La incombustible oferta turística de Perú

Por Benito Guerrero
13/04/2018

Perú volverá a estar presente en la próxima edición del Salón Internacional de Turismo de Catalunya B-Travel, durante los días 19, 20 y 21 de abril en el Recinto Montjuïc de la Fira de Barcelona. El stand de Perú (Pabellón 8, C346) se convertirá el fin de semana en el lugar perfecto para todos aquellos viajeros que busquen experiencias inolvidables hechas a medida.

La gran diversidad de sus ambientes naturales hace del país un destino de primer orden para la práctica de los más diversos deportes de aventura. Desde el montañismo, el ciclismo y el trekking, hasta deportes acuáticos como el kitesurf y el kayaking, Perú es una extensa palestra donde los amantes de la adrenalina encontrarán el paraíso.

Los visitantes podrán conocer lo último en aventura que ofrece Perú. ChoquequiraoKuélap, la vuelta al Ausangate, las reservas y áreas naturales protegidas son algunos de los destinos para este 2018. El país es un territorio que respira aventura en el marco de un turismo responsable y sostenible, y del que aún queda mucho por descubrir.

Choquequirao

Este complejo arqueológico ha comenzado a llamar la atención de investigadores y turistas por su parecido a Machu Picchu. Y algunos, incluso, se atreven a llamarla “su hermana sagrada”. El trekking hasta Choquequirao es una experiencia de cuatro o cinco días, según el estado físico de cada uno.

Normalmente comienza en Capuliyoc, donde nace un camino de unos 30 kilómetros, que atraviesa el río Apurímac y continúa en ascenso, pasando por los caseríos Santa Rosa y Marampata, hasta llegar a Choquequirao.

El paisaje hasta aquí es poderoso con increíbles valles, cañones de 800 metros, asentamientos rurales y una vegetación subtropical. A diferencia de otras rutas más concurridas, permite, además, la observación de animales autóctonos como
venados, osos de anteojos, cóndores y picaflores.

Teleférico de Kuélap

Se trata de una de las novedades del último año. El sitio arqueológico preincaico de Kuélap es ahora más accesible gracias a la apertura de un teleférico. Construida entre los siglos VI y XVI por la cultura Chachapoyas sobre una colina, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar; la fortaleza de Kuélap es la mayor estructura de piedra de Sudamérica (incluye alrededor de 450 construcciones). Redescubierta en 1843, fue declarada patrimonio cultural en 2003.

Es importante destacar que este es el primer sistema de telecabinas del Perú y tarda solo 20 minutos en llegar al destino, ofreciendo a sus visitantes una ruta alternativa para llegar al sitio arqueológico. Con ello, se espera que el número de turistas en la zona aumente significativamente. Con salida en el distrito de Tingo Nuevo, Amazonas, la ruta cubrirá una distancia de cuatro kilómetros con una vista panorámica espectacular.

Vuelta al Ausangate

La exigente caminata alrededor del Ausangate suele durar varios días. La ruta destaca por el singular encanto de sus paisajes en medio de lagunas, pozas de aguas termales, valles de pastura de llamas y alpacas, vicuñas silvestres, cañones y nevados.

El Ausangate es considerado una montaña sagrada, pues se le atribuyen el origen del agua. Sus pobladores ofrecen ceremonias rituales como el pago a la tierra, rito por el que los campesinos veneran a la Tierra como fuente de vida. En la vuelta al Ausangate, se podrá visitar también la montaña de “Siete Colores”, “Arcoíris” o Vinicunca, en la cordillera de Vilcanota. Su peculiar pigmentación que la hace tan característica está relacionada con la presencia de minerales y piedras sedimentarias.

Reservas y áreas naturales protegidas

En total 158 reservas naturales ocupan el 17% del territorio peruano y pertenecen a un Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado; que favorece y promueve el turismo sostenible y los deportes de aventura. El Parque Nacional de Huascarán, en Áncash; la Reserva Nacional de Paracas, en Ica; el Parque Nacional del Manu, en Madre de Dios y Cusco; la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en Loreto o el mismo Machu Picchu son algunos de ellos. Descubrir estas áreas es conocer Perú a través de fascinantes trekkings en escenarios con paisajes llenos de riqueza visual y contrastes.

Huayhuash

El trekking a Huayhuash está considerado como uno de los trekking de montaña más bellos en el mundo. Esta cordillera poco conocida y apenas frecuentada; se encuentra situada en una de las regiones más remotas y bellas de los Andes. Hermosos prados rodeados por desafiantes montañas que alcanzan alturas superiores a los 6.000 metros sobre el nivel del mar; bellas lagunas donde se reflejan las montañas; estrechos valles que forman el relieve más escarpado de los Andes.

Este trekking exige 12 días de caminata más alguno de descanso. No es una ruta difícil; pero los cambios de altura exigen una buena condición física y una adecuada adaptación a la misma.

Loading...