Home / Cambio Financiero / Cosas que hacer tras una reunificación de deudas
reunificación de deudas

Cosas que hacer tras una reunificación de deudas

Cambio16
28/03/2018

El escenario de la “guerra”: Así son los aranceles comerciales en el mundo

La reunificación de deudas es una de las mejores soluciones para los casos en los que el endeudamiento ha crecido demasiado y los intereses suponen una parte demasiado grande de los ingresos mensuales.

Hay que tener en cuenta que cuando se realiza una reunificación de deudas el deudor sigue teniendo una situación financiera delicada. Se podría decir que lo que ha hecho es alargar el proceso de pago para reducir los pagos periódicos, pero la deuda por supuesto no desaparece. Una vez hecho esto, hay varias cosas que puedes hacer.

Ahorrar

Puesto que estarás pagando menos dinero mensualmente, podrás ahorrar una pequeña cantidad. En este sentido hay que ser inteligente financieramente. Si por tu préstamo pagas un 7% y por el dinero que ahorras te dan un 5%, te interesa hacer pagos anticipados de tu deuda cada vez que ahorres cierta cantidad, en vez de mantener ese ahorro en el banco. Quizá no tenga sentido hacer un pago anticipado de 100 €. Pero sí puede tenerlo el hacerlo cuando hayas ahorrado 6.000 €.

Hacer un pago anticipado suele conllevar pagar una comisión. Sin embargo, lo normal es que sea inferior a lo que acabarías pagando en intereses si no hicieras dicho pago. ¡Compruébalo antes!

Tener un colchón para imprevistos

Aparte de los pagos anticipados, guarda una pequeña cantidad para imprevistos. No la uses, aunque puedas hacer un pago anticipado. De esta forma si tienes un gasto extra inesperado, no tendrás que volver a endeudarte.

Olvidarte de tus tarjetas de crédito

No puedes aumentar más tus deudas. Cuando consigas una situación más holgada, gracias al menor pago mensual, debes aprender a vivir solo con una tarjeta de débito. Evita cualquier tipo de crédito o gasto financiero a mayores.

Seguir un presupuesto anual

Tener dinero disponible no debe ser excusa para aumentar los gastos. La reunificación de deudas es una de tus últimas oportunidades. Haz un presupuesto donde aparezcan tus ingresos y gastos. Reserva una cantidad para el ahorro y otra para el colchón de imprevistos. No te salgas de ese plan por ningún tipo de capricho.

La vida tiene sus propios antojos y habrá meses en los que necesitarás hacer gastos extra. Por esto, nos les añadas los tuyos propios. Hasta que no hayas conseguido tener la deuda bajo control, deberás ser muy disciplinado a cambio de poder vivir con seguridad.

Mantente al tanto del mercado

El mercado y sus precios varían con el tiempo. Los tipos de interés suben y bajan y si tienes la mala suerte de contratar la hipoteca de la reunificación de deudas cuando están muy altos, te puede compensar renegociarlos si estos bajan.

Lo mismo ocurre si asciendes en tu trabajo o comienzas a tener ingresos regulares más altos. Pueden ser buenas razones para tratar de renegociar tus condiciones o cambiarte a otra entidad que esté dispuesta a aceptar tu deuda a un menor interés

Eso sí, antes de cambiar, siempre ten en cuenta los gastos de las cancelaciones, ya que pueden hacer que no merezca la pena.

Check Also

A partir de este lunes, Estados Unidos y China se impusieron nuevos aranceles en guerra comercial, cuyo final no se vislumbra a corto plazo/Reuters

Estados Unidos y China se impusieron nuevos aranceles en guerra comercial

A partir de este lunes, Estados Unidos y China se impusieron nuevos aranceles, en una …