martes , mayo 26 2020

Alonso no ganó la Indy, pero sí todo lo demás

Por Andrés Tovar
30/05/2017

La decisión de Fernando Alonso de venir a correr al óvalo de Indy no dejó indiferente a nadie, ni en Mónaco ni en USA. Su decisión, que ha sido el evento mediático más importante del automovilismo en los últimos tiempos, ha levantado ampollas a ambos lados del “charco”. De momento lleva ya varias victorias. Se ha ganado el respeto de los pilotos de Indy, que al principio intentaban aconsejarle y ahora le preguntan los reglajes, mediáticamente ha dado un impulso a la carrera, que será récord de audiencia hoy domingo gracias a su presencia.

Ha supuesto una lluvia de millones de dólares para su equipo y patrocinadores en impactos de TV y también de merchandising, al mismo tiempo que da un impulso definitivo a su marca Kimoa, de estilo californiano, en el mercado americano, que también le rentará unos buenos beneficios. También ha eclipsado a la prensa estadounidense, que se desvivió en elogios para el asturiano en todas las crónicas de los principales medios deportivos y generalistas.

En las pruebas del viernes estuvo viendo diversas trazadas, buscando diferentes adherencias según vaya por un sitio o por otro para adelantar posiciones o esquivar rivales en dificultades.

En Mónaco casi se reían de él, especialmente Lewis Hamilton, pero seguro que Fernando se rio más cuando le vio quedarse fuera de la Q3. Más de uno estará deseando que Alonso termine como Vandoorne, estrellado y sobre todo que fracase en esta aventura. Un desafío que le está consumiendo muchas energías, especialmente a la vista de que Canadá está a la vuelta de la esquina y aún le queda algún evento promocional en Nueva York este martes con patrocinadores financieros nuevos que han llegado a su casco al olor del éxito mediático de su figura en EEUU.

La transformación del coche a nivel de patrocinio ha sido muy grande. Desapareciendo alguno que iba en zona predominante en las pruebas y apareciendo muchos otros en cada hueco que iba libre hasta completarse todos los huecos posibles, y eso que los coches de Indy tienen mucho espacio para publicidad. Lo mismo en el casco, todos querían estar subidos en el coche 29 de este año porque saben que es éxito seguro. Lo más sorprendente es que no hay ninguno español que se haya unido a esta aventura mediática de éxito garantizado.

En la F1 hay muchos que se alegrarán que no terminara bien esta aventura, porque si regresaba con su cara estampada en el trofeo, a más de uno le va a salir urticaria. Siempre quedará aquello de que el nivel es muy bajo, pero hay que tenerlos bien puestos para dar al salto de buenas a primeras.

Lo cierto es que el asturiano ganó todo, menos la carrera. Haga lo que haga va a despertar sentimientos encontrados, la leyenda asturiana crece y los patrocinantes seguirán ganando seguro. Lo volveremos a ver en Canadá…

Lo que dijo la prensa de EEUU

ESPN – “La leyenda de Alonso crece mientras la de Honda cae”

“Fue una conducción impresionante por parte de Alonso. Lideró algunas fases, estuvo casi siempre arriba entre los seis primeros y cuando se rompió su motor iba detrás del ganador Sato. Cuando vino aquí dijo que quería disfrutar de la experiencia, nunca quiso decir que era uno de los favoritos, pero pareció que llevaba corriendo aquí durante mucho tiempo. Fue muy rápido e hizo muy buenos movimientos, todo el que ha visto la carrera quedó impresionado con él. Se va con una nueva base de aficionados y con una mayor reputación de la que ya tenía. La leyenda de Alonso crece mientras la de Honda sigue cayendo”.

NBC Sports – “El sueño de Alonso acaba con un familiar fallo de Honda”

“Alonso había sido una fuerza en la parte delantera durante la primera mitad de la carrera e incluso parecía capaz de llevarse la victoria. Llegó a la Indy 500 para aliviar sus irritaciones con los problemas de McLaren y Honda y terminó con una pesada ironía y decepción. Alonso demostró claramente su arte en su primera carrera en un óvalo”.

USA Today – “Alonso silenció a los críticos con una espectacular Indy”

“El domingo, el maestro de la conducción español, uno de los grandes de la F1 moderna e incluso mejor de lo que sus dos mundiales sugieren, se llevó un dedo proverbial a sus labios tras ir a una misión de descubrimiento. Sí, su tarde terminó 20 vueltas antes de lo que esperaba y no llegó el triunfo que tanto anhelaba, pero fue un triunfo. Su carrera espectacular, llena de destellos de brillantez, fue durante mucho tiempo el argumento de la tarde. Fue cautivador verle saltar sobre los hombros de sus rivales mezclando viejos trucos de la escuela de la Indy con sus propias maniobras. Cada vuelta parecía que pertenecía más aquí. Demostró que una conducción brillante es transportable: da a un gran piloto un gran coche y ocurrirán cosas mágicas”.

RACER – “A pesar del estallido, dio en el blanco”

“La carrera inicial del bicampeón de F1 en Indianápolis 500 fue fluida, rápida, impresionante y muy popular, ya que confirmó no sólo que es uno de los mejores pilotos de las últimas décadas, sino que también es uno de los más sabios. Salió de su zona de confort y entró en el caos de un óvalo a 370 km/h con un aplomo increíble. Fue genial escuchar el rugido masivo de la grada porque los fans estadounidenses entendieron que habían sido testigos de la actuación de un verdadero piloto”.

 

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Impacto productivo COVID-19 se refleja en la pérdida de empresas

Con la pandemia hay 130.000 empleadores menos

Unos 5 millones de españoles se han quedado sin empleo de forma temporal o definitiva