"Estamos abocados a nuevas elecciones"

Por Cambio16 | Efe
26/04/2016

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha trasladado al Rey que no cuenta con apoyos suficientes para ser investido presidente y ha responsabilizado directamente al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que haya elecciones, además de acusarlo de “no haber querido pactar nunca” con los socialistas.

Sánchez ha reconocido a Felipe VI que los 131 escaños con los que cuenta -fruto de su acuerdo con Ciudadanos y el apoyo de Coalición Canaria- son insuficientes “para hacer frente al bloque del bloqueo de Rajoy e Iglesias”, por lo que ha reconocido que “no puede ni debe ser investido”.

“Los vetos nominales han podido al cambio, los sillones han bloqueado el cambio”, ha dicho el líder del PSOE, quien ha acusado a Iglesias de anteponer “sus sillones” al cambio y de no haber querido nunca pactar con él. “Iglesias puede vivir mejor con Rajoy que conmigo”, ha apostillado.

Sánchez, en una breve declaración leída antes de someterse a una rueda de prensa de “una pregunta por periodista”, ha augurado además que el Rey no tramitará ninguna propuesta de investidura y que los españoles están abocados a unas nuevas elecciones.

Tras agradecer “de corazón” al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, y a la líder de ese partido, Mónica Oltra, su propuesta de última hora para un pacto, ha recordado que el PSOE aceptaba 27 de las 30 medidas de dicha propuesta. Y ha señalado que con esas 30 medidas más las doscientas contenidas en el pacto con Ciudadanos se habría podido “transformar España”.

Sin embargo, ha lamentado, Pablo Iglesias “ha cerrado la puerta y ha echado el candado” a la contraoferta que ha hecho el PSOE.

En este sentido, ha señalado que si se hubiera negociado y hablado “realmente de políticas” y “no de sillones ni de siglas”, su pacto con Ciudadanos habría contado con el apoyo de “aquel partido que acabó traicionando aquello para lo que nació, el cambio”, en alusión a Podemos.

La oferta de compromís

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, presentó por la mañana al Rey en el Palacio de la Zarzuela la propuesta de su grupo para un pacto de mínimos – a la que ha llamado Acuerdo del Prado- para formar un Gobierno progresista y evitar una nueva convocatoria electoral. Una oferta que recibió rápidamente el feed-back de las distintas formaciones políticas. Así, el PSOE aseguró aceptar estudiarla y lanzóo una contraoferta, que no fue bien recibida ni por Podemos ni por Ciudadanos.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, afirmó que su partido aceptaba 27 de las 30 medidas contenidas en la propuesta y emplazó a Ciudadanos a que se sumara.

Para que el acuerdo pudiera ser viable, el portavoz socialista puso tres condiciones:

  • La primera de ellas sería que los partidos firmantes del pacto se comprometiesen a apoyar dos Presupuestos Generales del Estado para dar estabilidad al Gobierno.
  • También sería condición indispensable que fuese “un gobierno del PSOE con independientes de distintas trayectorias”.
  • Por último, Sánchez se sometería “voluntariamente” a una cuestión de confianza en junio de 2018.

La oposición de Ciudadanos y Podemos

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó que “ni siquiera” merecía la pena valorar la propuesta de Compromís para formar un Gobierno entre “seis partidos distintos”. El líder de Ciudadanos, en una rueda de prensa en el Congreso tras su entrevista con el Monarca, desdeñó esa oferta “de tres páginas” para gobernar España cuatro años y entre seis fuerzas diferentes, sobre la que los equipos negociadores del PSOE y de C’s hablaron tras hacerse pública.

Ciudadanos, insistió, en que para esa suma no hace falta su partido, que “no es decisivo” para esa opción de gobierno, criticando ese acuerdo de última hora después de cuatro meses de trabajo entre PSOE y C’s.

Mientras, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, lamentó que “por desgracia” el líder del PSOE, Pedro Sánchez, haya dicho “que no” al gobierno de coalición “a la valenciana” planteado Compromís, con lo que rechazaba la contraoferta de los socialistas para formar un ejecutivo con independientes.

Igualmente, se remitió en varias ocasiones al rechazo “inequívoco” de Oltra a la contraoferta del PSOE para afirmar que comparte su “frustración” ante el “desaire” de los socialistas a ese gobierno de coalición en el que esté Podemos. “Los tiempos de los cheques en blanco y las imposiciones” ya han terminado, añadió.

Lo lógico, según Iglesias, es que cuando hay dos fuerzas políticas con una proporción de votos similar, como es el caso de PSOE y Podemos, se pongan de acuerdo “a partir del reconocimiento mutuo”.

“Basta de bromas”

Por su parte, el portavoz En Comú Podem, Xavier Domènech, aseguró que la respuesta del PSOE a la propuesta de Compromís “no es una apertura de negociación real” y, si bien dijo que era conveniente esperar al último minuto para ver si cuajan pactos, sentenció: “Basta de bromas”.

Así se expresó el diputado de Podemos-En Comú Podem-En Marea durante la conferencia de prensa que ha celebrado en el Congreso tras entrevistarse con el Rey.

Loading...