Las Kellys hablan con Rajoy: "Atendemos 25 habitaciones por 2,30 euros cada una"

Cambio16
05/04/2018

Las pensiones en España en los Presupuestos 2018: todas sus cifras

Fregar cinco baños, reponer cinco minibares y barrer cinco terrazas es una tarea dura. Titánica. Y con graves consecuencias para la salud: artrosis, hernias y depresión. Y eso es lo que hacen las camareras de piso en España. El colectivo Las Kellys se reúnen con Rajoy para conversar sobre las mejoras económicas y sociales del sector. Las Kellys es el acrónimo de “Las que limpian”. Y representan a más de 200 mil limpiadoras de hotel en todo el país. El Palacio de la Moncloa fue el escenario donde el presidente de España las escuchó por espacio de dos horas, cuando solo disponía 50 minutos. ¿El resultado? Mariano Rajoy se compromete a “mejorar las condiciones laborales de este colectivo”.

Control de las externalizaciones y condiciones favorables

Las Kellys se reúnen con Rajoy para explicarle el perverso sistema de externalización del servicio de limpieza en grandes cadenas hoteleras. En Madrid y Barcelona la subcontratación supera el 70%. Hasta el momento, 46 externalizaciones serán anuladas por el Tribunal Supremo. Estas trabajadoras atienden entre 20 y 25 habitaciones diariamente por una paga mensual de 800 euros. De hecho, reportan que el salario ha caído 40% después de la reforma laboral. Mientras que la carga laboral aumenta sin freno. “Empezamos muy temprano. Primero limpiamos las zonas comunes, después las habitaciones. Las camareras cargan carros muy pesados. Cuando no hay ascensor tienen que cargar con la ropa sucia a cuestas y llevarla a la lencería. No tenemos un tiempo para descansar. 800 euros mensuales por jornada completa, salen a poco más de 2,30 euros por habitación“. Comentó María José López Santana, senadora de Nueva Canarias (NC).

El encuentro estuvo personificado por la presidente de Las Kellys, Miriam Barros, Ángela Muñoz (vicepresidenta), Eulalia Corralero (presidenta de la Asociación Kellys Unión Confederadas). También asistió María Pilar Cazorla (líder del colectivo en Asturias) quien, además, tiene 33% de discapacidad en una mano “por sobrecarga y sobreesfuerzo laboral”, reseña El Mundo. “Por si fuera poco, trabajamos sin guantes. Y si protestamos nos dicen que vale, que hay 14 dispuestas a coger el trabajo”. Lo dice Muñoz para el diario 20minutos.

En este sentido, como explica ABC, Las Kellys se reúnen con Rajoy para comentarle que deben asistir fajadas al trabajo por la explotación a las que son sometidas. Una de ellas hasta le mostró su faja al presidente. Por otro lado, el UGT y CCOO lograron un convenio colectivo para garantizar los salarios y derechos contenidos con el convenio sectorial de externalizaciones. Rajoy, por su parte, planteó la idea de modificar el artículo 42.1 de Estatuto de los Trabajadores para evitar la externalización. Y, además, incluir las enfermedades musculoesqueléticas en la lista de enfermedades de Seguridad Social.

Loading...