Home / Deportes / Penales en el Mundial: la agonía de los 11 pasos
Penales en el Mundial: la agonía de los 11 pasos
El portero ruso Igor Akinfeev se lanza para salvar un tiro penal del centrocampista croata Mateo Kovacic durante un partido de cuartos de final de la Copa del Mundo el 7 de julio de 2018

Penales en el Mundial: la agonía de los 11 pasos

Por Andrés Tovar
14/06/2018

La ronda de penales en el fútbol es uno de los momentos de mayor presión en todos los deportes. El destino de un juego, de un torneo e incluso de una carrera deportiva puede depender de algunas fracciones de segundo entre el pateador y el portero. Una presión que se eleva al máximo exponente si se trata de una final de Copa del Mundo, con más de la mitad del mundo mirando ese momento.

La Copa Mundial de Fútbol es pasión. Y cuando el partido entra en el tiempo extra, es un drama“, decía el ex presidente de la FIFA Joseph Blatter en 2006 durante la Copa del Mundo en Alemania. “Pero cuando se trata de penales, es una tragedia“.

Pero, por muy emocionales que sean, tienen su ciencia. O al menos, eso es lo que han tratado de determinar varios estudios del comportamiento, los cuales han puesto la lupa en dos constantes. Una, que hay métodos que tanto el pateador como el portero pueden usar para obtener ventaja. Y otro más curioso que tiene lugar antes de que comience el tiroteo: qué equipo va primero.

La ciencia de los penales

Antoine Griezmann en el punto de penales frente a Alemania
Antoine Griezmann en el punto de penales frente a Alemania

Los penales son una contienda terriblemente desequilibrada. Un arquero tiene que defender 17.83 metros cuadrados de área desde un tiro realizado desde un poco más de tres metros de distancia a una velocidad que puede llegar a 120 km/h. Varios cálculos coinciden en que la media de un portero para saltar con todo su cuerpo sobre el balón es de solo 0.3 segundos. Por ende, la mayoría de las veces, el portero necesita adivinar, de antemano, hacia dónde va la pelota. Y no debería sorprender que la mayoría de los tiros penales resulten en un gol.

Pero para los investigadores, los tiroteos en penales proporcionan un experimento natural primordial en psicología deportiva y un modelo de comportamiento útil para la teoría de juegos. Investigaciones realizadas por el Journal of Sports Economics o el Review of Economic Studies indican ciertos comportamientos recurrentes. Por ejemplo, si el puntaje es de 5-4 después de nueve disparos, el pateador final soporta una carga psicológica masiva que puede hacer que falle.

¿Quién está más nervioso?

Asimismo, otra comportamiento curioso que apuntan es que, al momento de llegar a la ronda, es el pateador el que está más nervioso. Pese a la ventaja natural para el pateador que mencionamos arriba, los estudios apuntan a que éstos experimentan un aumento de la presión. Fundamentalmente sabiéndose agotados luego de 90 minutos de juego. Con sus respectivos descuentos y las prórrogas.

Otra de las tesis en la que coinciden los estudios es que el nerviosismo se reduce en el equipo que sale de primero al punto penal. Lo que ha dado como resultado que un poco más del 60 por ciento de las rondas de penales analizadas, el equipo que disparó primero ganó.

No obstante, los espectadores sabemos que ir primero no es garantía de victoria. En la Copa del Mundo de este año, todos los equipos que salieron primero en la ronda de penales – España, Dinamarca, Colombia, Rusia – han perdido.

¿A dónde disparar?

Por su parte, estudios como los realizados por The Economist y la firma de análisis de datos Opta se han centrado en cuáles son los tiros más efectivos. Ambos establecieron que los lugares más difíciles de apuntar, las esquinas superiores de la portería, también son los más difíciles de defender. Según su análisis, solo el 2 por ciento de los balones que se apuntan allí son alcanzados por los porteros.

Entretanto, para los jugadores menos habilidosos, disparar al centro sobre el portero puede ser la táctica más efectiva. Como el portero básicamente adivina hacia dónde va la pelota y por lo general está preparado para saltar hacia la izquierda o hacia la derecha, es fácil pasar por alto el área central superior. Es el área donde los porteros hacen menos paradas. Los fanáticos del fútbol saben ésto. Incluso conocen la famosa técnica “a lo Panenka” que explota esta estrategia.

Esto se hace eco de hallazgos anteriores de investigadores de la Universidad de Chicago. Éstos fueron publicados en un estudio de 2002 en la revista American Economic Review. En cuanto a los tiros penales en las ligas de fútbol italianas y francesas, los investigadores encontraron que apuntar en el medio tuvo la mayor recompensa. También descubrieron que los pateadores y los porteros suelen irse a la izquierda (a la derecha del portero).

¿Veremos la tercera final?

Desde su introducción como método de resolución, dos finales de mundiales se han decidido en rondas de penales. Y, curiosamente, un mismo equipo asistió a esos dos agónicos momentos. La primera: Brasil vs Italia en 1994. Inolvidable porque marco para la posteridad a Roberto Baggio. El crack italiano voló el cobro decisivo, que terminó dándole su cuarto título del Mundo a la Canarinha.  Estadísticamente, el partido quedó 0-0, con marcador 3-2 en los tiros penales.

Y el segundo, no menos histórico, fue el Italia vs Francia en 2016. La Final de Zinedine Zidane terminó otorgándole revancha a los italianos, que en esa ocasión sí pudieron triunfar y se llevaron la tanda de penales 5-3 ante los Galos. El defensor Fabio Grosso se vistió de héroe, al anotar el último cobro azurri.

En este mundial de Rusia, ya hemos sido testigos de cuatro rondas de penales. La finalista Croacia llegó a ese punto en dos partidos. Y evitó por poco una ronda dramática en su partido de semifinales con Inglaterra, ganando 2-1 en tiempo extra. Mientras que Francia aún no decide ningún juego desde los once pasos. Ambas decidirán este domingo al campeón del mundo en un encuentro de máxima presión defensiva. El balón es redondo. Pero lo que la posibilidad de que llegue a los penales está más que viva.

Check Also

Roger Federer venció a Leo Mayer en los octavos de final en Cincinnati

Roger Federer venció a Leo Mayer en los octavos de final del Masters 1000 de Cincinnati por 6-1 y 7-6(6) para avanzar a siguiente ronda