por su lado, lo hizo a partir de la segunda semana de marzo de 2019.

“Ahora son tres los países con pérdida del reconocimiento internacional de territorio libre de sarampión”, se lamentan los médicos en el boletín.

Y la letalidad no es menor.

Aunque en 5 meses de 2019 no se han reportado personas fallecidas, Venezuela ocupa el primer lugar en el continente en muertes ocurridas desde el comienzo de la epidemia en 2017, con el  94,59 %.

La cifra incluye 4 fallecidos en Brasil, correspondiente a casos importados de Venezuela, por lo que el número de venezolanos fallecidos por sarampión subió a 140.

Hay preocupación internacional sobre el sarampión en todo el mundo, afirmaron los médicos.

De exportación

“Ya Venezuela es el primer exportador de enfermedades, de epidemias, y la información lo indica”, afirmó José Félix Oletta, ex ministro y coordinador de la asociación.

La ruptura de un récord nacional sin epidemias, comenzó con la malaria, una enfermedad que había desaparecido hace más de 20 años del escenario de salud pública venezolana.

Venezuela posee el peor desempeño mundial en el control y eliminación de la malaria, considerada como una emergencia compleja por el Programa Mundial de la Malaria de la Organización Mundial de la Salud.

Entre 85% y 90% de los casos importados de malaria en Colombia provienen de Venezuela. En el caso de Brasil, les aporta poco más del 62%, aseguró Oletta.

También en difteria, Venezuela reportó el peor impacto en 2018.

La cifra de casos confirmados, de muertes y una letalidad dos veces mayor a lo calculado, colocó al país por encima de Haití en el mismo lapso. Brasil y Colombia detectaron los primeros casos confirmados e importados.

En 2019 los casos sospechosos de la enfermedad continúan y se le suman más, advirtió Oletta. “Se están exportando casos de tuberculosis, VIH y cualquier otra enfermedad infectocontagiosa, porque no hay vacunas” . Llama a organismos nacionales e internacionales a detener las epidemias.

Para más información ingresa a Cambio16

Lea también:

Llaman a la ONU a liderar “respuesta total” ante la crisis humanitaria de Venezuela

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Olgalinda Pimentel

Areas of Expertise:

Política
Leyes
Derechos Humanos
Medio Ambiente
Sociedad

Location Expertise:

Caracas, Venezuela
Madrid, España
Iberoamérica

Official Title:

Coordinadora y Redactora Editorial de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolana radicada en Venezuela. Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impresos, en la Universidad Central de Venezuela. Coordinadora y redactora editorial en las secciones de Investigación y Venezuela de Cambio16 y Energia16. Con amplia experiencia en el área reporteril y la coordinación y dirección de distintos medios de comunicación impresos. Se ha desempeñado como locutora y productora de contenidos para radio, y profesora de Investigación Periodística y Opinión Pública en las universidades Santa María y Nueva Esparta. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

Enfermedades-zoonóticas_3

La destrucción ambiental acelera los brotes de enfermedades infecciosas

Si el hombre respetara el medio ambiente vitaría pandemias como las del coronavirus