La UE insiste en una exención de los aranceles de Donald Trump

Por Cambio16
09/03/2018

La UE insiste en una exención de los aranceles de Donald Trump. La comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, dijo este viernes que “Europa no es una amenaza para la seguridad interna estadounidense, por lo que esperamos ser excluidos”. No obstante, también dejó colar que en su declaración que “nadie tiene interés en escalar esta situación”.

Malmstroem se reunirá este fin de semana con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer. También en la reunión participará el ministro de Comercio de Japón, Hiroshige Seko. En este cónclave, la representante de la UE argumentará que las empresas de la UE no están subvencionadas por el Estado ni en exceso de capacidad. Por lo tanto, no son una fuente de “comercio desleal” con EEUU. Asimismo, adelantó que puntualizará que los aranceles de los Estados Unidos no resuelven el principal problema en el mercado mundial del acero: el exceso de capacidad de China.

“Las sobrecapacidades estarán en la agenda” de la reunión del sábado, confirmó el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen. No obstante, están conscientes que la exención de los aranceles de Donald Trump no se obtendrá este fin de semana. “La reunión de mañana es una reunión, no la reunión”, dijo, agregando que “muy probablemente la discusión continuará”.

Y adelantó que, de no obtener la exención de los aranceles de Donald Trump, están dispuestos a imponer contramedidas. Entre ellas los aranceles aplicados a productos estadounidenses. “Esperamos que no nos veamos obligados a usarlos”, dijo, pero advirtió que “si ocurre el peor de los casos, estamos listos para llevar a EEUU ante la OMC”.

Por qué Europa insiste en una exención de los aranceles de Donald Trump

Con la rubrica ya puesta, los nuevos aranceles de Trump están listos para hacer mella en las exportaciones de acero y aluminio de muchos países. Muchos de ellos aliados clave de los EEUU y socios comerciales cercanos. Lo especialmente relevante es que no tendrán un gran efecto en el país más acusado de generar problemas de producción de aluminio y acero: China.

Cuando se anunció el plan la semana pasada, Canadá fue uno de los más enérgicos críticos. Pero ahora el vecino del norte junto a México han surgido repentinamente como los grandes ganadores del plan.

No solo Canadá y México están exentos de las tarifas. Ahora sus competidores ahora enfrentan restricciones en el mercado estadounidense que antes no tenían. Eso significa que el acero canadiense y mexicano de repente parecerá mucho más atractivo para las empresas estadounidenses que importan acero de, digamos, la Unión Europea. El bloque es quizá el mayor perdedor. Los países europeos que exportan mucho acero a los Estados Unidos, como Alemania, sentirán aún más dolor ahora. La Unión Europea ha amenazado con tomar represalias, incluida la imposición de aranceles a las importaciones estadounidenses.

Loading...