lunes , diciembre 16 2019
Home / Actualidad / Escalada de violencia en Bolivia deja seis muertos en Sacaba y Cochabamba
Bolivia
Cocaleros, simpatizantes del expresidente Evo Morales, huyen del gas lacrimógeno durante los enfrentamientos con la policía antidisturbios, en Sacaba, en las afueras de Cochabamba, Bolivia. 15 de noviembre de 2019.

Escalada de violencia en Bolivia deja seis muertos en Sacaba y Cochabamba

Violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y cocaleros en la ciudad de Sacaba, Bolivia, dejaron este viernes un saldo de seis muertos y decenas de heridos. También se reportaron más de 110 personas arrestadas.

La presidenta de Bolivia, Jeanine Añez, denunció en la tarde de ayer la presencia de grupos extranjeros y bolivianos armados entre los manifestantes, de acuerdo con La Razón. Mientras, los cocaleros marchaban por la ciudad al grito de “Áñez asesina”.

Más enfrentamientos en Bolivia

Este viernes en la medianoche, medios bolivianos reportaron los enfrentamientos entre cocaleros, policías y militares en la ciudad de Sacaba, a 13 km de Cochabamba. Los cocaleros se movilizaban en apoyo al expresidente Evo Morales y en rechazo a la nueva presidenta del Estado Plurinacional, Jeanine Áñez.

El enfrentamiento ocurrió en el puente Huayllas de esta ciudad, en una suerte de estrategia de las fuerzas de seguridad para que los manifestantes no alcanzaran Cochabamba.

El resultado de los enfrentamientos es de cinco personas muertas en Sacaba, una en Cochabamba; dos heridos de gravedad y 110 arrestados. Nelson Cox, representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, confirmó la muerte de los cinco productores cocaleros, por impacto de bala.

Mientras que Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia, informó que en la muertes de estas personas se utilizó “armamento militar”. Y apuntó  a la hipótesis de que los autores de estos homicidios son infiltrados del lado de los movilizados, ya que una de las muertes se ejecutó por la espalda.

Por su parte, la presidenta Áñez denunció la identificación de grupos extranjeros y bolivianos armados que incitan a la violencia para desestabilizar el actual gobierno. El medio La Razón reporta la denuncia de que los cocaleros portaban “armas, explosivos y objetos contundentes para atacar a los uniformados”.

Fraude electoral, nuevas elecciones y renuncia

El 7 de noviembre, Nelson Cox, en una entrevista a CNN, señaló que hay conflictos en Bolivia desde el 21 de octubre, un día después de que Evo Morales fuera proclamado presidente de Bolivia para su cuarto mandato consecutivo. Desde la oposición denunciaron fraude electoral.

A partir del 21 de octubre, se iniciaron las protestas y los enfrentamientos entre partidarios y opositores a Evo Morales. Solo para ese día se contaron 384 heridos, de acuerdo con datos de la Defensoría del Pueblo.

La Organización de Estados Americanos (OEA) emitió un informe en el cual recomienda anular la primera vuelta de los comicios electorales del 20 de octubre. El informe señala irregularidades desde “muy graves” hasta “indicativas”. Entre ellas se encuentran “graves fallas de seguridad” en el componente informático.

De acuerdo con el informe de la OEA, resultaba “estadísticamente improbable” que Morales hubiese obtenido los 10 puntos porcentuales necesarios para evitar un balotaje. La Constitución boliviana establece que para que un candidato sea proclamado presidente necesita 50% + uno de los votos válidos. O, en su defecto, obtener un mínimo de 40% con 10 puntos de ventaja sobre el segundo candidato.

El conflicto se inició cuando inexplicablemente durante el proceso electoral se paralizó el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) del Tribunal Supremo Electoral (TSE). En ese momento, se llevaba un avance de 83% de los votos.

Renuncia a la presidencia de Bolivia

Luego del informe de la OEA y la ola de protestas que denunciaban fraude electoral, Evo Morales anunció nuevas elecciones en Bolivia y la renovación del Tribunal Supremo Electoral. No obstante horas después, renunció.

Y es que ese mismo día representantes tanto de la policía como del sector militar le sugirieron a Morales que renunciara. En un comunicado público, el general Williams Kaliman, comandante de las Fuerzas Armadas, sugirió al presidente del Estado que renuncie a su mandato, ante la escalda de violencia que se vivía en Bolivia.

Llamado a la paz y elecciones limpias

Para el pasado lunes, se hizo un llamado a la paz y elecciones limpias, pues la escalada de violencia se extendía entre miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) partidarios de Morales y sus opositores.

Ya para el martes 12 de noviembre Jeanine Añez asumía la presidencia de Bolivia, luego de la renuncia del vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y el presidente de la Cámara de diputados Víctor Borda. Mientras, Evo Morales se asilaba en México.

La violencia no ha parado desde ese 21 de octubre. Nelson Cox sostiene que la fuerzas policiales y militares han sido desproporcionadas en las intervenciones contra los manifestantes. Mientras, fuentes policiales informaron que los manifestantes utilizan armas letales, armas de fuego y dinamita, de acuerdo con HOY.

Para más información visite Cambio16.com

Lea también:

Parlamento Europeo rechaza calificar como un golpe militar lo sucedido en Bolivia

About Maria Rosales

Redactora creativa con 17 años de experiencia como investigadora y editora de contenidos. Aficionada a los idiomas y entusiasta de los deportes al aire libre. Redactora en Cambio16, especialmente para las sesiones de Medioambiente y DDHH.

Check Also

Robert Lighthizer

Acuerdo comercial con China está “totalmente listo”, según el representante comercial de EEUU

El acuerdo comercial “fase uno” entre Washington y Pekín hará que las exportaciones de Estados …