Una empresa en Londres otorga días libres para pasar la resaca

Por Cambio16
01/09/2017

_____________

Dice, una empresa especializada en venta de entradas para espectáculos a través de smartphones, ha innovado en el mundo empresarial al otorgar a sus empleados días libres para que puedan disfrutar una noche de fiesta y se puedan recuperar de la resaca el día anterior.

La firma, que se encuentra ubicada en el barrio Shoreditch, ha informado que “Nuestros empleados ya no tendrán necesidad de hacer creer que atraparon un virus o aparentar que están enfermos y podrán simplemente decir a su jefe lo que tienen realmente”.

Con un mensaje y un ícono de “cerveza”, “enfermo” o “música”, el empleado podrá avisar a su jefe que no asistirá al trabajo por motivos de resaca, y tiene la oportunidad de tomarse cuatro días de descanso.

Resaca justificada

Una de las principales razones por las que la empresa otorga los días libres por resaca, es el incentivo al conocimiento musical londinense, para que de esta manera complementen sus labores.

“Todo nuestro equipo lleva la música en la sangre y algunos de sus principales contratos musicales son firmados después de un concierto. Les tenemos confianza y queremos que todo el mundo pueda decir francamente que ha disfrutado de un concierto nocturno. No es necesario simular una enfermedad”, indicó Phil Hutcheon, fundador y patrón de Dice, en un comunicado difundido el pasado jueves.

Londres es una capital que disfruta tener una ajetreada vida nocturna con grandes conciertos y espectáculos de cualquier tipo y género musical.

Restaurantes, pubs y discotecas abundan y desde agosto del año pasado, algunas líneas del metro funcionan hasta muy tarde en la noche durante los fines de semana para transportar especialmente a los fiesteros.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Álvaro Sequea

Avatar

Check Also

Otra forma de turismo: belgas veranean en los árboles

Otra forma de turismo: belgas veranean en los árboles

El turismo mundial afronta una situación delicada. Se espera que los viajes de ocio se retomen más rápido que los de negocios