Home / Actualidad / Fernando Haddad obligado a distanciarse de la izquierda si quiere ganar en Brasil
Si quiere revertir su derrota del domingo ante Jair Bolsonaro, el izquierdista Fernando Haddad obligado a distanciarse de su mentor Lula da Silva/Reuters
Si quiere revertir su derrota del domingo ante Jair Bolsonaro, el izquierdista Fernando Haddad obligado a distanciarse de su mentor Lula da Silva/Reuters

Fernando Haddad obligado a distanciarse de la izquierda si quiere ganar en Brasil

Una hazaña política conseguiría el aspirante a la presidencia de Brasil, Fernando Haddad, si lograr revertir el 28 de octubre la derrota que sufrió en primera vuelta a manos de su rival de extrema derecha, Jair Bolsonaro. Le aventajó por casi 20 millones de votos.

El exalcalde de Sao Paulo de 55 años, se convirtió en el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) hace apenas un mes, después de que el expresidente y fundador del PT Luiz Inácio Lula da Silva no pudiera postularse debido a una condena a 12 años por corrupción.

Para tener una oportunidad, analistas políticos consideran que Fernando Haddad tendría que moverse al centro, distanciarse de su mentor político y denunciar la corrupción que floreció durante los mandatos de su partido entre 2003-2016.

En la campaña, el eslogan del PT ha sido literalmente: “Haddad es Lula. Lula es Haddad”. El mensaje era necesario para mantener el apoyo de las facciones de izquierda del partido, que no han abrazado completamente la política centrista y el historial académico de Haddad. Todavía sigue siendo esa la línea.

“Fernando Haddad tiene que cambiar o morir”, dijo Sergio Praça, analista político de la Fundación Getulio Vargas. “También debe dejar de hablar de que Lula es un preso político. No va a ganar siguiendo esa línea“.

El PT cometió graves errores

Haddad, en su discurso del domingo, habló de unificar al país en torno a los principios democráticos, agradeció a Lula por su apoyo, denunció a Bolsonaro como representante de los oscuros días autoritarios de Brasil, pero ni una sola vez mencionó la “corrupción”.

La popularidad de Bolsonaro subió pese a que ha elogiado  la dictadura de 1964-1985 en Brasil, lo que despertó el temor a que militarice el gobierno del país más grande de América Latina. También ha sido acusado de promover un discurso de odio por sus diatribas contra homosexuales, negros y mujeres.

El excapitán del Ejército de 63 años no solo arrolló a Fernando Haddad sino que llevó al Partido Social Liberal a conquistar 52 de los 513 escaños en la Cámara baja del Congreso, solo detrás del izquierdista PT, que habría logrado 56 asientos, según datos preliminares. Antes de las elecciones tenía solo ocho escaños.

Carlos Melo, politólogo de Insper, una escuela de negocios de Sao Paulo, dijo que “Haddad tiene que decirle al pueblo brasileño que el PT cometió graves errores, lo que no hizo en la campaña de primera vuelta“.

No tiene impulso y tendrá que trabajar incansablemente para explicar por qué la gente debería votar por él y volver a poner al PT en el poder“, agregó.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Bolsonaro se comprometió a privatizar o cerrar empresas estatales

Partido de Jair Bolsonaro obtiene una inesperada victoria en los comicios legislativos

Check Also

Presupuestos de corte social en la mira de España y Europa

Presupuestos de corte social. El PSOE presentó al acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado …