El BCE que viene, según De Guindos

Por Cambio16
26/02/2018

El Banco Central Europeo (BCE) está siguiendo las políticas correctas para elevar la inflación y los precios deberían continuar subiendo nuevamente hacia el objetivo en el próximo trimestre. Así definió Luis De Guindos la línea que debe seguir la entidad tras superar su trámite en la Eurocámara. Por consiguiente, deja claro que su política será consonante con la línea de política estándar del BCE.

“Mi impresión es que el enfoque aplicado por el BCE hasta ahora ha sido el correcto”, dijo De Guindos a la comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo. “Ahora nadie tiene dudas sobre la estabilidad de precios en la zona del euro”. De Guindos asumirá en junio el cargo de vicepresidente del BCE del portugués Vitor Constancio. Su nombramiento ahora se considera formal dado que no hay otro candidato para el puesto.

El próximo vicepresidente del BCE está por llegar en un momento en que el esquema de compra de bonos por 2.55 billones de euros del BCE, lanzado hace tres años para recortar los costos de endeudamiento y reactivar la inflación cerca del objetivo de la entidad (2%), termine al cierre del año. En este sentido, afirmó que, aunque confía que éso sucederá, el estímulo aún es necesario. Por ende, sostiene, las tasas de interés “no deberían aumentar hasta que las compras de bonos se reduzcan”.

“Si somos capaces de alcanzar y alcanzar nuestro objetivo de inflación, la tasa de interés nominal rondará el 2 por ciento. Hay muy poco margen de maniobra para que la política monetaria responda. Entonces las medidas no convencionales… serán cada vez más convencionales a lo largo del tiempo “, sostuvo.

Independencia en el BCE

La audiencia de De Guindos se extendió durante poco más de una hora. En su discurso, repasó su experiencia como titular de Economía del Gobierno español y ha defendido la independencia del BCE como un elemento fundamental para cumplir con su mandato. “Soy un firme defensor de esa independencia”, sentenció ante los eurodiputados de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios.

Antes, la socialista francesa Pervenche Berès ha preguntado a Guindos por su pasado político y su relación con el Partido Popular, un partido con un “sistema de sobres generalizado”. El español ha sorteado la pregunta contestando que nunca ha sido parte de una lista electoral y que está “orgulloso” de haber formado parte del Gobierno de Mariano Rajoy.

Por su parte, el eurodiputado de PDeCat, Ramón Tremosa, le ha dado la enhorabuena por la designación. También le preguntó si el hecho de que haya acudido a la Eurocámara como ministro daña la independencia del BCE. “Yo puse a disposición del presidente del Gobierno mi puesto. Lógicamente (Rajoy) toma las decisiones adecuadas en relación a mi sustitución”.

El papel de De Guindos en el BCE

Luis De Guindos ocupará el cargo de vicepresidente durante los próximos ocho años. Como vicepresidente del BCE, se encargará de convocar al consejo de Gobierno del BCE que se reúne por mandato un mínimo de diez veces al año. Asimismo, de preparar las reuniones de política monetaria con los datos que aporta el economista jefe. Junto al presidente Mario Draghi, será la cabeza visible de la institución en las ruedas de prensa.

Donde más se notará su influencia será en las votaciones sobre la política monetaria del organismo. El puesto de vicepresidente, al igual que el de los otros cinco miembros del Comité Ejecutivo, tiene voto permanente en estas reuniones. El sueldo base anual de Guindos, fijado en las cuentas de la institución, superará ligeramente los 334.080 euros que cobró Constâncio en 2016, último año del que se tienen registros. La cifra es unas cinco veces mayor que la que percibe como ministro de Economía. Asimismo contará con complementos salariales por representación, residencia, hijos y educación, así como con un coche oficial y aportaciones a su pensión.

El BCE que viene, según De Guindos

Estos fueron los comentarios clave de su intervención:

  • El BCE se ha centrado en la estabilidad de precios y ha tenido éxito.
  • La integridad de España en la zona del euro de Guindos ha sido preservada por el BCE.
  • La zona del euro se beneficiaría de la aceleración de la reducción de la morosidad.
  • Nadie duda de la estabilidad de los precios de la zona del euro.
  • El BCE “hizo un buen trabajo” al volver a fondear la inflación. Esperanzas de heredar.
  • Espera que las expectativas de inflación converjan con el objetivo en los próximos trimestres.
  • La política del BCE para converger con la política de la Fed a lo largo del tiempo.
  • Aaboga por la independencia del banco central.
  • Se debe reducir el monto de la deuda pública en la zona del euro.
Loading...