Home / Actualidad / El talento más demandado

El talento más demandado

Por Juan Emilio Ballesteros | Foto: José A. Molina/Comillas ICAI-ICADE
2/05/2016

Captura de pantalla 2016-04-29 a las 16.08.00demás de alumnos, profesores y estudiantes extranjeros de intercambio, en el campus de la Universidad Comillas ICAI-ICADE no resulta extraño ver a ojeadores a la caza del talento más innovador. No en vano, este centro de enseñanza fue pionero en abrir sus puertas al ámbito de la empresa, adaptando sus titulaciones a las cualicaciones que exige el mercado laboral e implementando en su oferta académica aquellos conocimientos y habilidades más solicitadas. La estadística avala esta apuesta educativa: más del 80% de los graduados y el 77% de los postgraduados encuentra empleo a los seis meses de concluir sus estudios.

Con el propósito de acentuar la utilidad profesional de sus títulos, Comillas, fundada en 1890 por la Compañía de Jesús y la única universidad española que figura en el ranking Times Higher Education (THE) de las cien mejores del mundo, renueva los grados, dobles grados y másteres que sostienen el prestigio de sus estudios, unos perfiles académicos que se completan con la profundización en materias que potencian las habilidades personales de los alumnos, preparándolos para hablar en público (el club de debate es una de las herramientas más eficaces), la comunicación, el dominio de idiomas, mejorar la concentración, realizar presentaciones atractivas, analizar el big data o inculcar el espíritu de emprendimiento, entre otras.

Se trata de que la formación que se imparte responda a las necesidades reales de su entorno con el fin de que los egresados puedan ser líderes del cambio y la transformación social, comprometidos como ciudadanos sin dar la espalda al espíritu crítico y ético tan propio de la pedagogía ignaciana. El objetivo es que sean tan buenos profesionales como buenas personas, según el rector, Julio Luis Martínez, para quien los universitarios deben ser “conscientes de sí mismos y de la sociedad en que viven; competentes para afrontar los problemas a los que se enfrentarán; personas compasivas, que se comprometan de verdad y que no piensen sólo en sí mismas. Esto se va logrando al acompañar la fundamental tarea cotidiana en nuestros procesos de enseñanza con las experiencias internacionales y las prácticas profesionales y, en la misma medida, con el decidido impulso a la adquisición por parte de éstos de competencias personales, comunicativas y profesionales esenciales para un verdadero desarrollo humano y social”.

Una apuesta de futuro que se abre a todas las ramas del conocimiento y que se basa en la exigencia, el ingenio, la capacidad y la innovación educativa, fundamentalmente en aquellos campos en los que Comillas ha cimentado su reputación y puede aportar algo a la sociedad desde la experiencia y el progreso. De ahí la evolución permanente de un claustro, cuyo elevado nivel académico y afán investigador trasciende fronteras, y de unas titulaciones que se actualizan en cada nuevo curso. Afirmaba Ignacio de Loyola, en una de sus máximas más divulgadas, que en tiempos de tribulación no hay que hacer mudanza. Según desvela Antonio Obregón, vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado, el rector hace su particular interpretación y sostiene que el espíritu innovador se concreta en que en tiempos de normalidad es precisamente cuando hay que afrontar los cambios.

Para Obregón, que también es profesor del Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho, si existe una constante en Comillas es la búsqueda de la excelencia, que se ha visualizado en su larga trayectoria “mediante una oferta educativa que combina la solidez de sus títulos, el sentido práctico, la internacionalización de los estudios y la formación integral”, un empeño que le ha valido el reconocimiento académico y el aprecio del ambito empresarial.

Cuando en la década de los 60 Comillas implantó el doble grado uniendo Derecho y Empresariales, muchos pensaron que se había dejado influenciar por algunas de las 200 universidades que los jesuitas tienen en el mundo y que esa titulación no tenía futuro. Hoy, la doble titulación es una realidad ineludible para cualquier centro que se precie. Su doble grado en Relaciones Internacionales, un título asentado en el ámbito anglosajón, es una de sus ofertas más valoradas junto a un espíritu cada vez más internacional, que acoge cada año a universitarios de más de 40 países al amparo de unos 400 convenios de programas de intercambio y de estudios en el extranjero.

Con las altas cifras de desempleo juvenil, resulta evidente que los estudios universitarios no se adaptan a los requerimientos que exige el mercado laboral. De ahí la necesidad de que se diseñen los grados en función de los perfiles que exigen las empresas. Por eso, el rector promueve que los alumnos “se desarrollen humana y profesionalmente, y que al hacerlo las empresas sean más productivas y cumplan sus objetivos. Esto es lo contrario que lograr la e cacia empresarial a costa de las personas”.

VERSATILIDAD Y PROFUNDIDAD

La Universidad Comillas ICAI-ICADE ofrece tres grados nuevos en el curso 2016-2017: el Doble Grado en Análisis de Negocios y Derecho (E-3 Analytics), centrado en el área de Business Analytics y contenidos propios de un grado en Derecho; el Bachelor in Global Communications en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, que podrá combinarse con el grado en Relaciones Internacionales y
con el de Traducción e Interpretación, y el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Es- cuela de Enfermería y Fisioterapia, en combinación con el Grado en Educación Primaria y Fisioterapia.

Check Also

El comercio chino se ha visto afectado por los aranceles de Estados Unidos y las crecientes inversiones de este país en energías renovables

China se queja por aranceles de Trump e inversión en energías renovables

A los aranceles de Estados Unidos sobre productos chinos se aunó la inversión en energías renovables como las placas solares fotovoltáicas, por lo que el comercio chino se ha visto arrinconado desde enero.