jueves , diciembre 13 2018
Home / Actualidad / Bolsonaro se comprometió a privatizar o cerrar empresas estatales
El ultraderechista Bolsonaro se comprometió a privatizar o cerrar empresas estatales y a reducir el tamaño de Estado/Reuters
El ultraderechista Bolsonaro se comprometió a privatizar o cerrar empresas estatales y a reducir el tamaño de Estado/Reuters

Bolsonaro se comprometió a privatizar o cerrar empresas estatales

Tal como lo preveían los estudios de opinión. El congresista Jair Bolsonaro triunfó en la primera vuelta y el 28 de octubre definirá con el izquierdista Fernando Haddad, quien será el presidente que relevará de su cargo a Michel Temer.

Hasta ahora la gran interrogante tiene que ver sobre las acciones que podría adelantar en materia económica.

Anoche, luego de su victoria con el 46,3 por ciento de los sufragios válidos, adelantó algunas posibles líneas, al comprometerse a reducir el tamaño del Estado, recortar el gabinete a 15 ministerios, bajar los impuestos a las nóminas y privatizar o cerrar muchas empresas estatales.

Este lunes escribió en Twitter que de ser elegido reducirá la cantidad de ministerios y combatirá el fraude en los programas sociales.

Sus mensajes arrojan algo de luz sobre la agenda gubernamental, que ha sido algo confusa excepto por el nombramiento del economista Paulo Guedes como su principal asesor. Se trata de un respetado banquero educado en la Universidad de Chicago. Es el actual jefe de la firma de gestión de activos Bozano Investimentos y un férreo defensor del libre mercado. También de la privatización de Petrobras y del Banco do Brasil SA.

“Paulo Guedes le da mucha credibilidad a la candidatura de Bolsonaro“, dijo hace unos días Claudio Pacini, jefe de operaciones bursátiles brasileñas del corredor estadounidense INTL FCStone.

¿Fallas en las máquinas de votación?

La indignación de los votantes por la corrupción que arropa a la nación más grande de América Latina fue uno de los aspectos que llevó este domingo al excapitán del Ejército a recibir casi la mitad de los sufragios en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil.

En un importante giro de Brasil hacia la derecha, Bolsonaro recibió el 46,3 por ciento de los sufragios válidos, muy por encima del 29 por ciento de Haddad pero no los suficientes para evitar la segunda vuelta. En número de sufragios Bolsonaro logró al menos 47.967.198 votos, Haddad 29.402.049 y Ciro Gomes 12.916.140

El político de 63 años subió en las encuestas de opinión en la última semana aprovechando una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder Luiz inácio Lula da Silva está en la cárcel por corrupción.

El derechista elogia las dictaduras y promete una brutal represión contra el crimen y la corrupción. Subió en intención de voto después de un ataque a puñaladas casi fatal en un mitin hace un mes que le impidió hacer campaña.

Sin proporcionar detalles dijo anoche en un vídeo transmitido en vivo a través de las redes sociales con el asesor económico Paulo Guedes sentado a su lado, que habría asegurado la elección en primera vuelta si no fuera por los fallos en las máquinas de votación.

En la elección más polarizada desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldado de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción.

Luego de su victoria en primera vuelta, la moneda brasileña experimentó mayor solidez este lunes.

Democracia en riesgo

La sede de campaña de Haddad en un hotel de Sao Paulo estalló en festejos cuando las encuestas a boca de urna mostraron que la carrera iría a la segunda vuelta. Algunos sondeos recientes mostraron que podría ganarle a Bolsonaro en una segunda vuelta.

Iniciaremos mañana una campaña para salir victoriosos en la segunda vuelta“, dijo Haddad el domingo por la noche a sus seguidores en su sede de campaña después de conocer los resultados. “Creemos que hay mucha cosa en juego”, reseñó Reuters.

El izquierdista dijo que la democracia está en riesgo y que ya ha hablado con otros tres candidatos minoritarios. “Queremos unir a los demócratas de Brasil”, sostuvo.

Haddad, exministro de Educación, se presentó en la contienda en representación del fundador del partido, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que está cumpliendo una condena por sobornos y lavado de dinero.

Los partidarios de Bolsonaro culpan al PT -que gobernó a Brasil durante 13 de los últimos 15 años- de uno de los mayores escándalos de corrupción del mundo, de la creciente delincuencia que llevó a Brasil a ser el país con mayor cantidad de asesinatos del mundo, y de políticas económicas imprudentes que contribuyeron a la peor recesión del país en una generación.

Los resultados preliminares mostraron grandes victorias en el Congreso de los representantes de Bolsonaro, incluido el excomandante de la policía militar, Olimpio Gomes, su jefe de campaña en Sao Paulo, elegido para el Senado.

Las victorias de aliados de Bolsonaro en las gobernaciones de Río de Janeiro y Minas Gerais también permitieron subrayar la ola de entusiasmo que hay en Brasil por el capitán del Ejército y el rechazo contra la clase política.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Brasil redefinirá su futuro energético en las elecciones presidenciales

Bolsonaro ganó ampliamente las elecciones en Brasil, pero debe ir a segunda vuelta

 

 

Check Also

Argentina reduciría emisiones de CO2 usando más energía nuclear

Argentina debe aprovechar su experiencia nuclear. La presencia del país austral en este ámbito abarca …