miércoles , diciembre 12 2018
Home / Cambio Financiero / FMI, OCDE y Comisión Europea empeoran sus previsiones para la economía de España
En la imagen de archivo, el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurria, en una conferencia de prensa en Tokio. REUTERS/Toru Hanai

FMI, OCDE y Comisión Europea empeoran sus previsiones para la economía de España

El Gobierno español tuvo que hacer frente a las recomendaciones de tres organismos internacionales. OCDE, FMI y Comisión Europea emitieron el mismo día sus previsiones sobre la economía española, alertando sobre el coste de la incertidumbre política.

Los tres organismos advierten de los riesgos a la baja que supone la guerra comercial a nivel global. También la inestabilidad a nivel nacional, con un Gobierno en minoría que tiene muy difícil sacar unos nuevos presupuestos adelante.

La última opinión en conocerse fue la del FMI, que rebajó hasta dos décimas su última estimación de crecimiento de la economía española para 2018, dejándola en una mejora del 2,5% del PIB.

El Gobierno, la OCDE y la Comisión Europea sostienen que la economía acabará el año con un crecimiento del 2,6%.

En su pronóstico sobre la economía global, la OCDE estima que las tensiones comerciales y tipos de interés más altos están desacelerando el crecimiento, aunque por ahora no hay indicios de un drástico deterioro de la actividad.

La institución proyecta que el crecimiento mundial se reduciría de un 3,7% este año a un 3,5% en 2019 y 2020. En sus anteriores previsiones, esperaba un crecimiento de un 3,7% para 2019.

OCDE bajó sus proyecciones

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) bajó sus proyecciones de crecimiento y déficit para España en un contexto de mayor deterioro también para la economía mundial.

Para el año en curso, la organización supranacional estima que el PIB crecerá un 2,6%. Esta cifra equivale a dos décimas menos de lo previsto anteriormente y en línea con las nuevas proyecciones del propio gobierno español.

Sin embargo para 2019 y 2020, los pronósticos de la OCDE son más pesimistas que los del Ejecutivo. El organismo proyecta crecimientos del 2,2% en 2019 y del 1,9% en 2020.

“El crecimiento del PIB previsiblemente se desacelerará progresivamente al 2,2% y 1,9% en 2019 y 2020, respectivamente. La demanda doméstica se moderará al tiempo que la creación de empleo se desacelerará y el nivel de ahorro de los hogares se estabilizará al bajo nivel actual”.

Exportaciones españolas en riesgo

Respecto a los riesgos del escenario de las previsiones, la OCDE menciona un crecimiento más bajo de lo proyectado en el comercio internacional que podría dañar las exportaciones.

También considera que las turbulencias en los mercados internacionales y la incertidumbre política pueden minar la confianza del sector privado y reducir la demanda interna.

Por el contrario, la demanda doméstica podría mostrarse más resistente de lo previsto si finalmente la creación de empleo es más alta de lo inicialmente previsto.

En relación a la consolidación fiscal, la institución con sede en París proyecta un déficit del 2,7% del PIB en 2018 y del 1,8% en 2019, frente al pronóstico del 2,4 y 1,5% previstos anteriormente.

España aumentó su déficit comercial

El déficit comercial español entre enero y septiembre alcanzó los 24.187 millones de euros, un 30,3% más que en el mismo lapso de 2017, según datos del ministerio de Industria.

Las exportaciones aumentaron un 3,2% hasta los 212.163 millones de euros mientras que las importaciones aumentaron un 5,5% hasta 236.350 millones.

Economía mundial en desaceleración

Las tensiones comerciales y unos tipos de interés más altos están desacelerando la economía global, aunque por ahora no hay indicios de un drástico deterioro económico, dijo el miércoles la OCDE, reduciendo sus perspectivas para el próximo año.

La OCDE pronosticó que el crecimiento mundial se reduciría de un 3,7% este año a un 3,5% en 2019 y 2020. En sus anteriores previsiones, esperaba un crecimiento de un 3,7% para 2019.

La desaceleración del crecimiento mundial sería peor en los países no miembros de la OCDE, y muchas economías de mercados emergentes podrían sufrir salidas de capital por la subida gradual de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. La OCDE recortó sus perspectivas para países en riesgo, como Brasil, Rusia, Turquía y Sudáfrica.

La subida de tipos de interés también podría llevar a los mercados financieros a reconsiderar los riesgos a los que están expuestos los inversores, lo que provocará un regreso a la volatilidad, dijo la OCDE.

Para más información visite Cambio16.

Lea también:

El Tesoro español colocó 2.957 millones de euros en letras

 

Check Also

caso del procés

Tribunal Supremo revisará el 18 de diciembre su competencia en el caso del ‘procés’

El Tribunal Supremo fijó la vista del artículo de previo pronunciamiento del caso del procés …