Home / Cambio Financiero / Entrevista a Íñigo de la Serna: "España debe liderar la transición digital"
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.

Entrevista a Íñigo de la Serna: "España debe liderar la transición digital"

Por Juan Emilio Ballesteros
24/02/2018

El Ministerio de Fomento y las grandes ingenierías confían en que 2018 sea el año en que regresen los grandes proyectos, tanto en España, donde la crisis y el parón de las inversiones exigen hoy planes de intervención inmediata para no perder el tren de la competitividad, como en el exterior, donde se requiere una estrategia integral de país en materia de internacionalización en los sectores del transporte e infraestructuras. El plan de acción persigue la generación de imagen del sector, el aprovechamiento de las capacidades integrales de la oferta española y la influencia institucional.

Fomento propone un gran acuerdo para incrementar la presencia de las empresas españolas globalmente. ¿Qué oportunidades ofrece el mercado? ¿Qué tendencias globales van a transformar el sector en los próximos años? ¿Cuáles son los servicios que las empresas pueden incluir en esta oferta?

Los planes de inversión en infraestructuras, solamente en los 11 mercados prioritarios seleccionados en el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020 recientemente presentado, ofrecen un pipeline de proyectos valorado en más de 2,5 billones de euros en los próximos diez años.

Líderes en alta velocidad ferroviaria

España está preparada para asumir buena parte de estos trabajos. El esfuerzo inversor en infraestructuras del transporte desarrollado en los últimos años nos ha convertido en referentes mundiales y nos ha situado en las primeras posiciones en cuanto a dotación de infraestructuras (11ª posición por delante de EEUU). Esto nos ha permitido ser líderes en materia de alta velocidad ferroviaria, con la segunda red de alta velocidad más extensa del mundo después de China (con más de 3.000 km de vía); disponer del mayor operador aeroportuario a nivel mundial por número de pasajeros; ser la segunda potencia europea en movimiento de contenedores; y contar con la primera red de autovías y autopistas.

Gracias a estos desarrollos, nuestras empresas aportan un valor claramente diferencial. Por un lado, el Grupo Fomento dispone de una amplia oferta de servicios que cubre todas las fases de una infraestructura de transporte, desde el inicio hasta su operación y mantenimiento en todos los modos de transporte. Por parte del sector privado, las empresas constructoras y concesionarias españolas cuentan con un reconocido prestigio en el sector y una significativa presencia internacional.

Empresas en 120 países

Seis de las 12 mayores empresas de gestión de infraestructuras de transporte (por número de concesiones) a nivel mundial son españolas y gestionan cerca del 47% de las principales concesiones de transporte. En cuanto a la ingeniería y consultoría, prácticamente la totalidad de las empresas españolas operan a nivel internacional en más de 120 países, y las que están asociadas a Tecniberia y Fidex, las asociaciones más representativas del sector, disponen de 456 establecimientos permanentes en 84 países. El peso de su facturación internacional con respecto al total supera ya el 70%, una proporción muy similar a la de todo el sector de la ingeniería.

Una posición de liderazgo que podemos seguir consolidando si aunamos los esfuerzos de todos y nos preparamos para las grandes tendencias que están transformando el sector de las infraestructuras en el mundo: sostenibilidad, concentración empresarial, gestión integral de activos, nuevos marcos jurídicos y diversificación de la financiación de infraestructuras, digitalización, seguridad, innovación y estandarización técnica.

El ADN de la industria 4.0

Proyectos españoles en el extranjero resultan premiados por su capacidad innovadora, su eficiencia y sostenibilidad. ¿Estamos preparados para la digitalización, las plataformas inteligentes y el Big Data?

La digitalización, las plataformas inteligentes y el Big Data conforman el ADN de la industria 4.0 que está transformando nuestro entorno de forma drástica. Conscientes de esta nueva realidad, desde el Ministerio de Fomento hemos fijado entre nuestras prioridades modernizar nuestras infraestructuras para ofrecer al ciudadano la mejor experiencia posible. Contamos con la tecnología para ello y ese debe ser el pilar fundamental para el desarrollo del sistema del transporte en España.

El lanzamiento del Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2017-2020 es una firme apuesta por la digitalización, las plataformas inteligentes, el Big Data, la eficiencia energética y la sostenibilidad, que integrará y coordinará toda la actividad en materia de innovación con el fin de modernizar y mejorar los servicios públicos que prestan a la ciudadanía las distintas empresas e instituciones del Grupo Fomento.

Ejemplos de la transformación en Fomento

Iniciativas como la eliminación de barreras; el Big Data como base tecnológica para la personalización de servicios y la mejora de la experiencia del usuario; la creación de plataformas inteligentes que recopilen y procesen información para mejorar la eficacia, la calidad y la seguridad en los servicios ofrecidos; la digitalización de la carretera y del ferrocarril desarrollando el marco para la implantación del vehículo conectado y del vehículo autónomo; la implantación de sistemas de modelización y predicción que permitirán la planificación y gestión inteligente del transporte; el aprovechamiento de la energía excedente en el transporte para su autoconsumo o su reinversión en la red son algunos ejemplos que reflejan la clara apuesta por la transformación digital. Tenemos la oportunidad de liderar la transición digital y convertirnos en un referente europeo en esta nueva economía, uniendo el esfuerzo de todos.

Hasta ahora, en lugar de buscar ese efecto “arrastre” que revalorice la oferta a través de las sinergias que se generen, más bien parece que el sector público y el privado han competido entre sí para ganar licitaciones. ¿Es posible ese “juntos ganamos todos” que usted pregona?

Es posible y, de hecho, es lo que perseguimos con el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020, que establece un marco común en el que todas las empresas e instituciones, tanto del Grupo Fomento como del resto del sector del transporte y las infraestructuras, puedan llevar a cabo acciones de posicionamiento internacional beneficiosas para el sector.

Una estrategia de país

Con este plan buscamos diseñar una estrategia integral de país en materia de internacionalización en los sectores del transporte y las infraestructuras; consolidar y reforzar la imagen internacional de las empresas del transporte y las infraestructuras o crear, de la mano del sector privado, mecanismos que permitan una plataforma de internacionalización que acelere el desarrollo de negocio para aquellos actores que ya están presentes en los mercados internacionales y que genere vías de incorporación para otros. También tenemos como objetivo maximizar y optimizar la alineación del sector de las infraestructuras del transporte con las tendencias globales y consolidar a nuestros operadores como referentes globales en materia de internacionalización e innovación, además de dotar de mayor coordinación y complementariedad a las actuaciones internacionales de las empresas del Grupo Fomento y el sector privado con el fin de obtener un efecto multiplicador.

Contamos con buenos ejemplos en los que la asociación de nuestro sector público y privado mediante la suma de esfuerzos y capacidades ha supuesto casos de éxito, como el AVE a La Meca, ofreciendo un valor diferenciado y un claro acento innovador que, sin duda, ha contribuido al liderazgo de España en el sector del transporte y las infraestructuras a nivel mundial.

Generar sinergias

Ha insistido en que es preciso dotar de mayor coherencia, coordinación y complementariedad a las actuaciones internacionales de las empresas del Grupo Fomento y el sector privado con el fin de obtener un efecto multiplicador. ¿A qué se refiere? ¿En qué consiste el Observatorio Español del Transporte y las Infraestructuras?

El Plan sienta las bases para que, uniendo fuerzas en el mercado internacional, el Grupo Fomento y el sector privado sean capaces de generar sinergias, obteniendo mejores resultados y de una manera más eficiente. Actualmente, cada una de las empresas está realizando esfuerzos para abordar mercados extranjeros; nosotros pretendemos que, a través del proceso de compartir experiencias, las barreras sean más fáciles de superar.

El Plan define seis líneas de acción dirigidas a la consecución de sus objetivos a través de un total de 110 iniciativas que permitirán reforzar la capacidad del sector de las infraestructuras en el mercado exterior. La creación del Observatorio Español del Transporte y las Infraestructuras es una de ellas. Será un órgano destinado a detectar tendencias, realizar propuestas y a hacer una evaluación permanente de la eficacia del Plan. Tendrá como objetivo valorar la evolución de la coyuntura de los distintos mercados, monitorizar las acciones llevadas a cabo en los países, aglutinar información y conocimiento de los diferentes agentes involucrados, así como esbozar el apoyo institucional requerido.

Transporte e infraestructuras

Cuando se ha producido una unión de empresas, en ocasiones al final se acaba a la gresca. Lo hemos visto en la ampliación del canal de Panamá o en el AVE a la Meca. ¿Qué puede hacer Fomento para evitar estas situaciones que inciden negativamente en la Marca España?

Proyectos de infraestructuras como los que menciona presentan unas dimensiones y una complejidad técnica que los hace únicamente posibles gracias a la suma de la experiencia y el know how de diversas empresas, tanto del ámbito público como del privado. Las firmas españolas son expertas en este campo y así lo pone de relieve su gran proyección en el mercado internacional, donde, en la mayor parte de las ocasiones, participan mediante estas uniones de empresas.

El reto es combinar la experiencia de cada compañía sin que la necesaria diversidad de este planteamiento suponga un obstáculo para el proyecto. Y es ahí donde el Ministerio de Fomento actúa para apoyar ese clima de entendimiento, servir de plataforma para impulsar estas iniciativas y facilitar la colaboración público-privada. Las diferencias puntuales entre las empresas a lo largo del contrato pueden ser lógicas atendiendo a esa heterogeneidad, pero lo importante es que finalmente prevalezca el objetivo común, la búsqueda de un beneficio conjunto a largo plazo.

Coordinación e innovación

Esto último es lo que está demostrando el tren de alta velocidad entre La Meca y Medina, que ha unido a una docena de empresas españolas y que, ya en la fase final de construcción, está poniendo de manifiesto, con las primeras pruebas sobre el conjunto del trazado, la capacidad de coordinación e innovación de estas firmas con el fin de hacer frente a un entorno de operación tan complicado como el desierto saudí. Para ello, ha sido necesario incorporar novedosas medidas como la diferenciación de las vías, la construcción de trampas de arena y el diseño de un tren específico para prestar servicio en condiciones ambientales extremas. Ha sido, por tanto, imprescindible aunar las aportaciones de cada una de estas empresas, tanto públicas como privadas. Y es el resultado de esa suma el que define la imagen de las empresas españolas en el exterior, la Marca España. 

Desde el sector privado se insta a Fomento a que implemente las relaciones con otros ministerios e, incluso, a que potencie la figura de un consejero de obras públicas en las embajadas. ¿Qué otras iniciativas habría que impulsar?

Además de las ya comentadas, otra de las medidas fundamentales es el Spain Transport Lab que intensificará la participación de las empresas de Fomento en los foros de carácter técnico, normativo y regulatorio de forma que puedan actuar como prescriptores de la oferta española y sobre las temáticas en las que se trabajan. Se propone, además, la organización de cumbres específicas españolas en los países prioritarios en las que se presentarán las capacidades españolas en infraestructuras con un fuerte componente de innovación como elemento diferenciador, denominadas Spain Tech Transport Summit.

Colaboración interministerial

Asimismo, se organizarán en España sesiones sobre innovación en el transporte –Innovation Bridge–, en las que las empresas españolas puedan exponer sus capacidades de innovación en materia de infraestructuras del transporte. Con el fin de poder abordar las dificultades de carácter técnico, normativo, legal y financiero que las empresas del sector han manifestado y que impactan en el desarrollo de su actividad en los mercados internacionales, se impulsará la colaboración entre diferentes Ministerios a través de un conjunto de iniciativas específicas.

La financiación supone casi siempre un obstáculo. El ordenamiento jurídico genera incertidumbres y conflictos de competencias entre entidades públicas que ahuyentan a los inversores. ¿Cómo piensa avanzar en este ámbito? ¿Es posible agilizar la tramitación de los mecanismos PPP para no espantar a las empresas?

El papel del sector privado y los principales stakeholders involucrados (ingenierías y consultoras, empresas concesionarias, fondos de infraestructuras, entidades financieras y, en general, inversores nacionales e internacionales) es clave.

La regulación

El ordenamiento jurídico y regulatorio de un país es fundamental para incentivar y dar seguridad a los inversores, tanto privados, nacionales, como internacionales. En especial, en este momento en que el Gobierno de España está poniendo en marcha diferentes planes y programas de inversión de sector público. Son numerosos los inversores internacionales que muestran interés por ser agentes activos en nuestro mercado de gestión de concesiones de infraestructuras y de servicios. 

El Ministerio de Fomento es, por tanto, uno de los principales interesados en la estructuración eficaz de contratos de concesión o asociación público privada –PPP–, a fin de impulsar actuaciones como, por ejemplo, el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC).

Los planes de internacionalización pasan por que Aena pueda competir en igualdad de condiciones con otros operadores europeos en el mercado latinoamericano o en otros que evidencian gran crecimiento, como Reino Unido o Estados Unidos. Los objetivos están claros, pero ¿y las medidas que hay que tomar?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la filial comercial internacional del operador aeroportuario españo –Aena Internacional– tiene actualmente participaciones en 16 aeropuertos: en Reino Unido, Colombia, México y Jamaica. En su desarrollo internacional, Aena monitoriza y sigue los procesos en curso y está atenta a las posibles oportunidades que se producen en el mercado a nivel global y en igualdad de condiciones que sus competidores más directos.

Consecuencias de la crisis

La crisis económica se ha cebado especialmente en la red viaria española. ¿Cuáles son las principales líneas de actuación? ¿Es partidario del pago por uso de las infraestructuras?

El Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) es un nuevo mecanismo de financiación de infraestructuras viarias que conlleva una inversión de 5.000 millones de euros y que permitirá actuar sobre más de 2.000 km en los próximos cuatro años. Este plan, que está basado en la colaboración con el sector privado y marcado por el compromiso de España de reducir el déficit público, va a suponer un nuevo impulso a las infraestructuras en nuestro país ya que permitirá multiplicar por seis la capacidad de gasto que permite el presupuesto de un año.

Esta nueva iniciativa contará, además, con la garantía de la financiación europea en las mejores condiciones a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI). A ello se une también la posibilidad de que proyectos previstos en este plan extraordinario de inversiones se puedan financiar bajo el Plan de Inversiones para Europa (Plan Juncker).

Este plan tiene como objetivo completar los tramos de la Red Transeuropea de Transporte pendientes; resolver los cuellos de botella existentes en la red actual de carreteras; mejorar y adaptar las principales autovías existentes a las exigencias de la nueva normativa en materia de siniestralidad, ruido y emisiones de CO2, y asegurar la conservación de todos los proyectos que se realicen.

Inversión en carreteras

Asimismo, hay que destacar que el plan de inversión en carreteras tendrá además un importante efecto dinamizador sobre el crecimiento económico y la creación de empleo.

Este plan se va a poner en marcha reclamando a las empresas constructoras que se responsabilicen del mantenimiento de las infraestructuras que realizan durante un periodo de 30 años, con los mismos niveles de calidad y seguridad que el día de su puesta en servicio. En este sentido, incluirá fórmulas de Pago por Disponibilidad, un mecanismo que ya ha demostrado su éxito en Europa en la inversión de infraestructuras. Así, en 10 años, el pago por disponibilidad ha pasado de representar menos del 5% del total de proyectos de colaboración público-privada a superar el 90%.

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros en 2020 en la UE puede significar un serio revés para el sector. ¿Cómo se afronta este reto? ¿Que aportaría a la competitividad y a las opciones de España en el mercado internacional que Adif y Renfe vuelvan a unirse?

La liberalización de los servicios de pasajeros es una obligación que deriva de las normas europeas y que España debe cumplir.

La introducción en el mercado de nuevos agentes y operadores no es una novedad para nosotros, puesto que los servicios de mercancías están liberalizados. Sin embargo, es obvio que liberalizar el transporte de viajeros, aquél en el que se producen más tráficos, será un reto importante para el Ministerio de Fomento, que trabaja para adaptarse a esas nuevas circunstancias.

Garantizar la movilidad

Por otra parte, la entrada de nuevos operadores representa una oportunidad para explorar nuevos servicios que incrementen el uso de nuestra red y para atraer a nuevos usuarios. En aquellos servicios que son críticos para la sociedad, la prestación del servicio está siempre asegurada a través de las OSP (Obligaciones de Servicio Público), que garantizan la movilidad de los ciudadanos y el acceso al transporte ferroviario.

Asimismo, quiero destacar que Renfe ha acometido un plan de compras de nuevos trenes que van a mejorar su posicionamiento estratégico en el mercado de los transportes y, en paralelo, se presenta como un actor fundamental en el Plan de Impulso al Transporte Ferroviario de Mercancías que hemos anunciado recientemente. Construir una empresa pública sólida, potente, saneada y con resultados económicos positivos es la mejor manera de afrontar el reto de la liberalización.

Check Also

Presidente de Turquía advierte "guerra económica" con EE.UU

El presidente de Turquía advierte guerra económica con EE.UU. Tayyip Erdogan pidió a los ciudadanos turcos que vendieran su oro y dólares estadounidenses para respaldar la moneda del país