.
martes , octubre 15 2019
Home / Actualidad / Violencia infantil, lacra social que no discrimina

Violencia infantil, lacra social que no discrimina

De la pantalla del ordenador a los conflictos armados los derechos de los niños se ven continuamente vulnerados teniendo consecuencias catastróficas para su vida y desarrollo. Vulnerables en distintas situaciones y escenarios pareciera que cualquier derecho, dignidad, conflicto, ideología estuviera por encima de los derechos humanos de los niños. Pareciera que los Estados partes no entendieran o no les preocupase que los derechos de los niños no son negociables bajo ningún concepto. Por lo tanto,educarlos en sus derechos es inminente y necesario.

Desafortunadamente para los niños del mundo la violencia no discrimina. No hace distinción de razas, color, nivel socioeconómico, religioso, origen, nacionalidad, género, edad o medio para ejercerla. La violencia contra los niños, según informes y noticias de las Naciones Unidas y otras agencias dependientes de este organismo, ha aumentado de tal forma en la última década que los niños están siendo objeto de violencia extrema en distintas latitudes.

Para el 20 de noviembre de este año se cumple el 70 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño y parece urgente y pertinente revisar el estado de la infancia en un mundo que marcha a velocidades extremas en muchos campos, pero que es incapaz de garantizar los derechos más básicos dejando rezagados a millones de seres humanos, entre ellos, a los niños.

Convención sobre los Derechos del Niño

Unicef afirma que la Convención Sobre los Derechos del Niño es un tratado internacional que obliga a los Estados que han ratificado esta convención a cumplirlos. Pero la pregunta irrumpe como una tromba al cerebro: ¿cómo se obliga a los gobiernos a cumplir con este tratado si cada día que pasa hay más niños violentados y al borde de la inseguridad de cualquier índole?

Es una cruel contradicción que se señale que esto es un tratado obligatorio y que en 2018 los conflictos armados hayan pasado por encima de todos los derechos del niño, usándolos como escudos humanos, bombas humanas, objetos sexuales, milicia armada, rehenes, etc.

Violencia-infantil_2
En el mundo existen 120 millones de niñas que alguna vez en su vida han sido forzadas a tener relaciones sexuales o han sido víctimas de algún tipo de agresión sexual.

 

Sin embargo aunque muy notorios y lamentables, los conflictos armados no son los únicos que violentan y sepultan los derechos de los niños. Hay otros tipos de violencia soslayados como la violencia digital y la violencia sexual en los que necesariamente debemos educar a todos los ciudadanos, incluyendo a los niños para que se defiendan al ser expuestos a situaciones que atenten contra su integridad.

Al ser tan pequeños y vulnerables son incapaces de denunciar algún tipo de abuso y muchas veces, si el niño y su entorno familiar se atreven a hacer valer sus derechos se encuentran con trabas en el sistema y con las autoridades. El caso de una niña de 11 años en Argentina en la provincia de Tucumán, en marzo pasado, es un fiel reflejo de esta situación.

La pareja de la abuela de esta pequeña, un hombre de 65 años, la violó y la dejó embarazada. Cuando la niña tenía 19 semanas de embarazo solicitó un aborto. El aborto en Argentina es ilegal según el código penal de ese país. Sin embargo, en caso de violación el aborto se permite. No obstante, esta niña con un embarazo producto de una violación no tuvo acceso al aborto legal, ya que las autoridades médicas provinciales a través de retrasos burocráticos impidieron el mismo.

A las 23 semanas de embarazo decidieron que un aborto era muy arriesgado para su integridad física, pero al parecer no ponderaron las consecuencias de una cesárea y mucho menos lo que significaría para ella traer un bebé al mundo y criarlo. Las preguntas saltan a la vista: ¿Cómo educará a su hijo? ¿Cómo logrará mantenerlo? ¿Cómo será criar un niño con apenas 11 años de edad? ¿Derechos del niño? ¿Dónde?

Violencia Digital

El grupo de jóvenes entre 15 y 24 años de edad es el que más se conecta a Internet alrededor del mundo. Un 71% de estos jóvenes está en línea, mucho más que un 48% de la población total. De ahí que exista una gran cantidad de jóvenes expuestos a los peligros que puede enfrentar en Internet. De acuerdo al Día de la Internet Segura, a los niños se les debe educar y proteger ante:

  • Noticias falsas.
  • Acoso.
  • Sexting, (sex+texting=sexting).
  • Exposición a contenido perjudicial y perturbador.
  • Engaño pederasta.

Uno de los paliativos para esta plaga social es la educación. Divulgar y educar en buenas prácticas y seguridad en Internet se ve como la vía más eficiente. Aunque a veces pareciera que estos esfuerzos no son suficientes cuando la ambición humana está de por medio.

La web Watch Foundation reseña la historia de Olivia. No sabemos ni creemos que ese sea su nombre real. Olivia fue violada y torturada sexualmente desde los tres hasta los ocho años de edad. Quien se suponía que debía cuidarla y protegerla, la violaba y torturaba para colgar vídeos en Internet y beneficiarse económicamente.

Lo más terrible de este caso es que muchas de sus imágenes se encontraron en sitios comerciales, lo que significa que la operadora de estos sitios se beneficiaba económicamente con las imágenes de Olivia. ¿Hasta tal punto de indolencia puede llegar la ambición humana?

Violencia-infantil _3
Dos niñas vistiendo uniforme escolar se sientan en una acera mientras esperan la furgoneta que las llevará a su escuela en la localidad paquistaní de Karachi.

Ocultos a plena luz

Inconcebible, pero cierto. Aunque resulte deleznable, en el mundo existen 120 millones de niñas que alguna vez en su vida han sido forzadas a tener relaciones sexuales o han sido víctimas de algún tipo de agresión sexual. Esto lo señala una investigación realizada por Unicef –Ocultos a plena luz–.

La investigación presenta datos estadísticos relativos a la violencia contra los niños en 195 países del mundo. Se afirma que hay poca documentación acerca del tema, ya que los niños muchas veces no creen estén sufriendo algún tipo de abuso. De este informe se desprende que las parejas o cónyuges de los padres o representantes son los principales agresores sexuales.

Sin embargo, los niños se ven amenazados en otros espacios. El pasado mes de febrero el Vaticano celebró el Encuentro sobre la Protección de los Menores en la Iglesia como respuesta a la ola de escándalos que le aplastó producto de sacerdotes católicos que enfrentan o enfrentaron causas y acusaciones alrededor del mundo relacionadas con agresiones sexuales.

Encumbrados obispos y representantes del Vaticano se han visto envueltos en estos escándalos, acusados por forzar a menores a tener relaciones sexuales o por encubrir denuncias.

Uno de los sacerdotes caído en “desgracia” ha sido el cardenal australiano George Pell, quien fue condenado el pasado marzo a seis años de cárcel por cinco cargos de abuso sexual contra dos jóvenes de 13 años de edad en 1996 en Melbourne, Australia.

¿Y los niños? Al parecer una de las víctimas murió a los 35 años por sobredosis de heroína y otro mantiene su identidad en el anonimato. ¿Cómo se hace cuando quien se supone que es el guía espiritual de tu comunidad abusa de ti sexualmente?

Violencia mortal

Los conflictos armados son la lacra más corrosiva para los derechos de los niños. Los persistentes conflictos armados por causas políticas, religiosas, étnicas y sociales han llevado al límite la vida de muchos millones y la gran mayoría son niños.

Las consecuencias de estos conflictos son tan desmesuradas que en diciembre del 2018 Unicef emitía un comunicado donde señalaba que los líderes mundiales le habían fallado a la infancia.

El comunicado muestra un conteo de países donde los derechos del niño parecen un mero requisito formal y administrativo para pertenecer a los distintos clubes de organizaciones mundiales, pero que en la práctica no solo no se cumplen sino que se violan de la manera más impune. Si el Convenio sobre los Derechos del Niño es un tratado ratificado por más de 190 Estados, cómo es posible que:

  • 4.2 millones de niños estén al borde de la desnutrición en la República Democrática del Congo, producto de la violencia interétnica y el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y las milicias armadas.
  •  5.000 niños hayan resultado asesinados o mutilados en Afganistán producto de la violencia diaria que vive ese país desde 2001.
  • 3.5 millones de niños vean peligrar la continuidad de su educación en la Cuenca del Lago Chad como consecuencia de ataques perpetrados directamente sobre escuelas y maestros.
  • 6.1 millones de personas estén en situación de hambre extrema en Sudán del Sur, gracias a la época de carestía enmarcada en un interminable y cruel conflicto.

Estas situaciones se replican en otros espacios como Myanmar, Siria, Yemen, Ucrania oriental, Somalia, Palestina, Nigeria, Irán y Camerún. El comunicado señala que en tres décadas vivimos momentos donde hay más naciones enfrentando conflictos internos e internacionales, por lo que Unicef exhorta a las partes involucradas a respetar el derecho internacional y frenar la escalada de violencia contra los niños.

Todas estas situaciones planteadas y más –como matrimonios infantiles, prostitución infantil, mutilación genital femenina, violencia corporal, etc.– violan directamente la Convención de los Derechos del Niño en su artículo 24 donde los Estados partes deben garantizar el derecho sanitario de los niños, su acceso a la salud, su derecho a disfrutar de asistencia médica y buena nutrición, entre otros.

Artículo 28, donde se reconoce el derecho de los niños a la educación; artículo 34, donde los Estados partes se comprometen a proteger a los niños de toda clase de abusos o explotación sexuales. Artículo 37, donde se señala que ningún niño puede ser víctima de torturas o se le puede privar de libertad sin ningún tipo de garantías; artículo 38, que garantiza el derecho internacional de los niños en el ámbito de conflictos armados. Más todas las violaciones colaterales y transversales que a la vista están.

El 9 de octubre de 2012, a Malala Yousafzai los talibanes le dispararon tres tiros en el autobús escolar en el que volvía a casa después de clase. Uno la alcanzó. Tenía 15 años.

Educar para empoderar

Bien conocida es ya la historia de Malala Yousafzai quien con apenas 15 años recibió un disparo por ir a la escuela. Malala levantó su voz para exigir igualdad, así como los niños en Pakistán tenían derecho de ir a la escuela ¿por qué las niñas no? Quizás estuvo al filo de la muerte, pero su determinación la hace hoy una joven estudiante de una de las universidades más prominentes de Europa, la Universidad de Oxford en Reino Unido.

David Aguilar nació sin el antebrazo derecho por una rara alteración congénita. En su lugar, decidió fabricarse un brazo protésico robótico utilizando para ello piezas de Lego.

 

El informe 2018 de Unicef, Niños en la era digital, resalta que niños de diferentes lugares en conflicto han denunciado el atropello de sus derechos humanos. Por eso el informe destaca que dotarles de un espacio en el tren de las tecnologías de información les conducirá hacia oportunidades que contribuyan con su desarrollo y a cerrar el círculo de pobreza intergeneracional del cual son parte.

No obstante, la sensibilidad de los más jóvenes es tan poderosa que herramientas más sencillas generan proyectos, espacios y soluciones para los problemas de su entorno.

Gratas sorpresas como la de David Aguilar es una constatación de que la educación de niños y jóvenes es la solución. David nació sin el antebrazo derecho por una rara condición genética y a pesar de que le daba vergüenza estar frente a otros niños por no ser igual, esto no fue un obstáculo en la vida del joven.

A partir de piezas de Lego construyó para sí mismo una prótesis robótica del brazo que le faltaba. Este joven estudia en la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) bioingeniería y sueña con terminar su carrera y construir prótesis asequibles para todos aquellos que las necesiten.

Un ejemplo más de que si a los jóvenes y niños se les dota del espacio, la tecnología y el conocimiento necesarios desarrollan la capacidad de generar soluciones creativas y pertinentes. Por lo tanto, la educación en sus derechos es esencial para su empoderamiento.

Pues observando el no muy alentador panorama mundial, es crucial que los niños y jóvenes tomen en sus manos la defensa los mismos. De otra manera, quedará solo la expectación ante los manejos burocráticos de los grandes organismos mundiales y sus estadísticas.

Para más información viste Cambio16.com

Lea también:

Los jóvenes alzan la voz por el planeta

Puede adquirirla en papel, en digital, suscripción digital y suscripción total

 

About Maria Rosales

Redactora. Amante del aire libre y los espacios verdes. Premisa personal: La paz por encima de todo.

Check Also

Protestas en Cataluña dejan primeros heridos de gravedad

La situación en Cataluña comienza a ser crítica, luego de que miles de manifestantes salieran …