domingo , mayo 31 2020
Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.
Repsol en Venezuela
En 2005 Repsol se hizo del bloque Cardón IV del proyecto gasífero Rafael Urdaneta / Repsol / Web

Repsol tiene una pesada carga en el Caribe, Venezuela

Repsol no quiere irse de Venezuela. Espera seguir al menos 20 años más. Es la frase que ha repetido Antonio Brufau, presidente de la petrolera, pese a que su producción en su asociación con Pdvsa promedió solo 50.000 barriles diarios en 2019. Son cifras de la más reciente presentación de sus resultados.

Las decepcionantes cifras en Venezuela no reflejan el desempeño de Repsol en el resto del mundo. La producción global de la empresa en 2019 alcanzó los 709.000 barriles de petróleo equivalente diarios, un volumen en línea con los 715.000 barriles del período anterior.

Este año sumó nuevos barriles provenientes de los campos Marcellus (Estados Unidos), Duvernay (Canadá) y Akacias (Colombia). Además de la adquisición de Mikkel (Noruega) y la participación de Equinor en Eagle Ford (Estados Unidos). También comenzó la producción en Buckskin, en el golfo de México.  Esos volúmenes le permitieron compensar las interrupciones en Libia.

En los 8 bloques que opera Repsol en Venezuela se logró, al cierre de 2018, una producción de 62.059 barriles equivalentes de petróleo día, lo que significa una caída con respecto 2017, cuando se promediaron 77.054 barriles. El nivel de reservas sumó 514 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Las mayores reservas

A la reducción en la producción se suma el complejo panorama político-social y las sanciones de Estados Unidos. Pero aún así hay razones mantener los negocios en Venezuela: Repsol no desea salir del mayor reserva de crudo del planeta.

La empresa española llegó con grandes ambiciones a Venezuela en 1993, en pleno proceso de la apertura petrolera. Entre 2006 y 2007 fue una de las primeras petroleras en aceptar las nuevas reglas del juego y migró a empresas mixtas sus negocios con el Estado venezolano, que elevó las cargas impositivas de las regalías y del impuesto sobre la renta.

En 2005 Repsol se había del bloque Cardón IV del proyecto gasífero Rafael Urdaneta en consorcio al 50% con la italiana ENI. El pozo perforado en 2011, llamado Perla IX, resultó ser el mayor hallazgo de gas en la historia de Venezuela y de la propia compañía. Las reservas probadas del yacimiento suman cerca de 17 billones de pies cúbicos de gas.

Actualmente, la producción del Perla asciende a unos 534 millones de pies cúbicos por día (mmpcd). De haber continuado los planes iniciales, la extracción de gas estaría en el orden de 1.200 mmpcd y se mantendría hasta el final del contrato en 2036.

Repsol también tienen una participación de 40% en la empresa mixta Petroquiriquire (con tres bloques, todos con vigencia hasta 2031); 11% en Petrocarabobo, hasta 2035; y con 60% en Quiriquire Gas (hasta 2027). En Yucal Placer, una licencia de gas no asociado, posee 15%.

Con la vista en Estados Unidos

Las sanciones no solo ponen en riesgo los negocios de Repsol en Venezuela. Las órdenes ejecutivas autorizan a Washington prohibir las operaciones en Estados Unidos a las empresas que incumplan las sanciones. La española produce en territorio estadounidense 113.539 barriles diarios equivalentes de petróleo. Esto incluye el Marcellus Shale, uno de los mayores campos de gas del mundo.

Por precaución, la directiva de Repsol tomó medidas para disminuir riesgos, adoptó cambios para disminuir su exposición patrimonial en Venezuela. Bajó de 1.480 millones de euros en 2017 a poco más de 350 millones a finales de 2019.

Futuro incierto en Venezuela

Más allá de la presencia de Repsol, el panorama petrolero para Venezuela luce sombrío. La firma consultora local Ecoanalítica realizó otra revisión de sus proyecciones de 2020 y estima un volumen de exportación cercano a los 380.000 barriles por día.

La reciente salida de Rosneft y la necesidad de Chevron de recibir trimestralmente una licencia del Departamento del Tesoro para seguir operando en el país constituyen una seria amenaza para la actividad petrolera de Venezuela, uno de los países petroleros más vulnerables a los bajos precios del crudo: su costo de producción supera los 18 dólares por barril, mientras que su cesta de crudos se cotiza en 17 dólares de promedio. Trabaja a pérdida.

Para mayor información visite: Cambio16

Lea también:

Rosneft traspasa sus operaciones en Venezuela a otra empresa rusa

Rosneft traspasa sus operaciones en Venezuela a otra empresa rusa

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

sanitarios ayuda psicológica

Los sanitarios suman 15.482 contagios, 63 muertos y piden ayuda psicológica

A partir de este lunes el 70% de los españoles pasa a la Fase 2. El BOE publicó los términos de la fase 3